The news is by your side.

Maduro «adopta» el capitalismo en Venezuela y revive las «esperanzas»

Aproximadamente un millón de venezolanos han regresado al país, Maduro parece estar más receptivo al capitalismo. ¿Qué pasa en Venezuela?

Un artículo reciente de dos analistas de Bloomberg, Alex Vázquez y Patricia Laya, vislumbran una realidad que surge. Venezuela, por lo menos por ahora, parece haber dejado su rumbo al socialismo… Lo ha relajado un poco. Las razones son varias: Venezuela esta recibiendo ayuda de países capitalistas (entre ellos la India y China). En vez de cerrarse y defaultear brutalmente, está intentando renegociar los bonos de deuda del gobierno con los inversores.

Barajan opciones que llegan incluso hasta entregar concesiones petroleras a los privados para pagar la deuda. De acuerdo a la economista Tamara Herrera, de Síntesis Financiera, existe una permisividad con la «dolarización» de precios porque el «existe un marco legal de controles, pero no está activo». La expansión de la oferta monetaria se está desacelerando lentamente volviendo a niveles similares a los de 2013. El gobierno ha realizado dos aumentos del encaje legal entre 2018 y 2019 que en el mediano plazo contraería la cantidad de crédito en los mercados financieros, y, como si fuera poco, también vende divisas.

La diferencia es que, con respecto a los viejos SIMADI o CENCOEX, ya el dólar no se vende al 10% o 20% del precio de mercado, sino un 2% o 5% más barato… O sea, que el precio que ofrece el gobierno es competitivo. Esto es para resecar el mercado de moneda nacional con el objetivo de estabilizar la inflación y el riesgo de devaluación, cosa que ya han previsto analistas como Juan Ignacio Guarino el año pasado. Y está ‘funcionando’ la técnica de resecado + encaje + desaceleración de la emisión: el dólar lleva sin aumentar dos semanas, algo completamente fuera de lo común. El dólar el 24 de Enero estaba a 79.734 bolívares soberanos y hoy, 7 de Febrero, está a 77.743 bolívares. ¿Es esta una recuperación? No exactamente, es más bien una manipulación.

MÁS ARTÍCULOS
El fracaso de Guaidó, el fantasma al que ya nadie sigue

Maduro y una transición al capitalismo de Estado

Lo que ocurre es que desde que Chávez asumió al Poder, se ha ido cayendo la producción y la disponibilidad de infraestructura básica en la industria petrolera. La gran bonanza y la mayor fuente de ingresos para el Estado ha sido el petróleo, y una vez esta cae, cae su ingreso. Luego pueden recurrir a la emisión monetaria, pero no se puede emitir dinero infinitamente sin causar graves desequilibrios macroeconómicos. Lo hicieron, inflación del 10.000.000%, agotaron la vía monetaria de robo. Dos opciones menos. Tocan las reservas de oro: caen a mínimos históricos que no se habían visto en 75 años. Tres opciones agotadas… Deuda; ¡toca la deuda! En 2019, la posición de la deuda [o sea, todas las obligaciones adquiridas por el gobierno que requieren pagos futuros] alcanzó el 232% del PIB. Es más, si no hubieran agotado esa opción, no estuvieran renegociando la deuda.

Produccion petrolera venezuela
Producción petrolera en Venezuela (gráfica superior, linea amarilla) y disponibilidad de plataformas petroleras (gráfica inferior, línea marrón). Fuente: Administración de información energética.

¿Y los impuestos? Bingo: Tras haber alcanzado (de acuerdo a estudios de mercado de Datanálisis) una dolarización de precios del 70% del mercado, el gobierno venezolano quiere implementar un impuesto del 25% a las compras de bienes en dólares. El año pasado, realizó una reforma fiscal para aumentar los ingresos que ya veían venir que iban a caer por los otros medios. Eso, de hecho, lo retrate en mi artículo Impuestos, Estado, Mercado y Derecho donde se concluye que no vale la pena pagar impuestos o cuotas en un país como este, pero es otro tema. Esta situación es, en realidad, una cartelización de la economía en Venezuela, no es una mejoría ni un rebote.

Las expectativas que han tenido aquellos que se han regresado no necesariamente significan que la economía se está recuperando. Este año la economía venezolana podría tener una contracción del 10%. En el ranking del Reporte de Competitividad Global, ha caído del puesto 127 en 2018 al 133 en 2019, o sea, que está empeorando el estado de sus factores productivos… La economía de Venezuela se sigue desgastando a múltiples niveles.

MÁS ARTÍCULOS
Gobierno y coronavirus: ¿No funciona el libertarismo contra una pandemia?
Venezuela-competitividad-produccion
Estado económico de Venezuela de acuerdo al Reporte de Competitividad Global 2018 (derecha) y Estado Económico de Venezuela de acuerdo al Reporte de Competitividad Global 2019 (izquierda). Fuente: Foro Económico Mundial.

¿Por qué esto no ayudará a Venezuela?

Primero, vemos que se harán concesiones a dedo para los inversores: no cualquiera puede tener concesiones petroleras. Esta imposición de barreras de entrada lo que hace es cartelizar el mercado para el Estado y a quienes el Estado seleccione para acceder. En segundo lugar, proponen un impuesto del 25% para las transacciones en dólares, siendo que el dólar se extiende y es una buena manera de obtener ingresos… Pero de ningún modo esto ayuda a recuperar la economía. Simplemente extraen recursos de un orden dinámico en manos de tenedores que descentralizan y dinamizan e incluso profundizan la economía a través de la maximización del beneficio y el intercambio. El 25% del valor lo obtiene un gobierno corrupto, en un país sin garantías legales y que es altamente derrochador.

Venezuela derroche fondos dinero
Venezuela es el segundo país cuyo gobierno más derrocha dinero del mundo y el segundo que más desvía fondos públicos. Fuente: Foro Económico Mundial [Reporte de Competitividad Mundial, ed. 2014 – 2015 y 2017 – 2018].
Esto es, a priori, un modo de obtener recursos siendo que ya no tienen otro modo para obtener ingresos… Para robar. Venezuela de acuerdo al Reporte de Competitividad 2017 – 2018, fue el segundo gobierno que peor gastaba el dinero del mundo y el primero que mayor desviaba fondos públicos. La única razón por la que el mercado se dolariza y se ‘abre’ es porque necesitan extraer recursos de allí. Ninguna otra razón. ¿Esto ayuda a recuperar la economía? Pues, ahora que no solamente roban lo que nunca se tuvo sino lo que se tiene e incluso se roba lo que permite mantener estable al sistema de precios, obviamente no.

¿Y entonces qué está pasando?

Lo que está ocurriendo es que mientras el peor de los problemas perceptibles se desacelera (inflación) se está reforzando otro. Aquí hablamos del refuerzo que tiene el Estado sobre la economía.  Al mismo tiempo, emerge otro. Antes el Estado mantenía el monopolio sobre el mercado en blanco y sobre los bienes públicos. Ahora, se expande a donde no tenía control para poder obtener recursos donde sí se produce algo de riqueza: Los mercados negros. Obviamente, al permitir algo de espontaneidad lo normal es que exista algo de riqueza y al los allegados al gobierno lavar dinero en negocios, se cree más.

MÁS ARTÍCULOS
Los millennials dicen que serán millonarios ¿Se justifica su optimismo?

Está pasando un caballo de Troya para poder darse oxígeno con los recursos que van a extraer. Esto ya, de hecho, se veía venir por parte de los libertarios viendo el comportamiento previo del gobierno venezolano. Las expectativas que tienen las personas no son una buena señal, por el mero hecho de que las expectativas no son racionales. Son compulsivas.  Nada de lo que ha estado pasando ni de lo que pasa ni de lo que se prevé que pasará significa una recuperación económica.

De hecho, por la misma situación de los factores productivos esta supuesta recuperación se hace inviable de acuerdo a la información que provee el Foro Económico Mundial sobre el país. Ni siquiera lo más básico que son los derechos de propiedad, institución necesaria y fundamental para una recuperación económica y un orden de mercado, se pueden asegurar. Venezuela es el tercer país que menos prevalencia de derechos de propiedad tiene, y el país con peor estado del sistema judicial del mundo. Por tanto es falso que Venezuela se esté recuperando, es una ilusión. Mientras tanto la producción siga cayendo y el estado de los factores productivos siga empeorando, ninguna estabilización va a sacar por sí misma la situación de donde está.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.