The news is by your side.

Consulta Anticorrupción, ninguno de sus puntos sirve contra la corrupción

1

En la campaña por la Consulta Anticorrupción se ha olvidado poner en debate un aspecto fundamental, su falta de medidas efectivas contra la corrupción.

Ejecutar simultáneamente una política monetaria suave y una política fiscal estricta a mediano plazo es una tontería, solo respaldada por aquellos que nunca han conocido a un político. Este último siempre preferirá pedir prestado a tasas de interés cercanas a cero que tomar decisiones difíciles. Incluso antes de que el gobierno hiciera oficial su presupuesto para 2018, el Ministerio de Salud, Defensa, Educación, Infraestructura, TIC y casi cualquier otro que se te ocurra estaban maniobrando para obtener más dinero, casi siempre con el apoyo de sus irresponsables ministros.
[AdParrafo1]
Este impulso para gastar y acaparar cada vez mas dinero en casi todas las áreas va junto con una falta de voluntad entre los políticos para reducir los impuestos desde su nivel actual, que están, después de todo, en uno de los puntos más altos de la historia. El resultado es una continuación indefinida del déficit hasta que llegue la próxima crisis financiera y un terrible aumento de la corrupción. Esto es deprimente, sin embargo, el próximo gobierno puede al menos comenzar a implementar las reformas a largo plazo que Colombia tan desesperadamente necesita, pero primero debe mirar hacia adentro y revisar cómo funciona el gobierno.

El gobierno de Colombia sigue siendo ineficiente e insuficiente

La ‘austeridad’ (y, seamos sinceros, no solo tener un déficit por más de una década sino quererlo mantener no es realmente ‘austeridad’ en ningún sentido) ha fallado. En parte, eso se debe a que siempre fue el objetivo equivocado. «Austeridad» implica sufrimiento, y que gastar más es «un lujo», ¿y quién no preferiría el lujo a la austeridad? Pero gastar más no es algo bueno en sí mismo; ni gastar menos siempre es malo.

Lo que siempre ha sido necesario es una reforma, para que la carga sobre los contribuyentes pueda reducirse y mejorar los resultados de los programas gubernamentales reduciendo así el detrimento del erario público. No se elogia automáticamente al Presidente de una empresa privada por contratar a más personas o por ampliar las facturas salariales. Un empresario que acordó comenzar a pagar más a los proveedores sin ningún motivo discernible sería visto, con razón, como un loco. Pero no existe una división mágica entre lo público y lo privado. Hacer más con menos o lo mismo siempre es el secreto del crecimiento económico.

A menudo, el aumento del gasto disminuye la productividad del sector público y el incremento de la corrupción. Tomemos como ejemplo las EPS. Y analicémoslo términos generales, siempre cuando el gasto aumenta, la eficiencia en el servicio tiende a disminuir, con una fuerte correlación negativa entre los dos. Obviamente, las EPS necesitan ver algunos aumentos en el gasto cada año, pero lo más importante es que las EPS se vuelven más productivas y a la vez corruptas, pero no sucede lo mismo con el servicio prestan.
[AdsenseMitad]

Consulta Anticorrupción, ninguno de sus puntos servirá contra la corrupción

El gobierno trata de hacer demasiado y, a menudo lo hace mal, mientras no hace lo que debería. Si trabajas en el gobierno, puedes observar que una política bastante simple lleva meses, a veces años, para pulirse, mientras que al mismo tiempo terminan por incentivar el aumento de los poderes del gobierno cuando no puede ejercer los existentes de manera efectiva.

Los funcionarios públicos, en todos los niveles, necesitan una mayor responsabilidad por sus acciones. Si, es necesario pensar seriamente cómo se pueden aplicar las estructuras correctas de rendición de cuentas y evitar esa autonomía de lograr los resultados que deseen sin peligro de ser despedidos o castigados cuando sus políticas no funcionan, y ahí cuando parece que políticas como la Consulta Anticorrupción de Claudia López podrían ser la solución. Nada más lejos de la realidad.

Lo cierto es que hay una necesidad de reforma incluso más importante. El fracaso del gobierno y la razón por la que es más corrupto comienza con fallas en aparato que representa la totalidad del gobierno. Esto debe ser arreglado. De lo contrario, careces de las herramientas para luchar efectivamente contra la corrupción.

Fundamentalmente, los políticos a veces tienen razón al desconfiar de otros políticos por tratar de imponer su propia visión (o simplemente minimizar su carga de trabajo) aumentando delitos como la corrupción. Y los funcionarios públicos a veces tienen razón al pensar que sus amos políticos no se están aplicando adecuadamente a la tarea en cuestión.

Una valiosa oportunidad desperdiciada

Sin embargo, los políticos deben enfocarse en la reforma de la base. Harry Truman solía tener un lema que decía «el dinero se detiene aquí». Este debería ser siempre el caso. Los políticos en última instancia se quejan de todo el aparato corrupto que está debajo de ellos, pero el solo hecho de pertenecer a él los detiene en cualquier reforma que quieran intentar.

En lugar de la actual situación infeliz quejándose de la corrupción, los políticos deberían tener mayor interés en eliminar y reemplazar los niveles superiores de la burocracia. La Consulta Anticorrupción de Claudia López sería una grandiosa iniciativa si tan solo tuviera la intención de reducir al mismo aparato que trata de controlar pidiendo rendiciones de cuentas, reducción del salarios y mayores castigos.

Como parte del presupuesto general de la nación para el próximo año, es necesario que haya una consideración seria sobre cómo reformar todo el aparato del Estado, logrando así una reducción del gasto y por ende tener un control drástico de la corrupción. Pensándolo bien la ex Candidata a la presidencia por el Partido Verde y prosiblemente futura candidata a la alcaldía de Bogotá en 2019 tuvo una oportunidad inmejorable para comenzar dicha reducción con su Consulta Anticorrupción, pero no lo decidió así, haciéndose los ciega ante el gran problema, es triste pues terminaremos desperdiciando dinero (más de 300.000 millones) e ilusionando a los colombianos sin resolver los problemas que solo se pueden atacar de raíz empezando a cortar los tentáculos del Estado.
[AdsenseFinal]


Hace poco me enteré que Canadá piensa empezar sus primeras pruebas del uso de Blockchain como mecanismo para incrementar la transparencia de las transacciones que realiza el gobierno. Quizá Colombia que aún sigue renuente a reducir el tamaño de su Gobierno deba seguir los pasos de Canadá, y así por lo menos los políticos al ver que es más fácil ser pillados robando terminen por rechazar el hacer parte del Estado ellos mismos.

1 comentario
  1. […] || []).push({}); Como alguien que desea usar las herramientas del enemigo contra ellos, Boromir representa a aquellos que quieren usar el poder político para combatir los abusos del poder político. Al final, tales […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.