The news is by your side.

Fernández: ‘‘A veces olvido que soy presidente y debo dar el ejemplo’’

Ante las críticas de la opinión pública por sus fiestas clandestinas en la residencia presidencial, el mandatario argentino Alberto Fernández se justificó diciendo que ‘‘se le olvida’’ que dirige un país.

0

A día de hoy, Argentina tiene el cuarto conjunto de medidas para combatir el coronavirus más restrictivo de Latinoamérica. En ciertos momentos de la pandemia, como entre el 15 de septiembre y el 9 de octubre de 2020, las restricciones llegaron a ser las mayores del mundo. Siguiendo datos del COVID Stringency Index elaborado por investigadores de la Facultad Blavatnik de la Universidad de Oxford, Argentina sigue con algunas de las medidas más fuertes del planeta comparadas en un mapa de calor. Pero mientras la población general debió resguardar distancia social, no podía ir a trabajar o salir de su casa, ciertas cosas pasaron en Quinta Olivos. Por una parte, el gobierno solo dio permisos para salir en circunstancias extraordinarias y por la otra, sus políticos hicieron fiesta. Las justificaciones de Alberto Fernández, presidente del país, fueron más desconcertantes.

restricciones covid 19 argentina indice
Argentina es uno de los países del mundo con restricciones anti-COVID más fuertes, algo que sucede desde hace un año. Fuente: Universidad de Oxford, Financial Times

Primero vamos con el contexto. En julio de 2020 la primera dama de Argentina, Fabiola Yáñez, cumplió años y el festejo se hizo en la residencia de la familia presidencial. Hubo varios invitados a la cena, aproximadamente unas veinte personas por lo que las fotos del evento pueden mostrar, algo que escandalizó a muchos. ¿Por qué indignó a tanta gente? Bueno, en ese momento los bonaerenses se encontraban impedidos para asistir a reuniones sociales, ni siquiera estaban facultados para salir a la calle. Los Decretos Nacionales de Urgencia (DNU) de Alberto Fernández dejaron a Argentina en ese momento como el quinto país del mundo con más restricciones. Rápidamente al surgir las fotos, las personas comenzaron a cuestionarse la coherencia de las acciones de Fernández, quien ya venía con una imagen muy dañada.

A Fernández se le ‘‘olvida’’ que es presidente

Intentando aliviar la incoherencia percibida por la opinión pública, Alberto Fernández se excusó de una manera muy peculiar. Para empezar, afirmó que invitar 20 personas a la residencia presidencial a una reunión social fue un descuido, un mero accidente.

‘‘Efectivamente, en la pandemia, por un desliz, por un descuido, se organizó una comida en Olivos que no debió haberse organizado. Yo no anduve con vueltas. En menos de 24 horas dije que pasó, que no debió haber ocurrido’’ argumentó Fernández en un discurso dado en La Matanza hace unos días. Aumentando el inri de sus declaraciones —que anteponen como un simple «error» el hecho de realizar una reunión social justo en el momento que impuso medidas precisamente para que el ciudadano corriente no hiciera reuniones sociales—, el presidente argentino confesó que a veces olvida que es… Presidente.

“Me muevo como un hombre común, me siento un hombre común. A veces no tengo en cuenta que soy el Presidente y debo dar el ejemplo” reveló Fernández. Con el daño hecho y atribuyéndolo a un error humano, el mandatario argentino busca reparar su imagen pública. La Quinta de Olivos queda cerrada hasta nuevo aviso debido al escándalo, aunque la medida se toma un año después de realizado el evento.

Del mismo modo, Alberto Fernández sugiere que aunque se disculpa por desobedecer sus propias órdenes mientras el resto debía acatarlas, podría ser peor. ‘‘Fue un error, lo asumí y pedí disculpas. Pero nunca ustedes me van a escuchar tener que pedir disculpas porque cerré el Ministerio de Salud,  el Ministerio de Educación o el Ministerio de Trabajo’’ espetó Fernández, refiriéndose a que el expresidente Mauricio Macri también debe disculparse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.