The news is by your side.

Los Oscars exigirán «cuotas de representación» para realizar nominaciones

Como parte de la Academy Aperture 2025, los Oscars solicitarán «cuotas de representación» a las películas para hacer a la industria más ‘‘inclusiva’’.

0

Actualmente, la élite de la industria cinematográfica está llevando a cabo un [no tan] ambicioso plan. La Academia de Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AAACC) declaró que Parasite «reescribió» la historia… Solamente por ser la primera película en habla no-inglesa que gana un Oscar. Supuestamente, este momento culminó de un esfuerzo de cinco años para ‘‘diversificar’’ la organización y —pongan atención— ampliar su definición de ‘‘lo mejor de lo mejor’’. La organización encargada de llevar los Oscars asegura que desde 2016, la Academia impuso objetivos específicos de inclusión para lograr estos fines hacia 2020. Y específicamente, ¿cuáles fueron esos objetivos? Duplicar el número de mujeres y comunidades étnicas/raciales ‘‘sub-representadas’’.

Los cambios en los Oscars .

A partir de 2025 las películas no se elegirán como las mejores debido a criterios objetivos de toda la vida. Eso parece ser que es lo que significa que ampliarán la definición de ‘‘lo mejor de lo mejor’’. Ya no serán elegidas netamente en base a calidad de producción, mejor banda sonora, mayor recaudación, mejor actuación… No, ya no. La AAACC anunció nuevo estándares de «representación e inclusión» para la categoría de Mejor Película, necesarios para su elegibilidad. Todos estos estándares se presentan en la modalidad de «cuotas de representación», parecidas a las cuota de género pero ampliadas a etnias. De acuerdo a la organización, ‘‘los estándares están diseñados para fomentar la representación equitativa dentro y fuera de la pantalla con el fin de reflejar mejor la diversidad de la audiencia que va al cine’’

En principio, el supuesto fin no suena mal. El problema es que no sabemos hasta qué punto los nuevos estándares logran esto. Tampoco sabemos en qué se relacionan la representación de la audiencia con la calidad de una película. Se supone que dependiendo de los gustos de la audiencia, la audiencia elegirá la película. No se supone que la película elige a la audiencia discrecionalmente. Para 2024, una película deberá cumplir con dos de los cuatro estándares para ser nominadas. El estándar A es representación en pantalla, temas y narrativa de la película de por sí.

El primer estándar: ‘‘representación e inclusión en pantalla’’

Para ser compatible con el estándar A, la película debe cumplir con una de las siguientes tres opciones. Opción A. El actor principal o los actores secundarios importantes deben pertenecer a un grupo racional o étnico ‘‘sub-representado’’. Estos son, según la AAACC: Asiático, latino/hispano, negro/afroamericano, indígena, nativo americano o nativo de Alaska, persona del Medio Oriente/Norte de África, Nativo de Hawái u otra isla del Pacífico u otra raza o etnia ‘‘sub-representada’’. Opción B. El 30% del reparto general de actores deben pertenecer a amenos dos grupos ‘‘sub-representados’’. Estos son: Mujeres, grupos étnicos mencionados en la opción A, LGBTQ+ o con discapacidades cognitivas o físicas. Opción C. La trama principal de la película se tiene que centrar en los grupos ‘‘sub-representados’’ mencionados en la opción A y la opción B. O sea, la película debe girar en torno a las mujeres, a los grupos raciales u étnicos no-blancos, a los LGBTQ+ y a las personas con discapacidades.

El segundo estándar: ‘‘representación e inclusión fuera de foco’’

Sí, una película para ser nominada a los Oscars debe necesariamente cumplir con una de esas tres opciones si quiere operar con ese estándar. Si no, debe cumplir con el estándar B, el estándar C o el estándar D…Que como el anterior, poco o nada tienen que ver con la calidad de la película. El principio del estándar B sostiene que para ser conseguido, debe cumplirse con una de las siguientes opciones.

Opción A. Al menos dos de los puestos de liderazgo creativo y jefes de departamento deben ser mujeres, pertenecer a la comunidad LGBT, ser de un grupo racial o étnico sub-representado o tener una discapacidad física o cognitiva. Estos puestos son los de director de casting, director de fotografía, compositor, director, editor, peluquero, escritores, maquilladores, etc. Opción B. Por lo menos seis puestos técnicos y de personal (staff) deben pertenecer a un grupo racial o étnico sub-representado. Opción C. Al menos del 30% del equipo de la película debe ser del sexo femenino, de un grupo racial o étnico sub-representado, LGBT+ o tener una discapacidad.

El tercer estándar: ‘‘acceso y oportunidades’’

Para cumplir el estándar C, la película debe cumplir necesariamente con las dos siguientes opciones. Opción A. La empresa distribuidora o productora de la película debe tener pasantías remuneradas para grupos especiales. Estos deben ser mujeres, grupos étnicos sub-representados, LGBTQ+ o personas con discapacidades. Se requiere además que los principales estudios y distribuidoras tengan pasantías pagadas y continuas que incluyan a los mismos grupos sub-representados en la mayoría de los departamentos que hacen posible la película. Estos departamentos son producción y desarrollo, producción física, postproducción, música, VFX, adquisiciones, negocios, distribución, marketing y publicidad. Opción B. La compañía de producción y distribución debe ofrecer capacitación y trabajo de habilidades a personas de grupos ‘‘sub-representados’’. (Mujeres, grupos étnicos no-blancos, LGBTQ+, personas con discapacidades físicas o cognitivas).

De no cumplirse con ambas opciones de inclusión en el desarrollo profesional, la película no se nominará bajo este estándar. Por consiguiente, tendrá que recurrir a los dos estándares pasados de ‘‘inclusión y representación’’ o al estándar D. Este último criterio se basa en el anclaje a los equipos de marketing y distribución. La modalidad es la última opción por la que pueden decantarse las productoras y distribuidoras si quieren ser nominadas a los Oscars.

El último estándar de los Oscars: ‘‘desarrollo de la audiencia’’

El único criterio que debe cumplirse es que el estudio o la compañía cinematográfica deben tener varios ejecutivos senior en los equipos de marketing, publicidad o distribución… Que a su vez sean de los grupos ‘‘sub-representados’’. Estos ejecutivos deben ser mujeres, asiáticos, hispanos/latinos, indígenas, nativos americanos, nativos de Alaska, del Medio Oriente o África del Norte, nativos de Hawái o de otra raza u etnia ‘‘sub-representada’’. Los ejecutivos también pueden ser LGBTQ+ o tener una discapacidad para ser elegidos.

La AAACC informa que las demás categorías que no sean Mejor Película se mantendrán con los requisitos de elegibilidad actuales. Por consiguiente, solamente las películas que aspiren a ser las mejores —siendo nominadas a los Oscars— deberán contener una combinación de los estándares anteriores para serlo. Esto pese a que, después de todo, nada de lo anterior mejora la calidad o prestigio que puede obtener una película.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.