The news is by your side.

Los ambientalistas te mienten: el koala no está funcionalmente extinto

Desde hace unas horas circulan noticias falsas sobre el actual estatus de conservación del koala. La realidad es que la especie se encuentra vulnerable y cuenta con aproximadamente 300.000 individuos maduros.

0

El año pasado Brasil y Australia fueron el epicentro de terribles incendios que activaron las alarmas de ONGs y ambientalistas. En Brasil, muchos le echaban la culpa a Bolsonaro por la situación, aunque era una época normal. ¿Por qué era una temporada normal? Entre 2011 y 2019 el rango de incendios forestales se mantenía entre 50 mil y 80 mil focos por año. De hecho, 2016 fue el año con mayor cantidad de incendios y la situación no alarmó a nadie. Incluso entre 2004 y 2019 Brasil ha presenciado una tendencia a la baja en la cantidad de superficie deforestada pasando de aproximadamente 26 mil km2 en 2004 a menos de 5000 km2 en 2019. Sin embargo, el caso de Australia fue mucho más impactante y preocupante que el de Brasil. Cerca de 4.3 millones de hectáreas (43.050 km2) dedicadas a áreas de conservación fueron afectadas por los incendios.

¿Las catástrofes de Australia no causaron la extinción del koala?

Aunque si bien el número de incendios fue igual al promedio del período 2001 – 2002, la cantidad de hectáreas quemadas aumentó drásticamente. Como consecuencia, muchos asociaron este evento con una enorme pérdida de biodiversidad y, en última instancia, con la extinción del koala. Ahora, ¿de verdad se extinguió? En primer lugar, la noticia original pertenece a Mayo de 2019 y en la actualidad se hace pasar como nueva para causar furor en redes. En segundo lugar, la noticia tiene como único fundamento una declaración emitida por la ONG australiana ‘‘Save The Koala’’. El problema es que esta organización no tiene ninguna autoridad sobre la materia y todo el escándalo surgió por un tweet.

La entidad encargada de monitorear el estado de conservación de las especies animales es la conocida Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La UICN publica cada año una revisión nueva de su reconocida Lista Roja. Este documento es actualmente el inventario más amplio de datos sobre el estado de conservación de las especies. En esta lista, el koala figura como una especie en estado vulnerable (cuatro categorías de diferencia con la extinción absoluta y tres de diferencia con la extinción funcional). Actualmente, se estima que aunque su población ha estado cayendo todavía quedan unos 300.000 individuos maduros por lo que está lejos de extinguirse funcionalmente. La extinción funcional es el estatus de conservación donde la especie ya no puede sobrevivir en la naturaleza debido a que no quedan suficientes individuos maduros para procrear y mantener la especie viva. Eso no ocurre con el koala.

En tercer lugar, 1200 koalas fueron hallados calcinados por los incendios forestales australianos del año pasado —los más fuertes de la temporada—. Esto supone una pérdida del 0.004% de los individuos que se estima y siguen en la naturaleza. En cuarto lugar y por último, muchos esgrimen el dato de la pérdida de área destinada a la conservación. Podría ser cierto que aunque esto no haya matado koalas hoy, le quitó a la especie mucha superficie para vivir el día de mañana. Según Diana Fisher, profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Biológicas en la Universidad de Queensland, el área donde pueden vivir los koalas es de por lo menos 100 millones de hectáreas. Si suponemos que todo el área de conservación era habitable por koalas, esto supone una pérdida de hábitat del 4.2%.

Si usamos datos de la IUCN, el área estimada de ocupación de los koalas en el oriente australiano ronda los 500.000 km2. El área afectada ronda los 43.050 km2, por lo que ahora sería marginalmente superior (8.61%). Ahora bien, además de que la pérdida en realidad es mínima, también está el problema de que los incendios se distribuyen por toda Australia (los problemas no solamente están donde viven los koalas), sumado al otro hecho de que lo que se cuenta es la superficie afectada por los incendios, no la superficie que se traduce en pérdida total. Grant Williamson, investigador posdoctoral que se especializa en ecología del paisaje en la Universidad de Tasmania, asegura que el impacto del fuego varía. Por tanto, todo esto nos lleva a descartar la noticia falsa de que los koalas estén extintos.

Sin embargo, no se debería bajar la guardia puesto que pese a que no están extintos, van lentamente empeorando su estado de conservación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.