The news is by your side.

Investigación advierte que el estímulo económico de Biden será fatal

Analistas de la Wharton School, la escuela de negocios más antigua del mundo, indican que el gasto descomunal propuesto por Joe Biden reducirá el tamaño de la economía estadounidense para 2022.

2

El presidente Biden se puso en marcha viajando por todo el país para presentar a los votantes su estímulo de 1.9 billones de dólares. La legislación incluye varias novedades: 1) Subsidios de ayuda de 1.400 dólares. 2) Una expansión adicional de seis meses de beneficios de desempleo súper generosos «temporales» cuyas remuneraciones pagan más que el trabajo. 3) 350 mil millones de dólares para rescates a gobiernos estatales y locales. 4) Disposiciones partidistas como un salario mínimo federal de $ 15, y… Mucho más, al punto de que economistas entrevistados por la FEE advirtieron que el paquete es un plan «económicamente injustificado» que «incentiva el desempleo». Pero con sus viajes y esfuerzos de presión, Biden espera persuadir a los votantes y congresistas de que el estímulo es necesario para la recuperación.

Sin embargo, un nuevo análisis salido de la Universidad de Pensilvania sugiere lo contrario. Los académicos de la Wharton School of Business analizaron el plan y encontraron que el derroche masivo (que cuesta aproximadamente 13.260 dólares por contribuyente) solo causaría un «leve repunte» en el crecimiento económico en 2021. Los académicos advirtieron que este pequeño impulso sería simplemente una «gratificación instantánea» pero con consecuencias brutales a largo plazo. La deuda pública (disparada debido a la explosión legislativa) socavaría cualquier ganancia posible en el mediano y largo plazo. ‘‘La existencia de la deuda debilita al resto de la economía’’, dijo Efraim Berkovich, analista de Wharton.  “Cuando el gobierno tiene déficits presupuestarios, el dinero que podría haberse destinado a inversiones productivas se redirige” agregó Berkovich.

¿Cómo el plan de Biden provocará efectos adversos?

‘‘Efectivamente, lo que estamos haciendo es tomar dinero de [algunas] personas y dárselo a otras personas para fines de consumo’’, detalló Berkovich. ‘‘Eso tiene valor para las redes de seguridad social y los beneficios redistributivos… Pero a largo plazo lo que hace es quitar el capital que necesitamos para hacer crecer nuestra economía en el futuro’’ concluyó. Ocurre que el costoso plan de Biden hará explotar la deuda nacional. Esto, según la investigación, conduciría a un efecto de “desplazamiento” de capitales en los próximos años a medida que se retire más dinero de los préstamos de las inversiones productivas del sector privado. En su lugar, se consumirán en deuda pública. Como resultado, los trabajadores verán una pequeña disminución en sus salarios para 2022 y una disminución mayor en sus salarios por hora para 2040.

En 2022, el número total de horas trabajadas en realidad se reduciría debido al plan. Entonces, concluye el estudio, el exceso de gasto de Biden en realidad conduciría a una economía más pequeña en 2022. Y también debemos considerar los otros elementos del plan de Biden que sabotearían la recuperación, como incluir un salario mínimo federal de $ 15. Esta disposición partidista eliminaría millones de puestos de trabajo, devastaría a las pequeñas empresas en dificultades y conduciría a precios más altos. Quizás se esté preguntando: ¿Por qué alguien apoyaría un estímulo que ofrece solo una pequeña ganancia a corto plazo a cambio de un perjuicio económico a largo plazo? Se debe a un error común en el pensamiento político que se centra en los beneficios observados sin tener en cuenta los costos invisibles.

Lecciones del pasado ignoradas

El afamado economista Frédéric Bastiat discutió este error fatal de la formulación de políticas en su ensayo «Lo que se ve y lo que no se ve en la economía política». ‘‘Una ley da nacimiento no sólo a un efecto sino a una serie de efectos’’, escribió Bastiat. Solo el primer efecto (intencional) lo prevén los políticos propagadores de esta falacia, mientras que los muchos colaterales permanecen ignorados. “Casi siempre sucede que cuando la consecuencia inmediata es favorable, las consecuencias finales son fatales y lo contrario”, prosiguió Bastiat. ‘‘De ahí se sigue que el mal economista persigue un pequeño bien presente, al que seguirá un gran mal por venir. Mientras tanto, el verdadero economista persigue un gran bien por venir, a riesgo de un pequeño mal presente’’ explicó. Es justo decir que en este caso, el presidente está pensando como un mal economista (o un buen político).

Biden sabe que los beneficios a corto plazo de los subsidios de 1.400 dólares en los buzones serán sentidos por millones de votantes. De hecho, se lo acreditarán directamente porque su nombre estará en los cheques. Sin embargo, es muy probable que los enormes y difusos costos impuestos a las personas por el plan a lo largo del tiempo nunca se remonten directamente a la legislación misma, sino que solo los observarán economistas y analistas que analizan datos y tendencias económicas. Por lo tanto, el estímulo propuesto por Biden puede ser simultáneamente una red económica negativa y un ganador político. Y, desafortunadamente, a muchos de nuestros políticos no les importará el resultado, porque el único perdedor en esta negociación política es el ciudadano estadounidense promedio.

2 Comentarios
  1. … [Trackback]

    […] Find More on that Topic: maslibertad.com.co/investigacion-advierte-que-estimulo-de-biden-perjudicara-economia/ […]

  2. … [Trackback]

    […] Read More to that Topic: maslibertad.com.co/investigacion-advierte-que-estimulo-de-biden-perjudicara-economia/ […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.