The news is by your side.

El Poopó desaparece, el segundo lago más grande de Bolivia se ha secado

0

El secado del lago Poopó en Bolivia es una muestra más de que los gobiernos socialistas autodenominados defensores de la naturaleza, no lo son en realidad.

El segundo lago más grande de Bolivia, el Poopó, se ha secado por completo, lo que pone en riesgo el sustento de las comunidades de pescadores dejando un desastre ecológico para cientos de especies.

El lago Poopó ya no puede sostener más vida, las causas de su extinción, a pesar de las excusas que el gobierno boliviano sobre el fenómeno del Niño, son la intensa contaminación a la que fue sometido y el explotación indiscriminada.

“El monitoreo al lago Poopó ha establecido que hoy está prácticamente seco”, afirma el ingeniero agrónomo Milton Pérez a la agencia EFE. El lago, que tiene una profundidad de 1,5 a 4 metros, ha visto cómo sus aguas se redujeron a nada.

Una de las causas de la desaparición de este ecosistema es la contaminación del lago, informa ‘El Diario’. Según un estudio llevado a cabo por Gerardo Zamora, de la Universidad Técnica de Oruro, las aguas del lago tenían elevadas concentraciones de arsénico, plomo, cadmio y zinc. Además de basura y residuos sólidos.

La destrucción del lago aumentó gradualmente desde 2016

Ubicado en una depresión poco profunda en las montañas del Altiplano en el suroeste de Bolivia, el lago se había reducido a solo el dos por ciento de su tamaño en 2016, que eran de aproximadamente 380 millas cuadradas, hoy prácticamente la totalidad del lago está seco.

El mal uso del suministro de agua y el hecho de que el gobierno boliviano de corte socialista no haya actuado a tiempo para manejar la situación fue una de las razones para el rápido secado del lago en los últimos años, decía en una entrevista Lisa Borre hace dos años cuando se empezó a presentar la situación, investigadora principal del Instituto Cary para el Ecosistema Estudios en Nueva York, que estudia los ecosistemas lacustres.

«El lago era muy poco profundo, solo unos pocos pies de profundidad, y estaba en un clima árido, por lo que su nivel fluctúa mucho con el clima», decía Borre, y aunque el Poopó se había reducido significativamente varias veces en el pasado, nunca había sido tan malo«.

lago poopo en bolivia totalmente seco
Las imágenes del lago Poopó en Bolivia son desoladoras, en su momento fue el segundo lago más grande, hoy se encuentra totalmente seco. Foto/AP.

Algunos científicos sugirieron en el pasado en un informe a National Geographic cuando el lago aún conservaba parte de sus aguas que la recuperación ya no era posible, hoy en día sus predicciones se han hecho realidad..

El gobierno boliviano culpa al El Niño y el cambio climático, y ciertamente aunque estos fenómenos jugaron un papel, nunca implementaron medidas para el manejo de la cuenca, planificación la cual en gobiernos socialistas es acaparada por el Estado, una vez más demostrando la ineficiencia de los mismos para proteger los recursos naturales.

El Poopó es una tragedia similar a la del Mar Aral

El lago Poopó obtenía la mayor parte de su agua del río Desaguadero, que fluye desde el lago Titicaca (el lago más grande de Bolivia). De acuerdo con el plan de gestión publicado, se supone que los administradores del agua debían permitir que el río fluyera hacia el Poopó, pero habían reducido la velocidad se a un goteo.

Titicaca tiene mucha agua, así que ese no es el problema, aseguraba Borre. Los funcionarios simplemente no abrían las puertas de control con la frecuencia suficiente para enviar agua por el río.

lago poopo en bolivia se ha secado totalmente
La tragedia para el ecosistema es terrible, hoy el Poopó en Bolivia ya no puede sostener vida. Foto/AP.

Parte del agua se desviaba para proyectos gubernamentales de agricultura y minería. E incluso cuando el agua está disponible, el río a menudo era obstruido por la sedimentación, debido a la escorrentía del desarrollo y la minería en el área.

Lo que le sucedió al lago Poopó no es diferente al secado del vasto Mar de Aral en Asia Central, dice Sandra Postel, directora del Proyecto de Política Global del Agua y Exploradora de National Geographic. En ambos casos, un sistema de agua cerrado estaba sobregirado, con más agua saliendo que entrando.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.