The news is by your side.

Éxito total en la apertura de campaña de Milei: ‘‘Vengo a despertar leones’’

Formalmente el economista Javier Milei se presentó como candidato a diputado en un acto que llenó 2.281 metros cuadrados de área con miles de asistentes y la intención de «reconstruir la Argentina».

0

Ayer Javier Milei estuvo en la mira de los medios locales argentinos pero, a diferencia de otras ocasiones, no fue por sus arremetidas. Esta vez el economista de 50 años causó furor por un rotundo acierto en su acto de apertura de campaña como candidato a legislador por el Ciudad de Buenos Aires. Por un tiempo, Milei planteó la posibilidad de lanzarse a diputado para destronar la política tradicional desde dentro. ‘‘El año pasado festejaba acá mi cumpleaños.  Me comprometía a que me iba a meter en política, que me iba a meter en el barro para sacar a los políticos con patadas en el culo’’ comentó en el acto. Para algunos, la propuesta resultó contradictoria con sus principios generalmente caracterizados como anarcocapitalistas, aunque actualmente más deslizados al liberalismo clásico. Sea para mal o para bien, muchas otras personas recibieron bien esta propuesta… Algo que quedó demostrado.

Milei presentó el acto en la Plaza República de Holanda, ubicada en Palermo (Ciudad de Buenos Aires), donde fue recibido por miles de personas. Tan siquiera llegar al escenario significó atravesar un muro de personas que agitaban banderas de Gadsden al grito de «¡viva la libertad!». Como promesa a las personas que asistieron al acto, principalmente jóvenes, aseguró que ese día comenzaría la «reconstrucción de la Argentina». ‘‘Hay que derrumbar el modelo defendido por la casta política, que lo único que logró es transformar el país más rico del mundo en uno de los países más pobres del mundo’’ instó Milei. Hoy, Argentina es uno de los países más miserables del mundo en el Índice de Miseria realizado por el economista Steve Hanke. Allí figura en el séptimo lugar, acompañando a países como Libia, Irán, Angola o Líbano.

Milei explotó 2.278 metros cuadrados de pura gente

La situación de Argentina no siempre fue así. Entre 1894 y 1896, Argentina fue el país más rico del mundo y para el período 1910–1930 tenía aproximadamente el 75% de la riqueza per cápita de Estados Unidos. Efectivamente, como señala el economista argentino Emilio Ocampo, Argentina fue relativamente próspera hasta 1950, cuando dejó de figurar en las principales 10 economías del mundo.Tal debacle es adjudicada por los liberales argentinos al populismo económico implantado por Juan Domingo Perón y sus sucesores, representados modernamente por la variante kirchnerista.

Desde 1946, las administraciones justicialistas gobernaron el 52% del tiempo, tendencia que se acentuó a partir de 1983, gobernando tres de cada cuatro períodos presidenciales. Con la inconformidad al tope y las responsabilidades claras (aunque negadas por el oficialismo), muchos ponen su esperanza en las candidaturas liberales. En las fotos tomadas del evento podemos ver a miles de personas abarrotadas en Plaza Holanda presenciando el acto de Milei. Algunos cálculos rápidos nos pueden indicar los números donde radica el éxito del primer acto de campaña del economista estimando la cantidad de área cubierta.

aforo plaza holanda acto milei
Aforo estimado en el primer acto de campaña de Javier Milei en Plaza Holanda, que tiene una superficie de 2.281 metros cuadrados. Cortesía: MapChecking (Anthony Catel)

Esencialmente, el promedio de personas que asisten a eventos públicos como mítines, marchas y manifestaciones son de 3 a 4 por metro cuadrado. La zona principal de la plaza, donde se celebró el acto de apertura, tiene unos 2.281 metros cuadrados de área (24.557 pies cuadrados). Si tomamos el rango mínimo (3 personas), la asistencia es de 6.844 personas, mientras que con el límite superior (4 personas) alcanza 9.125 personas. En todo caso, cubrir tanta área no es nada fácil, y menos para un outsider que se proyecta para leones y no corderos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.