The news is by your side.

Guillermo Lasso restringirá el culto a la personalidad en lugares públicos

Ni cuadros de políticos, ni estatuas, ni regalos, ni cargos para familiares o amigos: el Código de Ética del nuevo presidente de Ecuador limitará al máximo posible el culto a la personalidad y el nepotismo en la administración pública.

0

Aun faltando 11 días para su investidura, el conservador Guillermo Lasso (PSC-CREO) no pierde tiempo como presidente de Ecuador. Revelación de gabinete con predominio femenino, negociaciones para llevar a cabo una vacunación masiva y cierre de instituciones disfuncionales son sus acciones pautadas hasta ahora.

Hay una que, sin menosprecio de las demás, salió a reducir en los últimos días: el anuncio de un nuevo Código de Ética que limita a los funcionarios públicos.

Lasso, quien logró una victoria cerrada (52.42% de los votos) sobre Andrés Arauz, candidato de Correa, tuvo una entrevista con El Universo donde asomó detalles. “No se van a permitir personalismos […] Vamos a lograr una sociedad democrática donde no se rinda culto a la Presidencia” aseguró el presidente electo al medio, detallando los lineamientos.

Con el nuevo Código de Ética para la Función Ejecutiva, el mandatario busca cambiar la percepción sobre el funcionariado y limitar la corrupción.

La medida más destacada es la prohibición que se coloquen fotos del presidente, burócratas o políticos en los edificios públicos. De este modo se restringirá la promoción del culto a la personalidad desde la administración pública y el Estado, algo en lo que falló la administración anterior. Otra medida insignia se dirige a impedir el nepotismo dentro de la administración pública cambiando los criterios de selección de funcionarios.

Ya no se podrán designar funcionarios que tengan parentesco con las autoridades y la Primera Dama no recibirá sueldos ni viáticos simplemente por serlo. Algunos incisos del Código prohíben realizar recolectas entre funcionarios para comprar regalos a sus superiores, y también habrá límites para lo que reciban de terceros. Cuando el jefe de Estado viaje a otros lugares, dentro o fuera del territorio, no podrá recibir regalos valorados en más de 100 dólares estadounidenses.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.