The news is by your side.

Lesbiana feminista en Argentina condenada por agredir a un policía

Distintos movimientos feministas intentaron generar polémica alrededor del caso asegurando falsamente que había sido detenida por besar a su esposa.

La jueza argentina Marta Yungaro condenó a un año de prisión en suspenso a una joven, Mariana Gómez, en una causa en la que fue acusada de «resistencia a la autoridad» y «lesiones leves» cuando fue detenida en una estación de tren de Constitución, en la ciudad de Buenos Aires, por fumar en un lugar prohibido con su esposa.

Sin embargo, los movimientos feministas rápidamente buscaron alzar la polémica, asegurando falsamente que la mujer sería juzgada por haber besado a su pareja. Algo que fue desmentido por la misma mujer en el interrogatorio posterior a su captura.

Movimientos feministas polemizaron con versiones falsas

El movimiento feminista Mumalá aseguró falsamente que «La justicia acaba de condenar a Mariana Gómez, procesada por besar a su pareja en Estación Constitución, a un año de prisión en suspenso y a pagar las costas del juicio».

Los decisión fue tomada en la jornada en que se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBT, la titular del Tribunal Oral Criminal N°26 sentenció a Gómez a una pena que es excarcelable y la conminó además a pagar las costas del juicio.

«Los pedófilos tienen que estar en cana [presos], no nosotras», gritó Gómez al oír la sentencia.

Los hechos

Mariana Gómez fue arrestada por dos agentes de la Policía de la Ciudad el 2 de octubre de 2017, por fumar en un espacio público prohibido junto con su esposa Rocío Girat, ambas se encontraban en la estación Constitución.


Según la denuncia presentada contra Gómez, tras el pedido de los oficiales de apagar un cigarrillo en la estación de Constitución, ella respondió: «ustedes son masculinos y no me pueden tocar».

MÁS ARTÍCULOS
Riesgo país de Argentina se dispara un 86% y supera los 1.600 puntos

Luego, le «propinó de forma repentina varios golpes de puño y una patada a los testículos del oficial Jonatan Rojo». La acusación incluye las agresiones que habría sufrido Karen Villareal.

«Gómez se abalanzó sobre ella y le arrancó cabellos del sector derecho de su cabeza». Pero para ella, el interrogante principal recae en los motivos originales del apercibimiento.

Resistencia a la captura

En su alegato ante la magistrada, Gómez aseguró que uno de los oficiales, Jonatan Rojo, no la dejaba marcharse, «me ponía la mano en el pecho y me decía ‘quedate acá que vas a ser detenida».

En determinado momento, y ante la resistencia a la captura, el policía le torció el brazo y la tiró para atrás, por lo que Gómez agarró del pelo a otra agente que se había acercado, Karen Villarreal «para no caer», lo que causó que le arrancara un mechón del cabello.

Gómez fue entonces esposada y trasladada a la estación policial durante unas horas, antes de ser liberada.

«Marian se percibe mujer, y somos lesbianas, le guste a quien le guste, le pese a quien le pese», comentó Rocío en ese momento a la prensa.

El próximo 5 de julio se leerán los fundamentos del fallo.

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 2 =