The news is by your side.

Comité de Paro: desmonte del ESMAD y otras descabelladas ideas que quieren imponer

Analizamos las peticiones del Comité Nacional de Paro, como estas buscan socavar las fuerzas de seguridad y orden del país, además de ser inconstitucionales.

0

Pese a que los asistentes a las protestas no conforman ni el 0.5% de la población y los daños millonarios que han causado, hay exigencias. Estas exigencias provienen por parte del Comité Nacional del Paro de Colombia, que no conformes con no captar a nadie y consentir el destrozo de propiedad pública y privada, exige cosas irrisorias. En su documento de exigencias, el Comité del Paro.

Engañosas peticiones del Comité

En el primero de sus títulos piden dos cosas. O bueno, en realidad son varias cosas pero comenzaremos tratando dos. La primera es el desmonte del Escuadrón Móvil Anti-disturbios. La segunda es prácticamente el desarme de las fuerzas de seguridad y orden. Pueden consultar el documento escaneado por cortesía de WRadio aquí.

Exigencias en materia de protesta social por parte del Comité de Paro Nacional. Se señalan los puntos a tratar. Escaneo cortesía de WRadio.
Exigencias en materia de protesta social por parte del Comité de Paro Nacional. Se señalan los puntos a tratar. Escaneo cortesía de WRadio.

[irp]

Los problemas con la primera petición (punto f) son:

  1. Se está implicando la desmovilización de un cuerpo especializado de seguridad y orden para la contención de situaciones extraordinarias. Situaciones que como bien se ha mencionado al principio (pérdidas de millones de dólares, eso no lo causan protestas pacíficas) ocurren dentro de la protesta social.
  2. Mandar a un policía estándar implicaría riesgos para el oficial, ya que no tiene ni el equipo adecuado (protección) ni tampoco la capacitación al nivel de un agente especializado del escuadrón, que precisamente se prepara para eso.
  3. Si se desmonta la ESMAD y no se pueden crear cuerpos similares, ¿entonces se mandan agentes normales a contener las protestas? ¿Se va a arriesgar el personal por capricho del Comité Nacional del Paro?

Hasta aquí la noticia ya que ha podido confirmar usted lo que se ha mostrado. Sin embargo, si quiere saber los problemas que tienen estas peticiones y por qué son absurdas, debe quedarse. En los próximos párrafos esbozaré las críticas a estas peticiones señaladas para que vea como lo engañan a usted y a todos.

Desmonte del ESMAD: inconstitucional

Pero eso no acaba ahí. Otro problema (el cuarto) es que como bien he mencionado anteriormente, el principal deber de un Estado es garantizar la seguridad de los individuos. No detenta el monopolio sobre la violencia por gusto, si existe, para algo debe servir. Proteger los bienes e integridad física de unas personas implicando su defensa ante otra agresiva forma parte de esto. Si no, ¿para qué existe la policía? ¿Pagamos impuestos para que nos proteja de tsunamis o cómo? La Constitución Política de Colombia en su artículo 2 establece que:

Son fines esenciales del Estado que las autoridades de la república están investidas para proteger a todas las personas residentes en
Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias, y demás derechos, y libertades. Constitución Política de Colombia, art. 2

Eliminar la ESMAD significaría retirar la investidura en autoridad para la protección de las personas residentes en Colombia ante casos excepcionales (protestas). Sin embargo la capacidad para proteger bienes y libertades se sigue viendo opacada. Esto limita la capacidad misma del Estado para proteger a las personas (les gusta para lo que les conviene, pero para lo que sirve no lo quieren) y por tanto se contradice con el art. 2 de la constitución.

Si se envían a los oficiales normales, se expone su vida a riesgos innecesarios que se recargan sobre el ESMAD, pues exactamente para eso existe. También va en contra de la Resolución 5355 para la reglamentación del uso de armas de letalidad reducida, con el que voy a continuación.

La prohibición

Aunque pueda parecer de buena fe, esto tiene muchas trampas interiores. Los problemas de la prohibición de armas de letalidad reducida (punto g) son:

  1. Toda utilización de armas conlleva un factor de riesgo de lesión. En vez de decir que deben prohibir las armas de letalidad reducida por lesionar, mutilar o matar, deberían preguntarse qué arma NO es capaz de lesionar, mutilar o matar. Bajo esa lógica, hasta los tásers se deberían prohibir. Los tásers pueden llegar a matar a personas, como las que sufren problemas del corazón por ejemplo. El gas pimienta puede producir lesiones oculares (úlceras) o ceguera temporal, lo que cuenta como lesión. Incluso el recipiente del gas pimienta puede lesionar al lanzarse. ¿Entonces qué deben usar los agentes de seguridad y orden si no pueden ni con el gas pimienta?
  2.  Aquí entra la mayor treta. Las armas de letalidad reducida se utilizan en un intento de no usar armas de mayor calibre para salvaguardar la integridad del agresor del que se defiende el usuario de este tipo de armas. Esto es, en términos simples, para no maltratarlo mucho. Se podrían considerar como el paso previo al uso de armas de fuego. Si las fuerzas de seguridad no pueden utilizar este tipo de armas, ¿qué se pretende que usen para la contención de conflictos? Prácticamente quedarán desarmados. La lógica induce a pensar que si no dejan que se usen las armas que causan poco daño, menos van a dejar que usen las que causan más, como las armas de fuego. Entonces, o estaban muy fumados al escribir, o bien no saben lo que plantean. O, cabe la posibilidad, pretenden inutilizar a la policía durante los episodios de protestas.

Esto nos llevaría en ambas condiciones planteadas a un desarme de las fuerzas de seguridad. No solamente quieren retirar al único cuerpo formado especialmente para contener este tipo de conflictos, sino que también quieren desarmar a los agentes menos preparados, ni siquiera dejándolos usar armas que se emplean para no dañar tanto a los manifestantes agresivos. ¿Entonces los policías estarán de adorno? 

Liberación de todos los presos

Otra cosa destacable es que pese a que habrán detenidos inocentes, no se puede descartar que algunos hayan cometido delitos. Esto no le importa al Comité Nacional del Paro. Por tanto, exigen la liberación de TODOS los detenidos durante las manifestaciones. No importa si están detenidos con pruebas por gravámenes contra la propiedad, civiles o agentes, libérenlos.

Este poco discernimiento acerca de la liberación ignorando bajo qué condición se encuentra detenido alguien y su condición (esperando juicio o sin causas imputadas) es absurdamente irresponsable. Se podrían liberar criminales a causa de la presión y poca falta de criterio de esta gente.

Contradicción total

Si notamos el punto m, veremos que el Comité pide que empiecen las reparaciones del daño. Ahora bien, pasa que como ya vimos, también piden la prohibición del uso de armas de letalidad reducida (punto g).

He dejado nada más los dos puntos que se contradicen.
He dejado nada más los dos puntos que se contradicen.

Ahora bien. Para ser coherentes (asumiendo que el Comité Nacional del Paro lo sea) al pedir el adelanto de procesos de reparación del daño el Comité debería querer evitar en principio que ocurra. Si no ocurren, no hay sujeto dañado. No hay daño, sujeto feliz, nada que reparar y por tanto todo bien.

Sin embargo si esta gente no quiere desarmar a la policía pero tampoco quiere que los manifestantes salgan dañados (o que salgan dañados lo menos posible) debería saber que lo MENOS que le conviene es prohibir el uso de armas de letalidad reducida. Dos abogadas de la Defensa de la Policía Nacional han estudiado el uso de este tipo de armas. Concluyeron que esto reduce la cuantía de perjuicios provocado por el Estado. Cita ad verbatim:

Actualmente, ha sido estudiado por el Consejo de Estado, las diferentes demandas de reparación directa, en contra de la Institución, en razón al uso de las armas de fuego por parte de los miembros de la Policía Nacional, quienes en diferentes providencias han manifestado que es responsabilidad de la fuerza pública la utilización de estas, y se ha demostrado a través de las sentencias los cuantiosos pagos por parte de la Nación-Ministerio de Defensa-Policía Nacional; definiendo que si se utilizan las armas de letalidad reducida por los miembros de la Fuerza Pública los perjuicios pagados podrán disminuir, teniendo en cuenta que
las demandas contra la institución reducirían. Olarte y Huertas (2014).

De hecho, en el documento señalan que el Consejo de Estado llegó a la misma conclusión que yo. Las armas de letalidad reducida se deben utilizar para reducir las expectativas de lesiones y para asegurar la integridad del uniformado. Reitero, ¿entonces cómo las fuerzas de seguridad van a garantizar el orden sin estos dispositivos? Cito la resolución del Consejo de Estado en 2011:

En el servicio de policía se deben emplear todos los medios al alcance para reducir a los presuntos infractores o delincuentes mediante el uso de elementos de protección y de acción con letalidad reducida, de tal forma que se garantice la integridad del uniformado y se reduzcan las expectativas de lesiones o muerte de personas que de conformidad con la Constitución y la ley requieren ser sometidas. Jurisprudencia M.P Luis Rafael Vergara Quintero , 2011.

Ya no es algo que me inventé yo. Es simplemente sentido común. Las protestas no son un campo de rosas para mandar a los uniformados desarmados, pero tampoco la brutalidad. Está bien que se quejen del abuso de la fuerza… ¿Pero desarmar a la policía? Y más aún, si no quisieran desarmar a la policía pero no quieren que los protestantes salgan heridos, ¿entonces por qué piden la prohibición de las armas de letalidad reducida?

No sé ustedes, pero algo nada mal aquí…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.