The news is by your side.

Estados Unidos y los Talibanes firman un acuerdo de paz en Doha

Pompeo, que llegó este sábado a Doha para participar en el histórico evento dijo que aunque "no es perfecto" han demostrado su voluntad de hacer la paz.

0

Los negociadores de los Estados Unidos y los talibanes se reunieron en Doha, Qatar, para firmar un acuerdo que coincide con el calendario de los Estados Unidos para retirar algunos de sus 13.000 soldados. Se espera que los talibanes, a su vez, corten los lazos con todos los grupos extremistas y eviten que los territorios de Afganistán se conviertan en refugios para los militantes.

Estados Unidos y el movimiento talibán firmaron el tan esperado acuerdo de paz en la capital qatarí de Doha el sábado.

La retirada de las tropas será gradual, y las fuerzas estadounidenses se reducirán a 8.600 en los primeros 135 días desde el anuncio del acuerdo, mientras que las fuerzas aliadas y de la coalición se reducirán proporcionalmente.

Las fuerzas residuales de todos los aliados involucrados y la coalición se retirarán dentro de los nueve meses y medio restantes, por lo que todas las bases serán abandonadas.

acuerdo estados unidos doha
Las partes mientras firmaban el acuerdo hoy en Doha. © REUTERS / IBRAHEEM AL OMARI

Liberaciones dentro de los acuerdos

Hasta 5000 talibanes serán liberados antes del 10 de marzo, el primer día de conversaciones intra afganas. Los restantes serán liberados dentro de los próximos tres meses. Estos se comprometen a que no representaran una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos y sus aliados.

Tan pronto como comiencen las conversaciones intra afganas, Estados Unidos comenzará el proceso de revisión de las sanciones en curso y las listas de recompensas emitidas para sus miembros, con el objetivo de borrarlas todas antes del 27 de agosto. También se comprometerá con el Consejo de Seguridad de la ONU y las autoridades afganas para que se borren las sanciones nacionales contra este grupo antes del 29 de mayo.

Estados Unidos se compromete a buscar la cooperación económica para la reconstrucción con el nuevo gobierno islámico afgano posterior al acuerdo y no intervendrá en sus asuntos internos.

A cambio, los talibanes tomarán medidas para evitar que grupos extremistas usen suelo afgano para amenazar la seguridad de los EE. UU. Y sus aliados.

Incluyen el envío de un «mensaje claro» de que quienes representan tal amenaza no tienen lugar en Afganistán. Los firmantes del pacto darán instrucciones a sus miembros para que no cooperen con dichos grupos o individuos y evitarán que recluten y recauden fondos. Solo otorgará asilo a las personas que no representan una amenaza para la seguridad y no emitirá visas u otros documentos a aquellos considerados como un riesgo.

mike pompeo
Mike Pompeo durante la reunión celebrada en Doha. © REUTERS

Después de la firma del acuerdo, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, enumeró las condiciones clave del acuerdo entre los Estados Unidos y los talibanes.

«Cumplan sus promesas, corten lazos [con grupos extremistas]. Sigan luchando contra Daesh», dijo Pompeo, dirigiéndose a los talibanes.

Agregó que el acuerdo fue «una verdadero reto», subrayando que Washington calibrará el ritmo de la retirada de las tropas con las acciones de los talibanes.

Trump celebra el acuerdo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por su parte, acogió con beneplácito el acuerdo como una medida para poner fin al conflicto más prolongado de los Estados Unidos.

«Estamos trabajando para terminarlo finalmente [el conflicto] más largo de Estados Unidos y traer a nuestras tropas de regreso a casa», dijo.

El jefe de la oficina política del grupo militante en Qatar dijo que se adherirán al acuerdo de paz firmado en Doha el sábado.

Abdul Ghani Baradar saluda al delegado de Estados Unidos posterior a la firma del acuerdo © REUTERS

«Estados Unidos y el movimiento talibán han concluido con éxito las conversaciones en Qatar. Felicito a todos por este logro. Cumpliremos con el pacto y, como fuerza política, queremos que sea implementado por los países vecinos», dijo Abdul Ghani Baradar.

A su vez, el presidente afgano Ashraf Ghani expresó su esperanza de que el tan esperado acuerdo de paz entre Estados Unidos y ellos conduzca a un alto el fuego permanente que a su vez traerá estabilidad a Afganistán.

Reacciones internacionales

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la alianza apoya la firma del acuerdo de paz entre Estados Unidos y el virtual ex grupo extremista.

«Este [acuerdo] es una victoria para la paz, una victoria para el pueblo afgano», dijo Stoltenberg.

La Unión Europea ha acogido con beneplácito el tan esperado acuerdo de paz firmado por Estados Unidos y los afganos como un primer paso hacia un proceso de paz negociado entre todos los afganos.

«La Unión Europea considera la conclusión de hoy de la Declaración conjunta de paz entre Afganistán y Estados Unidos y el acuerdo entre los Estados Unidos y los talibanes como primeros pasos importantes hacia un proceso de paz integral, con las negociaciones intra afganas en su núcleo», se lee en la declaración.

Instó a las partes a no perder esta oportunidad de una paz duradera que podría crear un ambiente de seguridad y estabilidad en un país devastado. Añadió que mantener la reducción de la violencia es una parte importante de ese proceso.

«La UE hace un llamamiento a todos los interesados ​​para que pongan los intereses de la nación por encima de todas las demás consideraciones, como responsabilidad colectiva de todas las fuerzas políticas afganas», concluyó.

La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) pidió la continuación de la reducción de la violencia en Afganistán y acogió con beneplácito el compromiso de las partes en conflicto para un mayor diálogo.

«Las negociaciones intra afganas son fundamentales para los esfuerzos de paz. Las Naciones Unidas agradecen el compromiso expresado por las partes en las negociaciones intra afganas; y les insta a avanzar rápidamente con sus preparativos para comenzar las negociaciones, incluso mediante la formación de una negociación verdaderamente representativa», dijo la UNAMA en un comunicado.

Las Naciones Unidas también expresaron su apoyo a un proceso inclusivo liderado por los afganos y pidieron medidas concretas para poner fin a todo lo que ha aquejado el pueblo afgano por décadas.

«Las Naciones Unidas enfatizan la importancia de continuar reduciendo la violencia, especialmente la violencia que perjudica a los civiles, e insta a todas las partes, en el período venidero, a redoblar los esfuerzos para reducir la violencia en el camino hacia un alto el fuego permanente y un acuerdo político duradero» dijeron en su declaración.

Desde 2018, Washington ha estado intentando negociar un acuerdo de paz que garantice la retirada de las tropas extranjeras de Afganistán a cambio de la garantía del movimiento de que el país no se convertirá en un refugio seguro para extremistas. Los representantes de las partes se han reunido regularmente en Doha para abordar el tema.

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.