The news is by your side.

Estonia se resiste a aceptar un impuesto global a las empresas

Keit Pentus-Rosimannus, ministra de Finanzas de Estonia, dijo que la idea de establecer un impuesto mínimo global del 15% a las empresas es perjudicial, denegando implementar un sablazo tributario.

0

Comenzando julio, las principales veinte economías del mundo (G20) asentaron un Acuerdo Fiscal Global con un importante pilar: crear un impuesto mínimo uniforme. El tipo mínimo se estableció en 15% y fiscaliza corporaciones con tasa de beneficios superior al 10% e ingresos superiores a 20.000 millones de euros. Integrándose al pacto, otras 110 naciones firmaron el esquema, formando un total de 130 países que respaldan el pacto fiscal. Las implicaciones del acuerdo son evidentes: eliminan la apreciada competencia fiscal, que recompensa con flujo de capitales a los países menos expoliadores. Aun con un panorama así, existen holdouts pues no todos aceptaron: ni Hungría, ni Polonia, ni Irlanda aceptaron y, como no pudo faltar, Estonia tampoco. Su ministra de Finanzas, Keit Pentus-Rosimannus, es escéptica de que elevar los impuestos sea beneficioso para su país. Piensa lo contrario: aceptar el pacto puede terminar haciendo más daño que bien a Estonia.

En palabras de la funcionaria, el acuerdo presentado por la OCDE es «excesivamente ambiguo» y «no del todo aceptable» para el país báltico. ‘‘Es demasiado vago, con detalles que podrían resultar perjudiciales para una pequeña economía abierta como la nuestra’’ dijo Pentus-Rosimannus anteayer. De hecho, el ministro insinuó que la propuesta fiscal promueve la evasión fiscal, cosa que el actual sistema estonio evita con incentivos poderosos. En vez de cargar con un impuesto corporativo, Estonia solo cobra impuestos sobre las ganancias retiradas, y retorna el 100% de los impuestos tributados si una empresa se encuentra en pérdidas, volviendo a cobrar cuando vuelva a números verdes. Estas características hacen al sistema estonio el más sólido del mundo acorde con análisis de la Tax Foundation. ‘‘Nuestro sistema no está diseñado para promover la elusión fiscal’’ negó Pentus-Rosimannus, según informaciones del Ministerio de Finanzas de Estonia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.