The news is by your side.

Madre obliga a su hija vegana a cocinar carne como castigo por tirar comida

Depués de que su hija vegana desperdiciara comida por no gustarle los hábitos alimenticios de su familia, esta madre le impuso un castigo bastante particular: obligarla a cocinar carne.

0

En el famoso tablón-red social Reddit apareció una publicación bastante peculiar a principios de mes, pero que se popularizó recién. Una mujer que publicó bajo el nombre de usuario u/avegansmum dijo que su hija se había vuelto vegana hace casi un año. El resto de la familia, conformado por ella, su esposo y su otro hijo habían sido lo más solidarios posible. No comen carne todos los días para no hacer sentir incómoda a la muchacha. Si comen carne, le preparaban comida especial a ella, incluso dándole platos especiales.

Sin embargo, durante los últimos meses ella —la vegana— había intentado convencer a sus familiares de que fueran veganos también, y su madre cuenta que se puso especialmente furiosa cuando ellos se negaron. Sin embargo, durante los últimos meses ella —la vegana— había intentado convencer a sus familiares de que fueran veganos también, y su madre cuenta que se puso especialmente furiosa cuando ellos se negaron. Al respecto de la actitud de su hija, la mujer dijo: «Mi esposo y yo detuvimos su comportamiento y le dijimos que ella puede seguir la dieta que quiera. Pero ella no puede esperar que otros hagan lo mismo». Pensando que la niña había parado de insistir y molestarse por el modo de vida distinto que llevaba su familia, las cosas parecían bien. No obstante, la vegana hizo algo que enfureció mucho a su madre.

El caso: ¿Castigo ejemplar?

El último fin de semana, la madre cocinó una olla de chili con carne y cocinó otra de chili vegano y los puso a refrigerar para comerlos la siguiente semana. Sin embargo, al día siguiente encontró ambas ollas vacías y la hija admitió su crimen. Ella se comió su parte de la comida y botó a la basura la otra porque su familia había sido muy insensible respecto al tema de la carne y que había sido suficiente. La mujer dijo: «Mi esposo y yo nos pusimos pálidos. Desperdiciar la comida nunca está bien y la comida que tiró a la basura había sido demasiado. Le dije a ella que seguiré usando productos veganos en el refrigerador y ella puede comerlos o no, pero no desperdiciaré comida. Durante la semana entera estuvo haciendo caras raras en la cena cuando ella comía». Pero las cosas, como era de esperarse, no terminaron solamente en palabras.

Como castigo, la mujer le dio a su hija una lista de cosas para comprar y cocinar la semana siguiente. La adolescente lloró, gritó, pataleó y rogó para evitar el castigo, pero la madre no se inmutó. Al final, el castigo fue ejecutado. Cuando terminó de cocinar, le dijo a su hija que desperdiciar comida nunca estaría bien en ese hogar y le reveló que aunque en esa comida iba a usar una cierta porción de carne, después de lo que su hija había hecho decidió duplicarla para reprenderla. Es decir, el castigo no solo era comprar y cocinar comida no-vegana, sino que la familia además iba a comer el doble de carne. Hasta el momento, el post original tiene 21.2 mil votos positivos y 5.2 mil comentarios, la mayoría positivos. ¿Tú piensas que fue el castigo correcto?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.