The news is by your side.

El precio de no saber elegir

Hace algunos días en medio de la agitación política en las redes sociales, redacté un trino citando al joven ex preso político Leswin Pérez, su frase del 22 de junio del 2.017 dice: “Mamá si algún día caigo en combate recuerda que tu votaste por Chávez y yo pagué tu error”,  en realidad lo leí el día en el cual lo publicó, pero nunca se borró de mi mente. Después de esto recibí una respuesta de su parte por interno, fue tan demoledora como la anterior frase: “Mi mamá no solo eligió un presidente, eligió el torturador de su hijo y el asesino de su nieto”, ¿Cuánto dolor ha vivido este joven?, mi imaginación no lo podría dimensionar y estoy segura que la de ustedes tampoco.

Luego de una breve charla Pérez me envió un corto pero aterrador recuento de lo que ha padecido en la tiranía chavista: “Entre los múltiples métodos de tortura; destacan el uso de bolsas roseadas con Gas Pimienta y Baygon (insecticidas) colocadas en mi cabeza con la intención de asfixiarme” se lee en su relato, esto ha sido poco en comparación con lo que después me contaría de su historia…

Quizá pocos comprendemos que un voto puede dar vida o instalar la muerte en un país, puede liberar o imponer grilletes en el alma y el cuerpo de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos… ¿Por cuánto negociamos la libertad de nuestros países?, ¿Un subsidio?, ¿La ilusión que despierta el obtener algo que no ha sido ganado con nuestro esfuerzo?, ¿El odio hacia una clase social?, ¿El supuesto castigo a un ex presidente?, ¿Cuál es el precio de la vida de tus hijos?. De algo estoy segura, nadie ante un reto histórico tan trascendental como lo es el de elegir entre la República y el populismo, la sumisión y la libertad, la vida y la muerte, “el humanismo” y la riqueza, podrá mañana declararse eximido de responsabilidades, ya sea por acción u omisión y en el peor de los casos por indiferencia; Venezuela hoy lo sabe, es claro y evidente que calculan el error en cifras de hambre, muerte, torturas, persecución, expropiaciones y la diáspora de quienes huyen del socialismo, ahí podemos dimensionar cuánto es el precio de no saber elegir.

MÁS ARTÍCULOS
Involución venezolana, ahora recogen agua en las laderas de montañas

Leswin no lo sabe, pero su historia me marcó, no es tan doloroso leer la bitácora del horror como escucharla en voz de quien la padeció… Él es uno de los jóvenes que se enfrentaba a balas con escudos de cartón, una, dos y tres veces ha sido detenido por la tiranía de Nicolás Maduro, los métodos de tortura que padeció van desde los físicos hasta los psicológicos. Este joven del movimiento de Resistencia de Altamira, tiene espíritu de héroe y sangre de libertador, quizá por eso sobrevivió a esto: “Así mismo fui víctima de electro- shocks en varias partes del cuerpo, el uso indiscriminado de esposas en las muñecas por las cuales era suspendido por horas, así como múltiples golpes en todas las zonas del cuerpo (cicatrices que aún permanecen en mi cuerpo) con tablas de madera ejecutadas por varios policías, al mismo tiempo fui llevado a un estado de desmayo y quedando inconsciente en múltiples ocasiones”, describe.

Cuando Hugo Chávez fue elegido Leswin solo tenía 9 años, su madre quizá nunca imaginó que el precio de no saber elegir lo llegaría a calcular con las cicatrices que su hijo tiene en el cuerpo, perdió la audición de un oído como consecuencia de haber sido torturado con un taladro, aún los perdigones alojados en su rodilla y una bala en su pie perturban su sueño noches enteras, el estudiante de 8° semestre de Derecho de la Universidad Santa María, hoy lejos de su país sigue luchando por la libertad de quienes se quedaron.

El próximo 27 de Mayo los colombianos elegimos entre La Republica vs El populismo, Leswin Pérez perseguido político, desde el exilio nos envía este mensaje:

MÁS ARTÍCULOS
El volumen de Bitcoins en Venezuela "llega a la luna"

“Muchas calles que de niño visitaba hoy tienen los nombres de mis hermanos que dieron todo por ver un país diferente. Muchos son los infiernos que vivimos quienes hoy día salimos huyendo para que no nos asesinaran y poder contarle a nuestros hijos que dimos todo, arriesgamos la libertad para verlos libre. Colombianos, vean el populismo del año 1.999 usado por un candidato en mi país y comparen con el candidato que ustedes tienen hoy”.

Que pronto sea conquistada la libertad para los venezolanos y que nunca nos sea arrebatada a los colombianos.

Gracias Leswin por inspirarnos con tu testimonio de lucha…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

once − 2 =