The news is by your side.

Líderes de protestas tiran la toalla, empieza el reinado del terror en Hong Kong

La imposición autoritaria de la nueva Ley de seguridad nacional de China marca el final de Hong Kong que todos conocíamos.

0

Los líderes de las protestas por la libertad de Hong Kong que sacaron a millones a las calles a lo largo de 2019 y principios de 2020 están renunciando a la causa tras una nueva ley que permitirá a China castigar a los manifestantes aplastandolos con dureza.

Joshua Wong, secretario general del grupo de resistencia Demosisto, anunció que abandonaría la organización y agitaría efectivamente la bandera blanca en la cruzada por la independencia.

«[La ley] marca el final de Hong Kong que el mundo conocía«, dijo Wong. «De ahora en adelante, Hong Kong entra en una nueva era de reinado del terror, al igual que el Terror Blanco de Taiwán, con enjuiciamientos arbitrarios, cárceles en mazmorras, juicios secretos, confesiones forzadas, represiones de los medios y censura política».

“Con poderes radicales y leyes mal definidas, la ciudad se convertirá en un estado policial secreto. Los manifestantes de Hong Kong ahora enfrentan altas posibilidades de ser extraditados a los tribunales de China para juicios y cadena perpetua”, agregó.

Nathan Law, el presidente fundador de Demosisto, también anunció que dejaría el grupo, aunque dijo que planea luchar por la democracia «a título personal», sea lo que sea que eso signifique.

El Frente Nacional de Hong Kong también anunció que se disolvería. Aunque permanecen activos en otros países e insisten en que «hoy no es el punto final», ya no estarán activos en Hong Kong y su portavoz, Baggio Leung, quien anteriormente era miembro parlamentario en 2016, deja el grupo.

Amnistía Internacional confirmó que la revolución de la libertad en Hong Kong fue un fracaso, y China ahora tiene un control férreo sobre la ciudad.

«A partir de ahora, China tendrá el poder de imponer sus propias leyes a cualquier sospechoso criminal que elija», dijo el jefe del equipo chino de Amnistía, Joshua Rosenzweig.

“El hecho de que las autoridades chinas hayan aprobado esta ley sin que la gente de Hong Kong pueda verla te dice mucho sobre sus intenciones. Su objetivo es gobernar Hong Kong a través del miedo a partir de ahora”, agregó.

El gobierno del presidente Trump anunció ayer que Hong Kong estaría perdiendo su trato especial en consideraciones de política comercial debido a su rendición a la amenaza roja:

Estados Unidos tendrá que mostrar más determinación que Hong Kong para repeler la influencia de China si desea seguir siendo la principal superpotencia del mundo.

Con información de BLP. Por: Shane Trejo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.