The news is by your side.

Maduro asegura que Venezuela creó cura contra el coronavirus

Nicolás Maduro, el famoso dictador venezolano, aseveró este domingo que científicos de su país han ‘‘conseguido una medicina que anula el 100 % el coronavirus’’.

0

«Venezuela ha conseguido una medicina que anula al 100% el coronavirus» fueron las palabras del mandatario venezolano Nicolás Maduro dando a conocer un ‘‘avance’’ venezolano. Según él, Venezuela certificó oficialmente la molécula DR10 como un antiviral altamente efectivo contra el SARS-COV-2, virus que provoca la COVID-19. Supuestamente, este avance provino de científicos adscritos Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas tras recibir una planta que contenía propiedades medicinales. El dictador también adelantó que ya ‘‘iniciaron’’ el proceso de certificación ante la OMS para ofrecer el fármaco al resto del mundo. También afirmó que el tratamiento no provoca efectos autoinmunes, ya que ataca al coronavirus «sin ningún tipo de toxicidad que afecte a las moléculas sanas». De acuerdo a Gabriela Jiménez, ministra para la Ciencia y Tecnología, los estudios para desarrollar la cura comenzaron hace seis meses.

Rafael Lacava, gobernador chavista del Estado Carabobo, promovió las iniciativa científica tras recibir una planta medicinal que se trasladó al IVIC y tras supuestos estudios, encontraron que el principio activo es un es un triterpeno derivado del ácido ursólico. Según ellos, la molécula presenta un 100% de inhibición de la replicación del virus, lo que implica que frena su contagio al paralizarse su reproducción. Jiménez agregó que el tratamiento «fue evaluado en personas sanas sin mostrar toxicidad en las dosis en las que fue enfrentada en presencia del virus». De ahí la presunción de que no tiene efectos autoinmunes. Maduro aseguró que «[…] Al obtener dicha ratificación de la Organización Mundial de la Salud, procederemos a preparar la producción masiva. Prepararemos las alianzas internacionales para la producción masiva de esta molécula y aportarla a nivel mundial como una cura contra el coronavirus».

¿Venezuela puede encontrar una vacuna para el coronavirus?

Más allá de estas declaraciones, existen muchas razones para dudar que la administración chavista pueda sacar una patente de esta talla. De acuerdo al Reporte de Competitividad Global 2017 – 2018 del Foro Económico Mundial, Venezuela es uno de los países con menos capacidad para innovar del mundo. En concreto, es el país #21 con menos capacidad de innovación en el mundo. Apenas saca 0.2 patentes por cada 100.000 millones de personas (siendo el país #45 que menos patenta en el mundo). Sumado a lo anterior, Venezuela es el sexto país con menos disponibilidad de tecnología de punta (necesarias para producir la cura). Por último, el gobierno de venezolano es el que menos procura la salida de productos tecnológicamente avanzados en todo el mundo. De forma agregada, Venezuela es el séptimo país con entorno menos predispuesto a la innovación de todo el mundo.

venezuela perfil economico competitividad
Perfil económico de Venezuela. En azul claro se enmarca la preparación tecnológica de Venezuela (pilar 9). En azul oscuro se selecciona el entorno de innovación presente en Venezuela (pilar 12).

Por estos datos clave es bastante claro que Venezuela no tiene cómo desarrollar una vacuna. Aunado a esto, no se conocen las condiciones exactas del estudió, la investigación y desarrolló el fármaco. Incluso se podría establecer un paralelismo entre la vacuna Sputnik-V desarrollada por Rusia y la DR10. Cuando se aprobó nacionalmente la vacuna rusa estaban presentes exactamente las mismas condiciones acientíficas: sin información abierta, sin estudios revisados por pares y sin datos vitales para evaluarla. Esto, desde luego, provocó en su momento preocupación entre la comunidad científica. Además, los estándares internacionales para la determinación en la efectividad y seguridad de los fármacos epidemiológicos implican tres fases de prueba. Venezuela no ha completado ninguna, lo que abre paso a aumentar todavía más el escepticismo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.