The news is by your side.

La clave para el verdadero crecimiento económico

lo que necesita la economia de colombia libre mercado

El tema económico es uno de los mayores intereses en los países desarrollados, de el depende la calidad de vida de sus ciudadanos y no nos engañemos, el dinero soluciona los problemas que a diario se pueden presentar en la vida de cada individuo, sería exagerado decir que el dinero compra la felicidad, pero lo cierto es que nos acerca más a ella.

Para que una nación crezca y prospere debe haber expansión económica, esto se da mediante el ahorro que fomenta la inversión, la inversión mejora las condiciones de los trabajadores y, a corto, mediano y largo plazo genera más puestos de trabajo.

Colombia en los últimos años ha visto retraído su crecimiento económico una inversión extranjera directa irregular, debido a la carencia total de ahorro, altos impuestos y al déficit que es una de las principales causas, a pesar de que Colombia crece un par de puntos cada año, también lo hace su deuda, realmente es un crecimiento insostenible. Decir que crecemos y mostrar cifras de rendimiento sin contrastarlas con la de la deuda adquirida cada año y el déficit es decir verdades a medias. Vamos a un precipicio y solo si el gobierno entrante se pone los pantalones y toma las medidas que debe tomar en un par de décadas podremos salir de esta crisis que se avecina.

La inversión extranjera directa IED en colombia reducida
Los datos de IED en Colombia no son estables

Tenía razón el tan satanizado economista, padre del neoliberalismo John Williamson al proponer como unos de sus puntos en tan brillante teoría la disciplina presupuestaria.

Un gobierno no puede crecer al menos que ahorre, si no ahorra por lo menos que no gaste más de lo que recauda.

En Colombia se gasta mucho más de lo que se recauda en impuestos y en las rentas, cuando un Estado gasta más de lo que recauda solo tiene 3 opciones para intentar hacer frente a este dilema:

1. Emitir más cono monetario 
2. Pedir dinero prestado 
3. Reducir gastos innecesarios


Lamentablemente el gobierno es experto en las dos primeras opciones, pero parecen desconocer por completo la tercera opción que es la más sabia y coherente.

Solo se puede imprimir papel moneda porcentualmente al crecimiento económico, por ejemplo, si Colombia crece 2% solo se puede imprimir 2% de cono monetario para satisfacer la demanda, si imprime más de lo que crece la economía, digamos un 10%, habrá inflación del 8%.


Al haber más dinero en la calle del que debería haber, sube la demanda de productos, estos a su vez, suben los precios al haber la misma oferta, pero más demanda y se genera una inflación equivalente al excedente del cono monetario que en este caso sería de 8%. Podemos decir que la inflación es el resultado de una política de estado de intervención de la economía.

MÁS ARTÍCULOS
Estados Unidos está desperdiciando recursos fabricando paneles solares
La polémica por la eliminación de los tres ceros
La eliminación de los tres ceros en los billetes colombianos parece inminente

El banco central al emitir papel moneda para intentar sobrellevar el déficit va a generar inflación como hemos visto, a su vez el gobierno para equilibrar el gasto público recurre a endeudarse con instituciones tanto nacionales como internacionales emitiendo bonos de deuda y dejando al país cada vez más endeudado y con una inflación galopante, que como pañitos de agua tibia y como medida para contrarrestar la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos aumenta sueldos, algo que fomenta aún más la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los colombianos.

Si analizamos el caso venezolano, en 2017, el gobierno de ese país aumento en 700% el salario mínimo, acto que solo aumenta el valor nominal (papel moneda) pero hace perder capacidad adquisitiva, ese mismo año la capacidad de compra de los venezolanos calló 70%, en este ejemplo podemos ver reflejado que el aumento del salario mínimo es una mentira y que el mercado se encarga de fijarlo por más intervención que halla.

¿Cuál sería la solución que debería implantar el próximo Gobierno para frenar el déficit, detenerla inflación y no emitir más deuda?

Primero, no imprimir más cono monetario al crecimiento económico de ese año, si es posible eliminar el banco central o sustituirlo por un ente privado que el Estado ausente del control del Estado. Segundo, empezar a Pagar deuda y no emitir más bonos de deuda pública. Estos dos puntos son los más fáciles, el más difícil es reducir el gasto del Estado, en uno tan derrochador, con tantos subsidios, que hacer cualquier recorte significaría un gran malestar popular.

Este gobierno debería concentrarse en un recorte de subsidios innecesarios y reforma al sistema educativo.

Teniendo en cuenta que aproximadamente el déficit de este 2017 fue de 30 billones de pesos se debería eliminar 4 subsidios.

Él estado gasta alrededor de 13 billones en subsidios, estos podrían bajarse a la mitad si se recortarán 4 de ellos:
1. $2,5 billones en energía 
2. $2,0 billones de familias en acción 
3. $1,4 billones en subsidios a la tercera edad 
4. $1,1 billones a la compra de vivienda

Estos impuestos son innecesarios teniendo en cuenta que el estado provee salud y educación básica gratuita para la gente de los estratos vulnerables.

Realizando estos recortes tendríamos un ahorro de más de 6 billones de pesos, cabe resaltar, que estos recortes deben hacerse progresivamente, o fomentaría la indigencia y la criminalidad.

En cuanto a la educación, el gobierno debería implementar un sistema parecido al sueco que se basa en el sistema de Voucher de Friedman.

Según cifras del DANE el presupuesto de educación para el año 2017 se calculó en 33,5 billones de pesos, un año de colegio de un estudiante público cuesta al Estado $3.696.911, en cambio uno de un colegio privado promedio de clase media tiene un costo anual de $2.050.718.

Quien conozca el sistema que planteó el gran economista de la escuela de Chicago sabe que se centra en reducir el gasto público, mejorar la calidad de educación y eliminar el monopolio del Estado sobre la misma.

  1. Se debe dar bono estudiantil mensual sobre un promedio de $2.050.000 anuales, el alumno podrá escoger en qué colegio quiere estudiar, esto creará una dinámica de Mercado sobre la educación que provocará que la oferta y demanda influyan generando mejor calidad y bajos precios de la educación. 
  2. Permitir que los gremios de profesores que quieran comprar la entidad educativa puedan hacerlo. 
  3. El bono debe entregarse mensual y solo puede ser canjeado en el colegio por educación. 
  4. Eliminar ministerios y secretarias de educación para reducir el gasto. 
  5. Las instituciones podrán libremente armar su programa académico para competir con otros institutos en calidad y enfocarse en las áreas que a su juicio el Mercado de estudiantes demanden.

En Colombia existen alrededor de 10,234,521 estudiantes en el sector público, 4,768,079 en básica secundaria media y 4,455,938 en primaria.

A un bono por alumno esto generaría un gasto de $20,9 billones de pesos, un ahorro de casi $13 billones en educación, se eliminaría el clientelismo, la corrupción y se mejoraría el nivel de la educación pública en el país, este sistema debería aplicarse progresivamente enfocándose en ciertas áreas y luego intentando que tenga una cobertura nacional.

Implementando estas políticas de reforma de la educación y reducción de subsidios estaríamos hablando de un ahorro de $19.6 billones de pesos del presupuesto nacional.

50% se debería tomar para reducir el déficit y el otro 50% para bajar los impuestos.

Hasta ahora estamos hablando de una reducción anual de aproximadamente $10 billones del déficit, pero si a estos le sumamos el efecto de la reducción de impuestos que provocaría mayor inversión, ahorro y dinamismo de la economía, sumado a una política de expansión de la base contribuyente, integrándose a gremios como los mototaxistas o conductores de UBER, generaría un efecto parecido al que provocaron las reformas de Ronald Reagan en EEUU.

Implementando estas políticas progresivamente se podría reducir casi por completo el déficit y la inflación en 5 años, en 10 podríamos empezar a crecer de verdad, reduciendo el Estado y eliminando gastos innecesarios, y me atrevo a decir que en 20 años podríamos estar hablando de un posible milagro chileno pero esta vez colombiano.


MÁS ARTÍCULOS
La economía GIG hace realidad los sueños de Karl Marx

Por Humbert Kelsey

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte − 8 =