The news is by your side.

Los datos del fracaso de Guaidó en la marcha convocada el 16N

Las cosas salieron peor de lo esperado, las datos son alarmantes respecto a la totalidad de la población de Venezuela y las primeras marchas de Guaidó.

Ayer publicamos un artículo de como se esperaba que salieran las marchas del #16N en Venezuela y por qué no iban a servir. Sin embargo, las razones atribuidas al por qué este evento sería disfuncional tuvieron un impacto mayor. La marcha, en realidad, salió peor de lo que yo esperaba.

Para darles una idea de cómo serán las marchas futuras, les dejo unas cuantas gráficas que ilustrarán el desastre, no sin antes una breve introducción en las cifras. Recuerden: Estas son las cuentas que no sacan ellos y es necesario ser críticos. Acá no somos del G2 (como algunos han afirmado) y mucho menos del gobierno. Pero a la ‘oposición’ le falta autocrítica y reconocer señales.

El fracaso del 16N

No explicaré de nuevo por qué no iba a funcionar. Pueden ver este post:

Antes de ver los datos, cabe destacar que ya por ahí andan diciendo que lo de anteayer fue un éxito. Y no sólo son los medios, también el mismo Guaidó. Más bien les debería dar vergüenza a los medios y políticos decir que el #16N fue una victoria, o un éxito.

Ahora bien. Para determinar el fracaso, debemos saber que pasó en realidad el día de las movilizaciones del 16 de Noviembre, convocadas por Juan Guaidó. Según el Centro de Comunicación Nacional bajo el cargo de la Presidencia Interina, 750.000 personas fueron a la marcha. Esto lo determinó la consultora De Vengoechea & Associates, cuyos resultados fueron publicados por el órgano de presidencia interina. ¿Pero qué significa esto? ¿750.000 personas no es una buena cifra? No precisamente cuando tienes una población de 28 millones de personas, un padrón electoral de 19 millones y cuando se estima que de 4.6 millones a casi 7 millones estarían dispuestos a protestar.

Como expliqué ayer, todos reconocen que hay crisis (96%) pero casi la quinta parte es la que estaba dispuesta a manifestar (20%). Estos porcentajes corresponden a la población venezolana encuestada por Datanálisis. Si la población es de 28.516.000 personas, El 20% de la población es de 5.703.200 personas. En este caso, 5.7 millones de personas dispuestas a protestar, a Junio de este año. Los datos de población salen de las tablas de datos del World Population Prospects 2019 del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

MÁS ARTÍCULOS
3 mitos del socialismo desenmascarados por la pesadilla de Venezuela

Esto significa que, en comparación con las estimaciones a mitad de año por parte de Datanálisis, fueron casi 8 veces MENOS personas a protestar el 16 de Noviembre; anteayer. Si el 20% de la población estaría dispuesta a protestar, y estos son 5.703.200 pero los que en realidad salieron a protestar fueron 750.000, tenemos 7,604 veces más personas en las estimaciones de gente que iría a protestar que en la vida real.

Profundizando y demostrando: Gráficos y tablas

Si ya de por sí lo que se esperaba era malo (sin incluir lo que acabo de decir), esto destrozó cualquier expectativa negativa para el 16N. Por donde sea que lo mires está mal. Casi siempre digo esto, y lo digo con énfasis cuando ya no se le haya salida por ningún lado a algo que está feo. Suponiendo incluso el valor mínimo por margen de error (16.24%), las personas dispuestas a protestar de acuerdo a encuestas serían 4.630.998. Aún tomando el mínimo, igual la cifra de asistentes del 16 de Noviembre es 6.2 veces inferior.

Personas asistentes a la marcha del 16 de Noviembre en Venezuela como % de la población total. Fuente: Datanálisis, Presidencia Interina de la República Bolivariana de Venezuela.
Personas asistentes a la marcha del 16 de Noviembre en Venezuela como % de la población total y % de personas que se estiman están dispuestas a protestar al mes de Junio. Fuente: Datanálisis, Presidencia Interina de la República Bolivariana de Venezuela.

Ahora, veamos los valores absolutos. Es decir, el número real de personas que asistieron a las protestas. Tengo que destacar que esto se hace asumiendo que:

  1. En Datanálisis asumieron una población a nivel nacional igual a la publicada por el Banco Mundial, o las cifras de la ONU y;
  2. En tal caso, puedo convertir los resultados en % a población, porque en primer lugar el % de población sale de la cifra de población total.
Número de personas que asistieron a la marcha del 16N vs. el estimado de personas dispuestas a salir a protestar en Junio. Fuente: Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela, Datanálisis.
Número de personas que asistieron a la marcha del #16N vs. el estimado de personas dispuestas a salir a protestar en Junio. Fuente: Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela, Datanálisis.

Como podemos ver, no pudieron hacer asistir ni siquiera al 3% de la población a las movilizaciones del #16N. No lograron levantar al 13.1% de las personas que declararon a Datanálisis estar dispuestas a asistir. Y ojo, Datanálisis no es que sea una encuestadora chavista tampoco. Veamos una declaración de su presidente:

No es por ser chavistas. Es que simplemente fue un fracaso. Es cuestión de reconocer el por qué fracasa, y que ayer subestimé lo que en realidad podía causar en la movilización. Ayer se reflejó, y me dio la razón; pero de una manera muy dolorosa. En total, el sumario es equivalente a lo que dije en la primera sección, solo que ahora tienen las gráficas que muestran una mejor comparativa.

MÁS ARTÍCULOS
Juan Guaidó considera una amnistía a Nicolás Maduro

No lograron sacar ni al 5% de la población electoral

Para hacer comparaciones más justas, tomé también la población electoral y comparé los porcentajes. Hay personas que forman parte de la población general pero no pueden participar en la política, o no son encuestados. En este caso se hallan bebés, niños y adolescentes desde que nacen hasta los 18 años.

Para ello, tomé como marco de referencia la última vez que la ‘oposición’ participó en procesos electorales; es decir, 2015. Para ser más concreto: Si participaron en las elecciones pasadas, legitimaban el proceso, de lo contrario, se abstendrían como pasó en 2018. De hecho, lo ganaron.

Escenarios de gente que estaría dispuesta a protestar según Datanálisis, gente que protestó el #16N de acuerdo a la Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela y total de habitantes inscritos en el Sistema Electoral Nacional. Fuente: CNE, Datanálisis, Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela.
Escenarios de gente que estaría dispuesta a protestar según Datanálisis, gente que protestó el #16N de acuerdo a la Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela y total de habitantes inscritos en el Sistema Electoral Nacional. Fuente: CNE, Datanálisis, Presidencia interina de la República Bolivariana de Venezuela.

En aquel momento donde participaron, el padrón electoral era de 19.504.106 personas, de acuerdo al CNE. En este caso, no puedo utilizar otras cifras porque ningún otro organismo las publica (contrario a como pude hacer con la población para no tomar datos del INE), por eso es que tomo las de 2015. Como vemos, en el escenario con mayor gente dispuesta a protestar, hay un 34.73% de las personas inscritas, es decir, votantes. En el escenario central, hay un 29.24%. En el escenario con menos gente, hay un 23.74%. Pero, en lo que pasó de verdad, solo se presentó a las marchas del #16N un 3.84% de la población electoral. En el escenario central, se hubieran presentado 7.6 veces más personas.

Conclusiones: O se adaptan o mueren

Ya visto todo lo anterior, daré un pequeño resumen conclusivo. Yo dije que esto pasaría por varias razones que solo nombraré:

  1. Las personas se decantan por preferir salidas vía militar que por presión civil.
  2. Guaidó ha perdido por lo menos un 3.8% de aprobación por mes. Esto es, ha perdido mucha legitimidad. Él fue el que convocó. Su mermado liderazgo no tiene méritos para llamar a la gente.
  3. No hay condiciones para marchar. La gente dia por dia pasa por muchas dificultades como para tener esperanzas para salir.
  4. La esperanza de cambio cayó mucho y muy rápido.
MÁS ARTÍCULOS
Maduro invierte en empresas chinas de vigilancia masiva

Todo esto se resume en una cosa: la desesperanza y los desincentivos doblegan la estima que tiene la gente y su confianza. Incluso su confianza en que pueden hacer algo si salen.

No obstante, ni yo creía que saldría tan mal. Y eso que fui bastante pesimista. Esto es una muestra de que perdieron el apoyo de la gente y su liderazgo está desahuciado. Si no dan aliento con hechos concretos y cambian de estrategia para convencer que la relación costo – beneficio de las movilizaciones tira por beneficios, están fritos. Que hay una mayor seguridad de que se logre algo. Que debe haber una «protección» y que la salida servirá. Eso, claro, si quieren contar con el apoyo de las personas.

De todos modos, estaré pendiente de nuevos reportes que sean sacados para así evaluar el nivel de asistencia, y ver qué tanto mejora o empeora. Pero ya de por sí advierto lo mismo: Ni mejorará mucho, ni se logrará nada. La gente no espera muchas salidas por la superposición civil, y no ha funcionado antes tampoco.

La falta de apoyo fue una demostración de las personas de que ya la línea de acción ‘opositora’ no las convence. Así que: O cambian de estrategia, o terminarán bajo el propio peso de sus acciones que ya no convencen ni al 3% de la población. Si ya se dieron el tiempo de revisar el otro artículo, sabrán que la vía que más convence a la gente es la que involucra fuerza de verdad. Y, además, si lo entendieron, sabrán que no es para menos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro + 19 =