The news is by your side.

Nacionalizar bancos privados, la propuesta de Benedetti que nos recuerda a Hugo Chávez

El senador Armando Benedetti, quien agarró camino para apoyar a Colombia Humana, había propuesto nacionalizar los bancos para atender la crisis del COVID-19.

1

La noticia del traslado de Armando Benedetti hacia Colombia Humana después de estar en el Partido de la U levantó revuelo entre la sociedad colombiana. El senador de la república declaró que su cambio de plataforma política se debió a temas de respaldo e inclusión. Al día Viernes de esta semana, el senador Petro le dio la bienvenida a su organización. Estando en entrevista con la periodista Vicky Dávila, Benedetti dio algunos detalles generales sobre su tránsito hacia el partido de izquierda. «Sí, soy petista y estoy en la Colombia Humana por eso. Yo he tenido unos proyectos desde 2002. Por ejemplo los temas de eutanasia, de no penalizar la dosis mínima, de los derechos LGBTI, del cambio climático […] Le digo esto Vicky porque en otro partido no puede encontrar eso» dijo el ahora político de Colombia Humana, aludiendo a que solo Colombia Humana lo respalda con esto.

En Marzo, el senador ya señalaba a los blancos como objetos de nacionalización para financiar la crisis del COVID-19. «¡Los bancos son los que tienen que financiar esta crisis!» exclamó el político, continuando con la proposición de que si se nacionalizaran, la crisis social se evitaría. A ocho meses de integrarse en Colombia Humana, Benedetti ya se mostraba afín a las ideas más radicales de la izquierda política. En entrevista con la FM, se quejó de que en el tema de los bancos lo dejaron sin ayuda estando en el Partido de la U. De manera contrapuesta, Colombia Humana sí lo apoya en sus acusaciones e iniciativas. «En esa pelea me dejaron solo. En este país subieron los intereses y no dieron un solo mes de gabela pero la Colombia Humana sí me ha respaldado en estas peleas» aseguró al medio.

Benedetti: ¿Más radical que Petro?

Con la proposición de nacionalizar los bancos, Benedetti podría figurar como un elemento igual o más radical que Petro, pero se define a sí mismo como de centro-izquierda. En la ya mencionada entrevista con la FM, mencionó que existe un enfrentamiento entre la derecha política y la izquierda, representada por Petro. Él, entonces, se declaró como de centro-izquierda… Pero ni siquiera Gustavo Petro se ha declarado públicamente a favor de la nacionalización de la banca. La propuesta tampoco se encuentra en el Plan de Gobierno de Colombia Humana, donde solo se avizora la creación de un banco público para proporcionar créditos a bajas tasas de interés sin condicionarse a la calificación crediticia. Por lo menos en este ámbito, Benedetti es más peligroso que Petro y sus ansias de nacionalización lo asemejan mucho a Hugo Chávez.

Chávez amenazaba a la banca venezolana con nacionalizaciones súbitas si esta no financiaba los estrafalarios (y fallidos) proyectos económicos de la Revolución. Su política del miedo, basado en «si no haces lo que quiero te liquido» es parcialmente similar a la de Benedetti. ¿Razón? Sencillo: Benedetti quiere nacionalizar la banca por no subsidiar el consumo (que es lo que él quiere) y en cambio seguir ofreciendo créditos. Además, Petro —quien es supuestamente más de izquierda— no declaró algo ni remotamente similar durante estos meses de cuarentena. Lo que más se acerca es su sugerencia de nacionalizar clínicas que obstruyen el acceso, esgrimiendo una noticia sobre un hecho falso. La nacionalización de industrias y sectores comerciales enteros, por otro lado, es algo propio de Benedetti y lo catapulta mucho más a la izquierda de lo que admite.

1 comentario
  1. Jesús Leal dice

    En México, durante el régimen de José López Portillo se hizo eso. La inflación subió a lo bestia; el dólar duplicó su valor no una, sino dos veces; y los únicos que se beneficiaron fueron los políticos y los banqueros, pues sabían de antemano cuando ocurriría cada devaluación….
    Y la gente común no podía sacar su dinero del banco, porque EL EJERCITO no los dejaba entrar.

    Mírense en el espejo de mi país; no cometan este error.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.