The news is by your side.

Cuba legaliza el funcionamiento de las pequeñas y medianas empresas

La dictadura cubana emitió ocho decretos para reconocer, autorizar e integrar las micro, pequeñas y medianas empresas como parte de la economía cubana con el fin de «actualizar el modelo de Cuba».

0

El Consejo de Estado de Cuba aprobó hoy ocho decretos de ley para reconocer legalmente las pequeñas y medianas empresas y el trabajo autónomo. Bajo los parámetros de la nueva normativa, la contratación privada adquiere reconocimiento en la economía cubana, rompiendo el esquema vigente. Las microempresas pueden tener de uno a 10 trabajadores, las pequeñas empresas de 11 a 35 y las medianas empresas de 36 a 100. ‘‘Ya es un hecho: Consejo de Estado aprobó las normas jurídicas sobre MIPYMES, cooperativas y el trabajo por cuenta propia. Seguimos dando pasos firmes en la actualización del modelo económico de Cuba’’ anunció el presidente cubano Miguel Díaz-Canel en sus redes sociales. Por un largo tiempo, los actores privados esperaron el reconocimiento oficial, dadas las dificultades que sufren para obtener financiamiento y desarrollar actividades. Aproximadamente solo el 5% de los cuentapropistas (autónomos) cubanos obtuvo fondos del sistema financiero interno de Cuba.

La falta de reconocimiento derivó también en un sistema de contratación obsoleto donde los autónomos no estaban formalmente facultados para emplear. De hecho, antes de febrero los autónomos solo estaban autorizados para realizar 127 oficios, mientras que las empresas no tenían mención alguna. Por tanto, esta medida se suma a las anteriores de liberación económica, como la anulación de aranceles para bienes de capital. ‘‘En este sentido, las micro, pequeñas y medianas empresas constituirán un actor novedoso con un papel dinamizador en el escenario económico cubano’’ afirmó Johana Odriozola Guitart, viceministra del Ministerio de Economía y Planificación. De acuerdo a la funcionaria, la actualización normativa apunta a permitir la integración coherente de las MIPYMES en el ordenamiento jurídico cubano. No obstante, los sectores estratégicos como la salud, telecomunicaciones, energía, defensa y prensa continúan vetados para el sector privado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.