The news is by your side.

Expertos advierten que Kim Jong-un prefiere a la administración Trump

Analistas relaciones internacionales y geopolítica expresaron que la continuidad en las relaciones de Corea del Norte con los EE.UU es más realista bajo la administración Trump.

0

La administración de Donald Trump es reconocida a lo largo del hemisferio por varios motivos más o menos merecedores de atención, entre ellos darle un nuevo aire a la derecha regional. Pero las acciones que han trascendido a nivel mundial son sus movimientos de aislamiento y pacificación a nivel mundial. Hay tres ejemplos clave: La reducción de las cuotas militares estadounidenses en Medio Oriente, la no-iniciación de nuevas guerras y su reunión con antiguos enemigos de Estados Unidos… Sí, hablamos de las cumbres que tuvo con Kim Jong-un (dinástico dictador coreano) desde Febrero a Septiembre del 2019. Esta serie de acontecimientos han posicionado a la administración Trump como un bastión diplomático a pesar de su mala fama, y expertos han asegurado a EFE que las emergentes buenas relaciones con Corea del Norte solo parecen tener futuro bajo la continuidad de Donald J. Trump como Ejecutivo.

¿Qué dicen los expertos de la administración Trump y Norcorea?

Teniendo 27 escritos intercambiados y tres reuniones celebradas, la química entre los mandatarios de Estados Unidos y Corea del Norte es calificada como ‘‘buena’’. Es especialmente ‘‘buena’’ cuando se sabe que los líderes de ambos países no se han reunido en más de 60 años. ‘‘El actual régimen de la República Popular Democrática de Corea parece preferir la Administración Trump. Si hay algún acuerdo que potencialmente se pueda alcanzar, solo sería posible bajo Trump’’ explicó a EFE la Dra. Hoo-Chiew Ping, profesora adjunta de la Universidad Nacional de Malasia (Relaciones Internacionales). La preferencia es relativa, en tanto el único escenario que tendrían para comparar es uno donde mande Biden. En este escenario, presumiblemente habría condiciones similares a las que hubo durante la administración Obama. Ramón Pacheco Pardo, profesor asociado del King’s College de Londres, recordó que Biden admitió que aceptaría reunirse con Kim Jong-un con condiciones previas.

Según Pacheco Pardo, las condiciones previas parecen flexibles y restaría ver si Biden acepta o no las cesiones que haga Corea del Norte. Sin embargo, existe un consenso en que Corea del rechazó las condiciones establecidas por la Administración de Barack Obama, que fueron un rotundo fracaso. Por eso, Hoo cree que si Biden gana y su táctica hereda los rasgos de la anterior administración demócrata (algo plausible), las relaciones pueden verse estancadas. Andrei Lankov, profesor de Estudios Coreanos de la Universidad Kookmin, dio una declaración que está en sintonía con la hipótesis del estancamiento perpetuo derivado de imponer sanciones muy restrictivas. ‘‘A los norcoreanos les gustaría que Trump fuera reelegido. Sienten que pueden manejarlo’’ dijo Lankov.

¿Y qué dijo Kim Jong-Un?

La sensación de ‘‘poder manejar’’ es un sustituto decente de la sensación de control, bastante idónea para las relaciones con el hegemón americano. Esto hace que si las relaciones son más conocidamente afables con Trump, la cúpula de poder norcoreana se incline por preferirlo. Exactamente por eso es que Hoo-Chiew Ping diga que el líder de Corea del Norte solo crea que pueden conseguir acuerdos con Trump… Lo cual no es raro porque Joe Biden, exvicepresidente de los Estados Unidos y candidato demócrata a la presidencia, criticó a Trump por sus reuniones con Kim Jong-un. En Enero y como bien decía Pacheco Pardo, Biden dijo que no habrían negociaciones con Corea del Norte salvo que se acordaran condiciones previas. Pero hace no más de una semana, Biden llamó ‘‘ladrón’’ al mandatario cuando trató de apuntar una crítica a Trump.

‘‘¿Qué hizo él (Trump)? Él legitimó a Corea del Norte. Él habló sobre su buen amigo (Kim Jong-un) quien es un ladrón, un mero ladrón’’ dijo el candidato demócrata en el último debate presidencial. A pesar de insultarlo, mantuvo que se reuniría con él aunque con formas hostiles, lo cual no fue ni remotamente bien recibido. Desde mucho antes de esta controversia, la Agencia Central Coreana de Noticias había dado reversa a los repuntes de Biden dando una declaración cuando menos curiosa y sobre todo amenazante. ‘‘Los perros rabiosos como Biden pueden hacer daño a mucha gente si se los deja en libertad. Hay que matarlos a palos’’ bombardeó el medio. Estos conflictos vienen desde 2011, cuando la Agencia se burló de Biden porque se quedó dormido durante un mitin del ex-presidente Barack Obama.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.