The news is by your side.

Brasil vende en US$ 4.170 millones compañía estatal de aguas residuales

La Compañía Estatal de Aguas y Alcantarillado de Río de Janeiro fue privatizada luego de venderse por más de 4.1 mil millones de dólares, con miras a recibir inversiones por más de 5.5 mil millones de dólares en infraestructura.

0

Este viernes comenzó (y culminó) la mayor licitación de servicios de agua y alcantarillado de la historia de Brasil con buenos resultados. Continuando con el régimen de inversión privada para provisión de bienes públicos y privatizaciones de Bolsonaro, se vendió la CEDAE. Esta empresa, acrónimo de Compañía Estatal de Aguas y Alcantarillado, proveía servicios de saneamiento insuficientes a los residentes de  Río de Janeiro. Debido a su servicio que deja el agua mal tratada y teniendo el estado de Río en quiebra, se solucionará ambos problemas con la licitación. Se dio un aviso de subasta a finales de octubre de 2020, y ya para el mes pasado 11 grupos empresariales estaban interesados en participar. Solo dos lograron adquirir los lotes. Los contratos están configurados para durar por 35 años y se acordaron inversiones multimillonarias en infraestructura, así como una solución del agujero fiscal.

La concesión fue dividida por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social en cuatro lotes cuyo valor inicial fue de 10.600 millones de reales. Cuando finalizó la subasta, el monto recaudado fue de 22.7 mil millones de reales (4.155 millones de US$) con un fondo de comercio del 187%. En definitiva, la venta superó con creces el monto mínimo establecido, algo que fue celebrado por las autoridades presentes. ‘‘Este momento marca nuestra historia y nuestra economía. Un gobierno enfocado en la libertad de mercado, la confianza en los inversionistas y la convicción de que Brasil puede ser diferente’’ dijo Jair Bolsonaro. El mandatario brasileño se encontraba acompañado por Claudio Castro (gobernador de Río) y el «chicago boy» Paulo Guedes (ministro de Economía). Las inversiones, realizadas por las empresas Iguá y Aegea, sumarán un total de 2.75 mil millones de dólares en los primeros cinco años de contrato.

Expectativas de lo que puede lograrse

La inversión total, no obstante, planea desempeñarse en los próximos 35 años y se cuantifica en 30.000 millones de reales, unos 5.500 millones de dólares. Aegea, una de las ganadoras de la contienda, adquirió el bloque 1 por 1.510 millones de dólares y el bloque 4 por 1.320 mil millones. Por su parte, Iguá ganó el bloque 2 con una oferta de 1.340 mil millones de dólares y el tercer bloque no fue adjudicado.

La empresa Aegea ofertó inicialmente por el tercer bloque, pero terminó retirándose (algo permitido en los términos de participación). Con la venta de los tres bloques, se recaudó un total de 4.170 millones de dólares estadounidenses, que no son lo único positivo. Para 2033, cuando el contrato culmine con la mitad de su plazo, se espera que el acceso a agua tratada y alcantarillado alcance las 13 millones de personas.

‘‘Un análisis de rápido muestra que la actual Cedae tardaría 140 años en universalizar los servicios’’ comenta el economista Claudio Frischtak. Eso —dice él— sin contar la mala calidad del servicio, que en diversas ocasiones ha dejado a los residentes sin agua. Si no se interrumpía el servicio, el agua tenía olor a tierra y olores extraños que aquejaban a la parte de los fluminenses con agua. Frischtak, que es fundador y consultor de InterB Consultoría, dice que los precios no serían un impedimento a la universalización de los servicios. ‘‘Esto se debe a que uno de los requisitos de la subasta es que, en términos reales, las tarifas se estabilicen’’ señala el experto.

Con información de Sputnik bajo licencia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.