The news is by your side.

Bolsonaro: «asistiré a la ONU aunque sea en silla de ruedas»

El 8 de Septiembre Bolsonaro será sometido a una cirugía de abdomen y pese a los días de incapacidad dijo que irá a la Asamblea General de la ONU.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que el próximo 20 de septiembre asistirá a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas aunque le toque ir en silla de ruedas, luego de anunciar que deberá pasar 10 días en reposo tras una nueva operación en su abdomen que le realizarán el 8 de septiembre.

«Asistiré a la ONU aunque sea en silla de ruedas o en camilla; asistiré porque quiero hablar sobre la Amazonía y mostrar al mundo con suficiente conocimiento, con patriotismo, hablar sobre esta área ignorada por tantos gobiernos que me precedieron», afirmó el mandatario a periodistas a la salida del Palacio de la Alvorada en declaraciones que reproduce O Globo.

Bolsonaro será sometido el 8 de septiembre a una nueva cirugía que buscará corregir una hernia incisional, a casi un año de la puñalada que sufrió en un acto de su campaña electoral en el municipio de Juiz de Fora, Minas Gerais, informó el 1 de septiembre el propio presidente en Twitter.

MÁS ARTÍCULOS
Ysani Kalapalo, la indígena que viajó a la ONU para apoyar a Bolsonaro

Pese a evidencia normalidad ONU tratará el tema en la Asamblea

​El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo la semana pasada que la Amazonía será uno de los temas abordados en la próxima Asamblea General, luego de que el propio Instituto de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE, por sus siglas en portugués) informara que durante el mes de agosto se registró el mayor número de focos de incendios de los últimos nueve años.

Guterres sugirió inclusive organizar una cumbre separada de la Asamblea General, cuyo 74 período de sesiones se inaugurará el 17 de este mes.

Como habíamos informado en MÁS Libertad, una intensa recopilación de datos probó que la situación en la Amazonía es completamente normal en la actualidad, comparando datos históricos con los de 2019, pese a la oleada de incendios, tanto las hectáreas de Bosque perdido, como territorio cultivable, no son superiores a otros años durante los gobiernos de izquierda de Lula da Silva o Dilma Rousseff, años en que la ONU guardó silencio.

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciocho − 7 =