The news is by your side.

Experto de la OMS insta a los gobiernos a dejar de lado las cuarentenas

David Nabarro, médico adjunto a la oficina del Director General de la OMS, declaró que las cuarentenas están elevando los niveles de pobreza y nunca debieron ser el método principal de contención.

0

El SARS-COV-2 ha provocado catástrofes a nivel global, pero no porque sea un virus peligroso en sí mismo. En estudios clínicos llevados a cabo en muestras controladas de infectados, se reporta que el virus solo mata al 0.9% de las personas sanas. Este porcentaje se eleva si la persona se caracteriza como comórbida, es decir, si tiene otra enfermedad además del COVID-19. Dicho estatus puede elevar la tasa de letalidad hasta el 10.5% si la persona posee problemas cardiovasculares, al 7.3% si tiene diabetes, al 6.3% si se tiene una enfermedad respiratoria crónica, al 6% si la enfermedad subyacente es hipertensión o al 5.6% si fuere cáncer. Siendo un virus contagioso, ha infectado a 37.801.526 personas (0.49% de la población mundial). De los infectados, 26.197.855 se han recuperado (70% de los infectados) y solamente 1.080.680 han muerto (menos del 3% de los infectados).

Por esta realidad, muchas personas se han empezado a preguntar si las cuarentenas y las indicaciones de la OMS eran adecuadas… Cuestionamiento que terminó por calar dentro de la misma Organización Mundial de la Salud para concluir con una rotunda negación. La OMS se habría contradicho dos veces a corto plazo durante la pandemia. La primera vez fue con el uso de los tapabocas, infiriendo que no eran capaces de evitar los contagios cuando en realidad sí lo eran. Se retractaron por elloLa segunda fue mucho peor porque tocaba los métodos de transmisión del SARS-COV-2 (virus que provoca la COVID-19). El organismo multilateral afirmó que el virus no se transmitía por vía aérea (o sea, que no podía permanecer en las partículas que flotan en el aire) cuando evidentemente sí lo hace. Si el virus no se fluyera por vía aérea, ni siquiera podría transmitirse mediante los estornudos.

La nueva contradicción de la OMS y por qué no es nada nuevo

La OMS se volvió a retractar, pidió ‘‘disculpas’’ y trató de hacer como si nada hubiere sucedido. Su actuación fue una total falta de responsabilidad dada la influencia que tiene no solamente sobre las decisiones gubernamentales, sino también sobre el comportamiento de la población. A medio plazo encontramos una tercera contradicción, esta vez expuesta por el Dr. David Nabarro, experto adjunto a la oficina del Director General de la OMS. Nabarro, en entrevista con The Spectator, dijo «Apelamos a todos los líderes mundiales: dejen de utilizar el confinamiento como su principal método de control. ¿Por qué diría que el confinamiento tiene que dejarse de usar intensivamente? Debido a una cuestión que él mismo reconoció: está elevando los niveles de pobreza. El funcionario de la OMS sostuvo al respecto que las cuarentenas ‘‘Sólo tienen una consecuencia que nunca hay que menospreciar y es hacer que la gente pobre sea mucho más pobre’’.

Esto ya se veía venir desde las primeras estimaciones del cómo afectaría una pandemia a la economía global. Olga Jones, economista del Banco Mundial, realizó en 2013 un trabajo titulado Pandemic Risk donde estimaba que el 70% del impacto de cualquier virus medianamente infeccioso sería indirecto. ¿Qué quiere decir eso? Pues que derivaría de las acciones que se toman para combatir el virus en vez de venir de las muertes del virus como tal. Esto provocaría cortes en la cadena de pagos, consumo del stock de capital, despidos, efectos trasladados a proveedores y reducciones en la producción. Además, en Mayo, los economistas Nikos Askitas, Konstantinos Tatsiramos y Bertrand Verheyden comprobaron que las medidas de aislamiento no se encontraban entre las medidas más efectivas para evitar contagios. Las restricciones a los vuelos internacionales y la cancelación de eventos públicos fueron mejores alternativas.

Los errores costaron caro

Si desde Mayo se sabe que las medidas de confinamiento eran inefectivas, llevamos por lo menos cinco meses con cuarentenas innecesariamente extendidas. Sin embargo, mientras los gobiernos nacionales se equivocaban extendiendo cada vez más las cuarentenas, la OMS también se equivocaba (y peor) mientras guardaba silencio. Se estima que el mundo ha perdido una producción de entre el 3 y el 4 por ciento del PIB, destruyéndose un valor añadido equivalente a entre 2.5 y 3.46 billones de dólares estadounidenses. Por lo demás, entre Mayo y Junio se perdieron más de diez millones de empleos solamente en Estados Unidos y los países más restrictivos con la cuarentena (como Grecia, España, Italia, Francia o Estados Unidos) tendrán una caída mediana del PIB equivalente al 8%, frente un 3.5% de los países más flexibles (como Suecia, Suiza, Singapur o Corea del Sur).

A la postre, la tasa de desempleo promedio de los países más intensivos en el uso de la cuarentena sería del 15.32%, contrastando con el 4.92% de los países menos estrictos. Estamos hablando de decenas de millones de empleos perdidos por un mal uso de las medidas para combatir la pandemia, todo por un error. Esto ha provocado que no solamente haya una disrupción en la OMS. También causó que casi medio centenar de expertos médicos hayan firmado la Great Barrington Declaration. Así como Nabarro hay 38 médicos reconocidos más que están conscientes de los daños que ha provocado la cuarentena y se unieron para firmar una declaración donde se asume el consenso de que la cuarentena no está funcionando. Exponen que el aislamiento dañan la salud mental, destruyen los ingresos de los trabajadores y es una locura mantenerlo hasta que salga una vacuna.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.