The news is by your side.

¿En qué consistió la estrategia del chavismo en de la Asamblea Nacional?

Examinaremos de qué trata y cuáles son los fines de las elecciones de ayer en la Asamblea Nacional de Venezuela, donde Juan Guaidó fue ''destronado''.

0

Mucho se ha hablado en Venezuela del desastre ocurrido durante la elección del presidente de la Asamblea Nacional, el cinco de Enero. Se eligió a Luis Parra y después a Juan Guaidó. La gente anda alterada, sin entender qué sucede, ni qué implicaron las elecciones de ese día, ni si son válidas o no, o hasta qué punto , quién hizo esto, por qué, en fin. La cosa es que, en tanto caos, hay que tratar de entender por qué pasan las cosas y cuáles son los fines. Mientras más rápido entendamos lo que pasa, más rápido podremos solucionar estos problemas al hacerles frente.

Motivos

Así que este artículo es un intento por explicar lo que pasó ayer y lo que implica. Hay muchas dualidades y debo advertir: En el peor de los casos, tenemos 3 presidentes y 3 Asambleas Nacionales. Afortunadamente, solo hay una Asamblea Nacional de origen legal y un solo presidente legítimo que, para bien o para mal, es Juan Guaidó. Eso lo he explicado en este artículo. Igualmente, aquí también hay una explicación (más profunda) del por qué es lo es.

Y digo afortunadamente no porque yo quiera a Guaidó en ese puesto, sino porque es mejor que el peor de los casos y en comparación con eso es una fortuna (en el escenario real, no el ideal). Ahora: ¿Por qué pasa esto y por qué sigue siendo presidente? ¿Por qué fue presidente? ¿Y entonces qué pasó ayer? ¿Por qué puede ser posible que haya 3 presidentes y 3 Asambleas? Bien, se enterará en los siguientes puntos.

[irp]

Si no quiere entender a profundidad, le aviso que al final explico que Luis Parra (presidente de la AN supuestamente designado por el chavismo) y compañía son todos unos vendidos al régimen y es, dentro de los confines de la lógica, imposible que no lo sean.

Antecedentes

Actualmente y como todos sabemos, el presidente interino de Venezuela es Juan Guaidó. Esto no es porque Guaidó sea bonito, sino porque los artículos 229, 233 y 350 de la constitución permiten que lo sea. Actualmente, existe una usurpación de poder por violaciones a aproximadamente 8 leyes (entiéndase compendios de disposiciones legales) distintas por parte de Nicolás Maduro, incluyendo la constitución.

Esto, sumado a irregularidades en las elecciones presidenciales de 2018 -incluyendo inhabilitación de candidatos e impedimento de participación- hacen ilegítimo su mandato. Sin embargo, lo central es el que incluso el mismo origen de las Elecciones de 2018 es ilegal, puesto que fueron adelantadas por la Asamblea Nacional Constituyente.

Lo relevante para determinar la ilegalidad del acto es que los resultados de la ANC fueron inflados, por lo que el procedimiento es ilegítimo. El resultado de un proceso abierto por una entidad ilegítima es que tal proceso también sea ilegal. Tal es que el % de abstención fue del 53.93%. Sin embargo ya el artículo 350 de la Constitución dicta:

»El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos». Artículo 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 

Entonces, este es un primer paso para desconocer a Maduro ya que se han confirmado cerca de 8000 ejecuciones extrajudiciales, incluso desde antes de su segunda presidencia. Por tal, tanto el primer (2013 – 2018) como el segundo mandato (2018 – 2024) se pueden poner en duda.

¿Por qué es Guaidó el presidente de Venezuela?

Vacío de poder y bases legales

Ahora, en este caso donde la designación y actuación de Nicolás Maduro como presidente es ilegal e ilegítima (por un lado no responde al ordenamiento jurídico vigente ni al debido proceso y por otro no es legitimado por el pueblo) se produce un vacío de poder. Sin embargo, como asumió el cargo y funciona como ejecutivo, usurpa el poder pese a que existe una falta absoluta del presidente. Ello pues este, legalmente, no existe. Entonces, en tal caso la constitución a través del artículo 233 (párrafo 2) dispone:

»Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional». Artículo 233 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, parágrafo 2.

Guaidó fue designado Presidente de la Asamblea Nacional el 5 de Enero de 2019. Esto ordena la constitución (así como pasa hoy, cuando la Asamblea Nacional inicia el primer período de sesiones) en virtud de los artículos 194 y 219. También lo ordena el segundo artículo del Reglamento de Interior y Debate de la Asamblea Nacional:

»Al comienzo de cada período constitucional del Poder Legislativo, se realizará la Sesión de Instalación de la Asamblea Nacional, la cual se llevará a cabo, sin convocatoria previa, a las 11:00 a.m. del cinco de enero o del día posterior más inmediato posible, a fin de examinar las credenciales de los diputados y diputadas, elegir la Junta Directiva e iniciar el período anual de sesiones ordinarias». Artículo 2 del Reglamento de Interior y Debate de la Asamblea Nacional.

Habilitación

Entonces, siendo todo esto así, le tocó ser presidente de Venezuela porque él asume como presidente de la AN el 5 de Enero. Pero, lo que le permite ser presidente encargado es que el presidente de la República asume el 10. El artículo 231 de la Constitución dice:

»El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional». Artículo 231 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Como el origen de la designación de Maduro fue ilegítima desde el inicio, la falta se produce antes de tomar posesión. Al tomar posesión, usurpa funciones. Entonces, es correspondiente al presidente de la AN -quien es Guaidó- tomar el cargo de presidente de la República Bolivariana de Venezuela hasta que se elija y tome posesión el nuevo presidente.

Esto pasará con todos los presidentes de la Asamblea Nacional en virtud del artículo 233 hasta que existan elecciones. Estas, como ya sabemos, no se han dado. Esto desmiente que Juan Guaidó se haya autoproclamado como presidente. Es su atribución conferida de manera constitucional y dentro del marco del derecho… otra cosa es que sea un inútil y/o que haya gente a la que no le guste.

Acto 1: reintegración del chavismo

Ahora, lo que sucede es lo siguiente. La oposición -de manera estúpida, irrisoria e irracional- reintegró a los diputados chavistas a la Asamblea Nacional, regresándoles voz y voto. Entonces, lo que sucedería es lógico: recibieron una traición porque los chavistas no son aliados y no juegan con reglas.

Sin embargo, estos diputados son de una bancada minoritaria y necesitaron apoyo. Por esto, se denunció que hubo ofertas de entre 300.000 y 1.250.000 dólares a diputados de oposición que o bien se abstuvieran de reelegir a Guaidó, o bien votaran a favor de Luis Parra, exdiputado de Primero Justicia. Aquí comienza el Acto 2.

Acto 2: divide y vencerás

Hoy pasaron dos cosas:

1. A los diputados de lo que llamaremos la »oposición moderada» tales como Juan Guaidó, Freddy Guevara, entre otros, no se les dejó pasar… a la fuerza. Efectivos de la seguridad del Estado literalmente impidieron que estos accedieran al Palacio Legislativo, provocando su inasistencia y en consecuencia dejándolos por fuera de la primera sesión a celebrar. Y esta primera sesión, como sabemos, incluye la designación de la Junta Directiva, incluyendo al presidente de la Asamblea Nacional.

Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) afuera del Palacio Legislativo. 7:30 AM. Venezuela, 5 de Enero de 2020.
Efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) afuera del Palacio Legislativo. 7:30 AM. Venezuela, 5 de Enero de 2020.

2. Dentro del Palacio Legislativo, se les dejó acceder a pocos miembros de la »oposición moderada» al Palacio Legislativo, garantizando el desmembramiento de la participación opositora. Entonces, votaron 81 diputados nada más, por debajo del 84 que requiere el quórum para lograr la reelección incluyendo esa. El artículo 64 (párrafo 1) del Reglamento de Interior y Debates establece:

»A la hora fijada, el Presidente o Presidenta solicitará al Secretario o Secretaria informar si hay quórum para comenzar la Sesión». Y el mismo artículo (párrafo 2) establece que en caso de la existencia del quórum, se iniciará la sesión. »Una vez declarada la existencia del quórum, el Presidente o Presidenta iniciará la Sesión con la expresión: se abre la Sesión». Artículo 64 del Reglamento de Interior y Debate de la Asamblea Nacional.

El quorum, por definición, es el número de individuos necesario para que se tomen acuerdos. Si no hay quorum, no existe el número de individuos necesarios y por tanto, no se inicia la sesión por insuficiencia. Si se declara que hay quórum sin el quórum, la declaración es inválida o de plano se está lateralizando la existencia del quórum y este pasa a ser un sinsentido, así como básicamente todo el Reglamento.

[irp]

Entonces, mientras unos se estaban matando a golpes afuera del Palacio con agentes de seguridad del Estado, otros se estaban juramentando adentro de manera ilegal.

Acto 3: el objetivo es la sustracción de poder… ¿Pero cómo?

Quienes pagaban esos sobornos del acto 1 (y que nada más ellos podían pagar) eran sí, sorpresa, los chavistas. Aquí viene lo difícil de explicar. La razón por la cual se les pagó a los diputados traidores para que votaran por Luis Parra (que por cierto está señalado por corrupción) es para sustraer poder. Esto adopta la forma de dividir a la oposición sin la posibilidad (ni la intención) de hacer algo mejor.

Pero aunque esto parezca obvio, el modo en el que se hizo y todas las incidencias particulares no lo es tanto. Eso o por lo menos lleva un análisis más o menos pesado para poder determinar la brillante, maravillosa e increíble jugada del chavismo. Porque sí, esos parásitos rastreros son brillantes, maravillosos e increíbles para hacer el mal.

Diferencia entre de iure y de facto

Hay que saber algo. Que un órgano sea ilegal NO hace que este no tenga incidencia sobre la política del país. Tal es que aunque la presidencia de Maduro sea ilegal, la ANC es ilegal, el TSJ es ilegal y toda acción del régimen es de origen ilegal, nada de eso implica que no estemos desesperados por salir de ellos. Si la ilegalidad implicara que mágicamente lo que hacen dejara de importar, ellos podrían hacer todo lo que quieran y eso es irrelevante, pero ahí vemos los muertos por represión, hambre, vemos la inflación, corrupción y pare de contar.

Por tal, aunque la elección de ayer haya sido ilegal, esta nueva junta directiva de la Asamblea Nacional cumple un rol estratégico sin importar esa condición. Como le venía diciendo a Víctor Tang, administrador de la conocida página Despotismo de Dib: «Tanto la permanencia del régimen como esto (la elección de la AN de ayer) son ilegales, pero de todas formas »hay» dos presidentes y dos tribunales supremos de justicia». En efecto, una cosa es lo que hay de iure, y otra lo que hay y podría haber de facto.

Acto 4: el objetivo es la sustracción de poder… ¿Pero cómo?

La institucionalización de la sesión (darse por parte de diputados, en la sede del Parlamento, apoyados y legitimados por una parte, a pesar de la ilegalidad, hace que de manera factual exista otra Asamblea Nacional. Así que sí, hay 3 Asambleas Nacionales: La ilegal de ayer (donde se designó a Parra), la legal de ayer (convocada de forma extraordinaria por Juan Guaidó en la sede de El Nacional y amparada por los artículos 1 y 58 del Reglamento de Interior y Debates con el quórum requerido). En concreto, Guaidó recibió 100 votos de los 84 necesarios para lograr la reelección frente a los 81 recibidos por Luis Parra. Igualmente, este último se juramentó y fue legitimado por Nicolás Maduro.

Juan Guaidó salta la reja del recinto para poder acceder. Sin embargo, falló al ser bajado del enrrejado por efectivos de la Guardia Nacional.
Juan Guaidó salta la reja del recinto para poder acceder. Sin embargo, falló al ser bajado del enrrejado por efectivos de la Guardia Nacional.

Pero hay un detalle: El TSJ había declarado en 2016 a la Asamblea Nacional en desacato. Esta es una cosa que ratificó en 2019, por lo que a ojos del Judicial y del Ejecutivo todo lo que hagan debería ser inválido… pero igual Maduro legitimó esta acción a pesar de que sea contradictoria (ya que el TSJ no ha anulado su sentencia contra la AN hasta el momento donde Maduro se ha declarado amigable con la elección de Parra) con la línea que han mantenido durante 4 años.

¿Qué nos indica esto? Que los chavistas se saltaron incluso sus propias reglas y que esto les convenía mucho. Aunque era obvio desde el vamos que hay un montón de guardias y policías dirigidos por brazos del Ejecutivo que impiden el acceso al Palacio Legislativo, estos pequeños detalles evidencian hasta donde no se cuida el régimen de sus propias acciones. También señala lo que están haciendo y hacia donde van.

Acto 5: la farsa y la conveniencia

Ahora, aunque podría parecer que ya cerramos el asunto, esto es más complejo que eso y hay que empezar un descarte. Pese a que es totalmente evidente que Parra y los diputados que votaron a favor son unos vendidos y que es algo totalmente favorable a Maduro, este declaró en Diciembre que haría una nueva oposición. ¿Oposición contra quién?

¿Contra Maduro? Sí. ¿Pero lo que hizo no le conviene totalmente al mismo Maduro? También. Aquí es donde se complejiza el asunto: Quienes hoy declararon nueva junta directiva de la tercera Asamblea Nacional de Venezuela entraron siendo ‘opositores’. De hecho, siendo que ellos «juran» que son los que llevan la nueva junta, si mantienen algo de lógica interna pueden incluso llegar a nombrar a Parra como presidente interino. Es decir, Venezuela ha abierto una posibilidad para tener 3 presidentes además de 3 Asambleas Nacionales. Veamos:

1. Entran siendo opositores. Por tanto, se oponen a Maduro.

2. Como se oponen a Maduro, harán lo que deban hacer para sacarlo.

3. Lo lógico es no reconocerle la presidencia y apegarse al ordenamiento jurídico. Por tanto, siendo que ellos asumen que Guaidó sale como presidente de la AN y entra Parra y el artículo 233 habilita que en estas condiciones el presidente de la AN se puede volver presidente interino. Parra podría, en este esquema, asumir como presidente interino.

Siendo que como les dije, la ilegalidad no se traduce en inefectividad ya que todos los órganos (ilegales o no) llevan su lógica interna, también aplica para la Asamblea Nacional «tercera». Esto significa que Parra, si fuera coherente, se podría declarar Presidente Interino de la República Bolivariana de Venezuela para hacerle oposición a Maduro desde su frente. Sin embargo, esto no ha pasado, por lo que no hace lo necesario para ser la oposición que se necesita para sacar a Maduro del poder, y sabiendo que este último es un criminal a toda costa, es un vendido.

Esto ya se notaba desde que hace lo conveniente para Maduro en vez de vislumbrar el hacer cosas convenientes para capitalizar poder. Y es que ese es el punto: Lo que hacen es sustraer el poco poder que tenía la Asamblea Nacional «primera» , o legal para tenerlo ellos. Esto hace que esta nueva fracción tenga un poco de poder, y la otra tenga un poco de poder, pero ninguna tenga el poder suficiente para sacar a Maduro.

Lo que se hizo fue, literalmente, obstruir la poca posibilidad que tenía la oposición de sacar a Maduro. Es como si se necesitaran 10 puntos de poder competir con Maduro y sacarlo. La Asamblea Nacional A tiene 5 puntos, Maduro y la Asamblea Nacional B tienen 10 puntos y la Asamblea Nacional C tienen 0 puntos. Entonces, la Asamblea Nacional C le quita 2 puntos a la Asamblea Nacional A.

Por tanto ahora la Asamblea Nacional A tiene 3 puntos y la Asamblea Nacional C tiene 2 puntos. Ninguno tiene suficientes puntos para sacar a Maduro, pero se le quitó a quien tenía más chances la oportunidad de competir con Maduro, quien tiene 10. Entonces, Parra aunque no le hace ni cosquillas al régimen, si tiene algo de poder para presionar a Guaidó o por lo menos marginarlo considerablemente.

¿Cómo se le quitó el poder a la Asamblea Nacional?

1. Primero, creando un desorden interno. Esto destrona su capacidad organizativa.

2. Segundo, alterando la formalidad del proceso. Eso ayuda a institucionalizar y validar a medias lo que hicieron con el objetivo de confundir a la opinión pública ya que no se entiende lo que sucede. «Unos hicieron esto adentro, otros afuera, ¿eso es legal? Pero estos no tuvieron el quórum, ¿cómo es la vaina entonces?» Y más o menos así esperan ellos que se encuentre la gente, mirando que nadie tenga certeza de lo que ocurre y no haya una indignación generalizada.

3. Tercero, confundiendo a la opinión pública. Por eso escribo este artículo.

4. Cuarto, dividen los apoyos. Esto derruye el capital relacional que tiene la oposición como conjunto y la desarticula parcialmente.

Esto, en un todo, neutraliza y sepulta la capacidad de accionar de la Asamblea Nacional legal, legítima, legal o como le quieran llamar. Si a eso le suman el desacato, es un contratiempo bastante considerable lo que se busca hacer, y eso nos devuelve al divide y vencerás.

Conclusión: bajo todos los escenarios, son unos vendidos

Ahora, existen problemas en todos los sentidos posibles con la asunción de Luis Parra y la nueva junta directiva si argumentan que no son del chavismo. Veamos cuales son:

Premisa: Si preservan cierta lógica interna, son diputados de (oposición según ellos mismos). Al mismo tiempo que son diputados de oposición, hay usurpación de poder. Ya que ellos juran que pueden ejercer los casos y esto no es un simulacro, terminan destazados por las consecuencias lógicas de las acciones posibles que tomaría Parra:

a) Si Luis Parra asume la presidencia interina y pone nueva junta directiva. Entonces resta poder a Guaidó e incentiva la disuasión de apoyo popular (por la incapacidad de la gente para entender y por lo tanto para actuar) y de apoyo político (porque ellos mismos forman su propia Asamblea paralela). Eso da como resultado una acción favorable al régimen, dado que no capitaliza ni pretende capitalizar más apoyo que Guaidó para tirar a Maduro pero al mismo tiempo le resta poder a Guaidó (que es más grande). Conclusión = vendido de porquería.

b) Si Luis Parra no asume la presidencia interina.  Reconoce tácitamente a Maduro como el presidente legítimo, pese a que hemos visto que claramente esto no es así. Conclusión: vendido de porquería y traidor sátrapa e inmundo. Entre políticos no hay lealtades, pero eso ya es traición al mismo ordenamiento jurídico que lo puso en el puesto donde está: como diputado.

c) Si Luis Parra no asume la presidencia interina pero crea la Junta Directiva de la Asamblea Nacional C (lo que está haciendo). Además de legitimar la presidencia de Nicolás Maduro, sigue aplicando cierto efecto neutralizador sobre la Asamblea Nacional A. Recordemos que la Asamblea Nacional A es la que tenía más oportunidades de sacar a Maduro. Es decir, es literalmente una combinación de la a y el b. Conclusión: Vendido de porquería, traidor sátrapa, inmundo y diabólico.

Lo que hace y la prueba definitiva de que son vendidos

Remate: sí, son unos vendidos

Pero todavía quedan otro problema más. En todas las opciones lógicas anteriores que podría tomar el principal actor político analizado, haga lo que hagan quiebra su lógica interna. Actualmente, Parra no ha asumido como presidente interino (que es una de las opciones que tiene al frente y es la menos mala para contradecirse).

Pero además de eso: ¿Qué hacen en la Asamblea Nacional si se supone que están en desacato? Recordemos que por decisión del TSJ chavista, la Asamblea Nacional está oficialmente en desacato, y ellos legitiman al chavismo mientras Parra no asuma la presidencia interina. Eso el chavismo, obviamente, lo sabe. Entonces, mientras esta fracción de vendidos no le hace nada al régimen, ha gestado un caos en el seno de la oposición y los ha roto de una manera magistral por maquinación del chavismo.

Así que no se confundan:

1. La única Asamblea Nacional vigente y válida es la presidida por Juan Guaidó. Nos guste (a mí no me gusta, pero igual yo no le presto atención).

2. Esta Asamblea formada, aún si fuera vigente y válida (solo es vigente porque está instaurada de facto, pero no es válida) no lleva ninguna cosa buena hecha.

Por tal, deduzco que son unos vendidos de porquería, y concluyo que el régimen chavista es excesivamente bueno haciendo el mal. ¿Qué le depara a Venezuela? Pues, eso no es objeto de esto, pero sé que le esperará más circo del que ya ha visto.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.