The news is by your side.

Estonia celebró su aniversario de independencia de la Unión Soviética

Hace 30 años, el Consejo Supremo de la República de Estonia rompió lazos con la desaparecida Unión Soviética, pasando a ser un país insignia en desarrollo económico y social.

0

Un 20 de agosto de 1991, hace 30 años, Estonia recuperó su autonomía política y rompió todo vínculo con la Unión Soviética. Exactamente a las 11:03 de la noche, el Consejo Supremo del país báltico adoptó la Resolución sobre la Independencia Nacional, aprobada con 69 votos. Estonia pasó por casi 50 años de ocupación luego de que los soviéticos le coaccionaran a firmar pactos de «asistencia mutua» para establecer bases militares. Solo en 1940 se estacionaron más de 25.000 soldados soviéticos en Estonia, y entre 1940 y 1960 más de 50.000 personas murieron resistiéndose a la ocupación. La invasión soviética también deportó, en las dos mayores olas de expulsiones, a 20.600 personas declaradas «enemigas del pueblo». Investigaciones modernas apuntan a que el 70% de los deportados eran mujeres y adolescentes menores de 16 años, por lo menos hasta 1949.

renta per capita republicas ex sovieticas
Después de independizarse de la Unión Soviética, Estonia aceleró por tres el crecimiento del PIB per cápita. Fuente: Ourworldindata

Jüri Ratas, presidente del Riigikogu (Consejo Supremo), rememoró el momento donde Estonia recuperó su independencia del desaparecido bloque comunista. ‘‘Hoy hace treinta años, nos despertamos en Estonia con el sueño de vivir en nuestro propio país de acuerdo con nuestra propia voluntad. Ese mismo día, a las 11.03 pm, se hizo realidad contó el parlamentario’’ en un discurso dado el día de hoy. En todo el país hay conciertos y eventos que acompañan el izado de banderas para honrar la fecha de restablecimiento de la independencia. ‘‘69 mujeres y hombres que nos representaban tomaron una decisión que tuvo un gran impacto en nuestro futuro’’ continuó Ratas en su disertación. Después de recuperar su independencia, Estonia se volvió un país estrella. Entre 1991 y 2018, tuvo un crecimiento económico del 3% interanual, el doble del 1.46% al que creció siendo un país soviético.

Calidad de vida luego de la independencia estonia

La estancia de Estonia como república soviética fue tumultosa en una relación de subyugación, cuyo fin es hoy celebrado por los estonios. Peor de lo que ocurría con la población general de la Unión Soviética —que en varias ocasiones recurrió al capitalismo para solucionar problemas de escasez, falta de capital y proliferación de mercados negros— los estonios vieron retrocesos en su calidad de vida. Entre 1968 y 1994, la esperanza de vida al nacer se redujo un año y nueve meses, patrón que se repitió en los países bálticos (Letonia y Lituania). Luego de obtener su independencia y partiendo de su reconexión con el mundo, la esperanza de vida en Estonia aumentó 10 años (14.72%). Annely Akkermann, diputada del Partido Reforma Liberal, dice que el programa «Barrido Limpio» aplicado por el ex-primer ministro Mart Laar eliminó ‘‘todo rastro soviético’’.

paises balticos esperanza vida datos estonia
Esperanza de vida en los países bálticos, antes y después de caer la Unión Soviética. Fuente: Ourworldindata

Estas reformas, junto con la instauración de un sistema que repele la inserción de élites oligárquicas, mantienen a Estonia libre. Dando una muestra de su enorme diferencia con sus años como república soviética, Estonia es el país con mejor sistema fiscal del mundo. En realidad, está en ese puesto desde 2012, permaneciendo allí por casi diez años consecutivos en un entorno muy favorable al emprendimiento. Hay facilidades como la devolución del 100% de las tributaciones si tu empresa tiene un período de pérdida o cero impuestos si reinviertes beneficios. Eso sin tener en cuenta las enormes libertades humanas que se experimentan aquí. ‘‘Colocamos los derechos del individuo en el centro y trabajamos arduamente para construir una sociedad que respete los derechos humanos, las libertades y el estado de derecho’’ tuiteó Kaja Kallas, primera ministra de Estonia, sobre la recuperación de la independencia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.