The news is by your side.

La contradicción de René (Residente) entre lo que dice lo que apoya

Todo lo que Residente dice en su más reciente canción es cierto, sin embargo, hay una contradicción si miramos a los personas que apoya.

30

El artículo lo voy a comenzar con una pregunta: ¿Se puede ser más engañoso que Residente? Creo que todos los que leen este texto ya sabrán a qué me refiero. Esto es una crítica a René, la nueva canción de Residente. Yo había estado intentando evitar escucharla para no calentarme la cabeza, veía los posts, el debate, los memes. Algo andaba mal con esa canción y, sabiendo quién es Residente, probablemente me molestara de gratis.

Pero una petición que se me hizo fue realizar este artículo, entonces escuché la canción y definitivamente es inaguantable lo que dice Residente. Ya no es algo que hago «porque toca» sino porque es increíble lo vendido que hay que estar para ser Residente y cantar «René». El problema no es que alguien cualquiera componga y cante una canción así ¿Por qué? ¿Acaso tengo algo contra Residente en particular? Sí.

Hace casi dos años, Residente tuvo un conflicto con un rapero nacional llamado N.K Profeta. Este último lo criticó en la canción Señor Residente por haber apoyado a Chávez. Este personaje que lleva por nombre René Pérez y es conocido por su nombre artístico Residente, habló con Chávez y usó su propio perfil artístico para promocionarlo. «Chávez nominado mejor artista pop» es lo que rezaba la camisa de Residente en 2009 durante los MTV Awards.

Residente chavez nominado mejor artista
Residente en los MTV Awards 2009 con una camisa que reza: ‘Chávez nominado mejor artista pop’.

Cuando uno desprecia las ideas totalitarias, socialistas y además rechaza la dictadura, no te reúnes con un tirano socialista… Menos aún lo nomina «Mejor artista pop». Aunque la evidencia en su contra es abrumadora, Residente sacó un tibio, débil y pésimo argumento: «El que votó por Chávez fuiste tú». Lo dijo como si nunca hubiera tenido nada que ver con Chávez, Residente nada más dejó entrever un carácter de persona cobarde. No fue capaz de afrontar la realidad de que la influencia masiva que posee como artista es superior a un mero voto que tiene el 0.0000001% de probabilidades de influir en una elección. No fue capaz de asumir que apoyó públicamente a una persona que destruyó un país entero.

¿Un error de Residente?

Quizás un error se cometa una vez. En 2013, el señor René tenía 35 años, y quizás no haya madurado por completo. Hay personas que no lo hacen, y él probablemente forme parte de ese grupo. Tampoco hay que suponer que las personas no se pueden equivocar después de cierta edad, total «todos nos podemos equivocar». Pero, ¿y por qué hoy con 42 años comete el mismo error al apoyar a Bernie Sanders?

Chávez al llegar al poder en 1998 se vendía a sí mismo como un demócrata, humanista y decía que no era socialista. Eso lo podemos encontrar en una entrevista de la cual se extrae un audio para la canción de MC Hayek «Apunta a la Cabeza». Sanders, en principio, podría ser peor que Chávez porque se vende directamente como socialista.

Residente rené chavez sanders
A la izquierda, Residente reunido con Chávez en 2008. A la derecha, Residente reunido con Bernie en 2019.

Bernie no tiene pudor, ni discreción, ninguna reserva por nada: es socialista. De todas formas esto no parece importarle a Residente, quien debería ser lo suficientemente viejo como para entender lo que sirve y lo que no. Lo apoya sin importar qué. Incluso tiene un video con él en donde hablan de cómo destronar a Trump. Residente es un hipócrita porque mientras aún a día de hoy apoya ideologías de muerte y miseria, lanzó una canción de una supuesta depresión donde se quejaba de que se tuvo que exiliar, que fue pobre, que su abuela murió, que mataron a la mitad de sus amigos y que su mejor amigo murió por la represión policial.

De Venezuela han salido más de 4 millones de emigrantes, el 94% de la población está en situación de pobreza, 20% de la población subnutrida, casi 7000 asesinados al año a causa de la represión policial y también es el país más inseguro del planeta si nos vamos en términos de muertes. Ah, se me olvidó, también tenemos la octava economía más frágil del mundo, al nivel de países africanos. Aquello que aqueja a Residente es lo mismo que vivimos los venezolanos, a razón ideas que él mismo apoyó y que aún apoya. Si lo hace de forma solapada no es más que una muestra de que efectivamente es una de dos cosas.

1. Alguien infantil que no sabe ni siquiera lo que hace.

2. O una persona a la que no le importa ser coherente mientras venda.

Doble moral

Yo supongo que sería más probablemente la segunda opción. Por más de que se haya quejado de que «En la industria de la música todo es mentira» lo cierto es que esa canción está en Apple Music y en Spotify. No nos va a mentir con que no se aprovecha del sistema mentiroso. Dice que seguirá de gira «porque su hijo necesita comer», ¿entonces por qué no busca otro empleo? ¡Que haga como los venezolanos! Aquí y en el extranjero hacen de todo para sostener a sus familias y buscan cualquier empleo. Lavaplatos, colectores, albañiles, cocineros, limpiadores, carpinteros, pintores, guardias de seguridad, cajeros y hasta jugadores de Runescape; hombres y mujeres que hacen lo que sea.

¿Por qué si tanto le incomoda a Residente lo que pasa en la industria no se va y se busca otro empleo? ¿Por qué él no va y hace lo que hacen los venezolanos para sustentarse a ellos y a sus familias con lo poco que pueden? No, prefiere vivir con la conciencia sucia pero con los bolsillos llenos.

Prefiere las comodidades de vivir trabajando en una industria rica que vende servicios caros. No quiere volver a donde empezó. Quiere seguir haciendo lo que hace y sacando canciones diciendo que está «deprimido» pero que nada más por hacerlo le caigan bolsas llenas de dólares. No se tiene que molestar en responder críticas porque tiene gente borrega que lo defiende. Es una mera queja caprichosa y por gusto.

Lo que hace Residente más que arte es basura porque carece de trasfondo y sentido artístico. La profundidad de su arte desapareció cuando vendió sus principios. El sentido artístico de lo que hace brilla por su ausencia cuando cambia el amor al acto por el rédito comercial. El arte perdió el significado cuando se fuerza y no se deja surgir de manera espontánea, cuando el objetivo va más allá de la expresión humana… ¿O apoco para qué diablos creen que está en plataformas de streaming por suscripción paga? ¿Por qué creen que sus vídeos tienen anuncios?

Porque lo que escuchan no es arte, es un servicio de venta de empatia con la cual Residente se llena los bolsillos. Y mi problema no es ese. Mi problema no es que cante sobre la depresión y nade en plata mientras lo hace. Mi problema, y creo que es el mismo que hacemos muchos críticos de él, es que mientras adjudica su depresión a experiencias negativas en su vida, promueve que esas experiencias les pasen a otros. Ah, y también porque se nutre —como todo buen socialista hipócrita, igual que como su amiguito socialista — del mismo sistema que dice que lo trae enfermo.

Mientras él se queja de que tuvo que migrar, promueve un sistema que hizo migrar a 4 millones de seres humanos. Mientras él se queja de que su abuela murió, este sistema le comió los ahorros de toda la vida a los ancianos y muchos mueren de infartos por cobrar 4$ al mes. Pero adivinen qué: Hay nietos cuyos abuelos murieron pero no pudieron verlos más, ya que están fuera del país intentando construirse un futuro. Mientras él lamenta su pasado de pobreza, aquí hay 94% de personas pobres en la octava economía más débil del planeta, culpa del sistema que él apoya.

Sin embargo la vida fue buena con él dándole una beca que lo ha llevado a donde está… Cuantos estudiantes no quisieran si quiera tener ALGO QUE COMER antes de ir a la escuela. De becas ni hablar porque el sistema educativo no está en capacidad de becar, hay deuda del 220% del PIB, el Estado está quebrado. Probablemente Residente nunca lea esto, ni mi crítica ni nada de lo que han dicho otras personas quienes también han sido bastante agudas a la hora de marcarle sus errores y tirarle abajo su máscara. Sin embargo esto se hace más por la gente que por intentar cambiarlo. Al final el camino hacia el infierno está lleno de buenas intenciones.

Este sitio usa cookies para mejorar tu experiencia. asumimos que las aceptas, pero también puedes leer más al respecto. Aceptar Leer más