The news is by your side.

Greta Thunberg es nominada al Premio Nobel de la Paz por tercera vez

Nombrada como Persona del Año 2019 por TIME, la ambientalista Greta Thunberg ahora está nominada al Premio Nobel de la Paz 2021.

0

Mucha polémica existe en torno a la nominación de la organización Black Live Matters al Premio Nobel de la Paz, pero existen otras propuestas convulsas. A la par del líder de oposición ruso Alexei Navalny, la Organización Mundial de la Salud y Donald Trump, Greta Thunberg se perfila también como candidata. No sería la primera vez que aparece postulada, ya que en 2019 y 2020 también fue nominada pero no ganó en ninguna de las dos ocasiones. Con esta sería la tercera vez que la activista medioambiental es propuesta como candidata para ganar el otrora prestigioso premio. Quienes nominaron a Thunberg argumentan que merece el premio «por ser una de las principales voces en la lucha contra la crisis climática», recoge Reuters. La información se conoció después de que la agencia informativa encuestara a parlamentarios noruegos para conocer detalles sobre aquellos que optan por el premio.

Tal como no es la primera vez que la activista es nominada a un premio de tal magnitud, tampoco es novata ganándolos. Fue el 11 de Diciembre de 2019 cuando la revista TIME dio a conocer que Greta Thunberg fue nombrada Persona del Año. Ese día sustituyó a Charles Lindbergh — primer aviador que realizó un vuelo sin escalas cruzando el Atlántico— como persona más joven en recibir tal nominación. «Estoy, por supuesto, muy agradecida por eso, muy honrada» fue la declaración de Thunberg cuando se enteró de su nombramiento. De ganar este año el Nobel de la Paz, sería la segunda persona más joven en acreditarse este premio después de la paquistaní Malala Yousafzai. Yousafzai lo ganó por su titánica labor contra las actividades militares en el noroeste de Paquistán y el fundamentalismo religioso, casi costándole la vida.

¿Merece el Premio Nobel de la Paz?

Cuando se nominó a Greta Thunberg por última vez en 2020, los parlamentarios suecos que propusieron su nombre dieron una razón que sus adeptos comparten. Jens Holm y Hakan Svenneling, legisladores suecos del Partido de la Izquierda, dijeron que se merece el premio porque ha trabajado duro para hacer que los políticos de todo el mundo abran los ojos ante la crisis climática. Pero así como tiene admiradores, tiene críticos de alto calibre quienes no dudaron (ni dudan) en subrayar enormes gigantescos en el discurso climático de Thunberg. Uno de ellos es Niall Ferguson, historiador y profesor del Instituto Hoover adjunto a la Universidad de Stanford. Ferguson detalla que Greta no señala que la mayor parte del problema viene de China y, en cambio, ella se centra en Occidente. «China es el responsable del 60% del incremento de las emisiones de globales de CO2 desde que Greta nació» apuntaló Ferguson.

En efecto, China resulta más contaminante que Estados Unidos, Canadá y toda la Unión Europea juntos. Otro problema: los países que más consumen carbón son los de Asia y el Pacífico (3.2 veces más que Norteamérica, Europa y Eurasia combinados). «Mientras Greta viaja a Davos y Nueva York, no la veo en Beijing o Delhi» añadió Ferguson a su mensaje. Evidentemente esta es solo una parte de una sarta de errores, medias verdades y mentiras que Thunberg incluye en su narrativa. Solamente de su discurso en Davos (2019) se encuentran como mínimo cuatro errores vinculados a su ignorancia sobre los sistemas económicos y el mundo. De hecho, Steve Mnuchin (exsecretario del Tesoro estadounidense) se hizo conocido por mandar a Greta Thunberg a estudiar Economía. Por los ambiguos y resquebrajosos fundamentos detrás del activismo de Thunberg, es dudoso que exista mérito en ser galardonada (e incluso nominada).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.