Press "Enter" to skip to content

Corea del Sur, impresionante ejemplo de libertad económica, aunque juega con fuego

A pesar de las malas políticas implementadas últimamente en Corea del Sur, es un buen ejemplo de cómo la libertad económica siempre trae beneficios.

Cuando doy discursos sobre la importancia de la política pública, comparto con frecuencia datos que muestran que las naciones pro-mercado son relativamente prósperas en comparación con los países con políticas estatistas.

Uno de los ejemplos más dramáticos es la prosperidad de Corea del Sur frente a la precariedad de Corea del Norte.


No es que Corea del Sur sea perfecta. Después de todo, solo ocupa el puesto 35 según el Índice de Libertad Económica del instituto Fraser.

Pero eso es suficiente libertad económica para estar en la categoría de los “más libres”. Y esto ayuda a explicar por qué los estándares de vida de Corea del Sur han aumentado drásticamente en comparación con el infierno económico de Corea del Norte (y verás algo similar si comparas a Venezuela y Corea del Sur).

El progreso de Corea del Sur frente a Corea del Norte

Definitivamente no soy la única persona que nota la diferencia entre las dos Coreas. Aquí hay algunos extractos de una de las columnas de Richard Rahn en 2017.

En 1960, Corea del Sur y Corea del Norte eran similares en pobreza. Ahora, más de 50 años después, Corea del Sur tiene un ingreso per cápita 20 veces mayor que el de Corea del Norte, con aproximadamente $38,000 por año, que es más alto que el de España o Italia. Los surcoreanos pasaron de un ingreso per cápita en 1970, que era aproximadamente el 10 por ciento del promedio estadounidense a casi el 70 por ciento en la actualidad… Los coreanos, tanto en el norte como en el sur, provienen de la misma reserva genética, hablan el mismo idioma y ocupan pedazos de tierra adyacentes con gran parte de la misma topografía y recursos naturales limitados. Corea del Norte es la consecuencia final del socialismo, que siempre contiene las semillas de su propia destrucción. El socialismo va en contra de la naturaleza humana, lo que exige que su gobierno se vuelva cada vez más autoritario: Corea del Norte es la Prueba documental A.

Pero Richard también advirtió que Corea del Sur no puede descansar en sus laureles.

Si bien el crecimiento económico por año promedió más del 9 por ciento de 1963 a 1990, ahora se ha desacelerado y el año pasado fue de solo 2.8 por ciento… una fuerte caída en comparación con décadas anteriores. Hay demasiada regulación innecesaria y contraproducente, incluyendo la falta de facilidad para crear nuevos negocios, las barreras a las importaciones y la inversión extranjera. En cualquier caso, Corea del Sur ha sido un gran éxito, pero probablemente no tanto como podría haber sido o podría ser si siguiera un modelo clásico de libre comercio y un gobierno más limitado, como lo practicaron Hong Kong y otros. El país está exhibiendo cada vez más la enfermedad de la mayoría de las otras democracias ricas y desarrolladas al dejarse seducir lentamente por la promesa de más servicios gubernamentales y regulación concomitante, en lugar de las políticas más duras y competitivas que crearon la riqueza. ¿Evitará Corea del Sur el estancamiento de Japón y gran parte de Europa? El jurado aún está deliberando.

El jurado aún puede estar fuera, pero hay cada vez más pruebas de que Corea del Sur está yendo en la dirección equivocada porque el presidente relativamente nuevo de la nación está aumentando la carga del gobierno.

Aquí hay algunos pasajes de un informe en el Japan Times .

Moon Jae-in comenzó su segundo año completo como presidente de Corea del Sur con un recordatorio de lo que no funcionó en el primero, a saber, sus políticas económicas… El autodenominado “presidente de los empleos” ha visto caer su números en las encuestas, que estaban en lo más alto… Moon, un progresista, fue barrido en la oficina en 2017 prometiendo una reversión del enfoque centrado en la Conglomerado-Agenda económica del derrocado presidente Park Geun-hye. Pero su plan de aumentar el salario mínimo en un 11 por ciento decepcionó… Más de tres cuartos de los 30 expertos encuestados por Bloomberg News el mes pasado predijeron que el crecimiento del empleo se desaceleraría este año, en parte debido al aumento de salarios… En un discurso en su conferencia de prensa el jueves, Moon se comprometió a mejorar la red de seguridad… y corregir lo que describió como “las peores formas de riqueza polarizada y desigualdad económica en el mundo”… Más de la mitad de los surcoreanos encuestados en otra encuesta de Gallup el mes pasado dijeron que la administración necesitaba “centrarse en el crecimiento económico, en lugar de en la distribución del ingreso”.

Por cierto, el artículo ni siquiera menciona que Corea del Sur enfrenta un gran desafío demográfico.

Tiene una tasa de fertilidad catastróficamente baja, lo que significa que el Estado de bienestar basado en impuestos y redistribución se volverá cada vez más inasequible a medida que la relación entre trabajadores y receptores cambie en la dirección equivocada.

La reforma de los derechos es la respuesta sensata a este problema como en Hong Kong, por ejemplo.

Pero eso obviamente no está sucediendo bajo el presidente Moon. De hecho, él quiere empeorar las cosas al expandir el Estado de bienestar.

Algunas personas en Corea del Sur se dan cuenta de que la demografía es un problema para su nación.

Express, con sede en el Reino Unido, analiza lo que podría ser la solución.

Las universidades de Dongguk y Kyung Hee en Seúl están realizando cursos sobre citas, sexo, amor y relaciones que se dirigen a una generación que está evitando las vida familiar tradicional… como parte del curso, los estudiantes tienen que salir con tres compañeros de clase durante un mes cada uno … El curso se ha expandido a la universidad Kyong Hee, que ofrece clases de “Amor y matrimonio” y a la universidad Inha en Incheon, una escuela de ingeniería especializada, donde los estudiantes ahora pueden inscribirse en lecciones sobre cómo priorizar el éxito y el amor. En 2016, el número de matrimonios alcanzó su nivel más bajo desde 1977, según datos de la agencia gubernamental Statistics Korea… La tasa bruta de matrimonios, el número anual de matrimonios por cada 1.000 personas, fue de 5.5 el año pasado, en comparación con 295.1 cuando las estadísticas comenzaron en 1970. Seúl ha gastado alrededor de £50 mil millones para aumentar la tasa de natalidad.

Soy escéptico de este enfoque, independientemente de cuánto dinero gaste el gobierno.

Los responsables de las políticas deberían centrarse en las cosas que pueden controlar, como la política fiscal y la política reguladora.

Y esta es la razón por la que el movimiento hacia la izquierda de Corea del Sur es tan decepcionante. Los políticos están empeorando las cosas en lugar de mejorarlas.

Incluso el New York Times informa que la agenda estatista de Moon no está funcionando.

Bajo el presidente Moon Jae-in, Corea del Sur ha aumentado los impuestos y el salario mínimo en nombre del crecimiento económico. Hasta ahora, no ha funcionado como estaba previsto. El crecimiento se ha desacelerado, el desempleo ha aumentado y los propietarios de pequeñas empresas… se quejan… Con sus políticas progresistas, el presidente Moon está tratando de abordar algunos de los mismos problemas económicos que afectan a los Estados Unidos y gran parte del mundo desarrollado. Incluyen una creciente brecha de riqueza, un crecimiento más lento y salarios estancados… Los problemas de Corea del Sur sugieren los límites del Estado para resolver problemas económicos, especialmente sin abordar los problemas estructurales subyacentes… Después de su elección en mayo de 2017, el Sr. Moon emprendió un cambio brusco en la política económica. Apoyó salarios más altos, restricciones más estrictas en las horas de trabajo y un mayor gasto en asistencia social, financiado por aumentos de impuestos a empresas y personas con altos ingresos… Moon ha pagado un alto precio político por su agenda. Su índice de aprobación se ha desplomado del 84 por ciento a mediados de 2017 al 45 por ciento en la encuesta más reciente de Gallup.

Más impuestos, más gastos, más regulación y más intervención. ¿Quién se cree que es Moon, Barack Obama o Richard Nixon?

Seguramente es sorprendente lo que pasa en Corea para que incluso el New York Times se vea obligado a reconocer que las políticas estatistas son contraproducentes.

Para terminar, veamos cómo el puntaje de libertad económica de Corea del Sur ha evolucionado con el tiempo. Como se puede ver, hubo una gran liberalización económica entre 1975-2005. Esa es la buena noticia.libertad economica en corea del sur

La mala noticia es que la libertad económica ha disminuido desde mediados de la década de 2000.


La caída es modesta, al menos en términos absolutos. Pero también es importante, como sucede con Italia, en términos de competitividad relativa.

El puntaje actual de Corea del Sur de 7.53 no es mucho más bajo que su puntaje de 7.67 en 2006. Pero esa leve caída, junto con los pasos a favor de las reformas que otras naciones han tomado, significa que Corea del Sur ahora ocupa el puesto número 35 en lugar del número 20.

Y los puntajes actuales se basan en las política en 2016, antes de que Moon moviera a Corea del Sur en dirección al estatismo. Esto no augura nada bueno.

PD: no espero que Corea del Sur se convierta en otro Hong Kong o Singapur, o sino al menos deberían buscar un progreso incremental en lugar de un deterioro incremental. Taiwán es un buen ejemplo de ese enfoque.

Este artículo apareció por primera vez en el blog personal de Daniel J. Mitchell.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *