The news is by your side.

Nuevas acusaciones a Lula por «donaciones» de Odebrecht

Lula dispondría de una organización llamada Instituto Lula en la que presuntamente recibía cuantiosas sumas de dinero de la multinacional Odebrecht.

La Policía Federal de Brasil acusó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) y a otras tres personas por donaciones irregulares que la empresa constructora Odebrecht habría hecho al Instituto Lula, creado por el exmandatario para promocionar su legado.

El comisario Dante Pegoraro Lemos sostuvo que hay «sólidos indicios de la práctica de delitos de corrupción activa y pasiva, considerando el pago de sobornos a agentes públicos en razón del cargo por él [Lula] anteriormente ocupado», según cita del diario O Globo.

Además de Lula, también fueron acusados el presidente del Instituto Lula, Paulo Okaotto, el exministro de Economía, Antonio Palocci y el expresidente de la empresa, Marcelo Odebrecht.

MÁS ARTÍCULOS
Bolsonaro elimina impuestos a más 400 productos de importación

Lula, Okamotto y Palocci fueron habrían cometido corrupción pasiva y lavado de dinero, mientras que Marcelo Odebrecht fue acusado de corrupción activa y lavado.

lula libre
El expresidente Lula salió en libertad anteriormente para afrontar lo que sería su último recurso para no tener que ir a prisión, sin embargo la justicia elevó su sentencia y ahora enfrenta nuevas acusaciones. © AFP

Donaciones que presuntamente eran sobornos

Según el informe policial, hay «evidencias» de que recursos que Odebrecht transfería al Instituto Lula como «donaciones» en realidad se restaron de una especie de cuenta corriente informal de sobornos, igual que se hizo con los recursos destinados a la compra del inmueble que albergaría la institución, según el portal G1.

La Policía sostiene que entre 2013 y 2014 Odebrecht, bajo la supervisión de su entonces presidente, inyectó al Instituto Lula cuatro millones de reales (985.000 dólares).

El expresidente Lula ya está imputado por otro caso conectado con este, por supuestamente haber recibido dinero de Odebrecht para comprar el terreno del Instituto Lula; el caso se está tramitando en primera instancia judicial y la sentencia podría conocerse en breve.

Tras esta nueva acusación, la investigación se remitirá al Ministerio Público Federal (fiscalía), que decidirá si presenta o no una denuncia formal contra los acusados.

Anteriormente habíamos informado que por caso previo del expresidente su pena había sido aumentada a 17 años, por lo que a la espera de futuras decisiones esta podría incrementarse aún más.

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.