The news is by your side.

Mañana Karl Marx cumple 200 años y aún hay gente que cree en su legado

3

Mañana es el el bicentenario de Karl Marx y demasiadas personas aún lo celebran.


Entre las muchas cosas por las que siempre se recordará el siglo XIX, se encuentra la temprana proliferación del comunismo. El principal desarrollador de este marco represivo fue Karl Marx, un firme combatiente anticapitalista. Llego a este mundo el 5 de mayo de 1818 y pasó su vida cultivando la filosofía colectivista que en última instancia lleva el nombre de marxismo, que constituye la base del comunismo. Mañana se conmemorará el día de su nacimiento.

El año pasado, marcando el centenario del comunismo soviético, salió a la luz una asombrosa estadística: Entre 1917 y 1991, hubo casi 150 millones de bajas civiles de dictaduras comunistas, los tres gobiernos dictatoriales que más aportaron fueron el chino 73,237,000, la Unión Soviética 58,627,000 y Alemania 11,000,000. Donde esas dictaduras existen hoy, la carnicería continúa.

Eso no es exactamente un legado del que sentirse orgulloso, ni es digno de celebración. Sin embargo, algunos académicos continúan tratando como un héroe al hombre que sentó las bases de uno de los sistemas políticos más monstruosos del mundo. Mañana, Karl Marx cumple 200 años. En abril leí a Jason Barker, un profesor de filosofía, que declara en un artículo de opinión del New York Times: «Feliz cumpleaños, Karl Marx. ¡Usted tenía razón!» El profesor Barker reflexiona si así se le puede llamar: «Al llegar al bicentenario del nacimiento de Marx, ¿qué lecciones podríamos extraer de su legado filosófico? ¿Cuál es precisamente la contribución duradera de Marx?

La conclusión de Barker no solo es increíblemente perjudicial, sino también enérgicamente anticapitalista, como lo fue Marx. Barker insiste en que han aparecido innumerables libros, desde trabajos académicos hasta biografías populares, respaldando ampliamente los postulados de Marx sobre el capitalismo y su perdurable relevancia para nuestra era «neoliberal». También respalda la opinión de que la tesis básica de Marx: que el capitalismo está impulsado por una profunda lucha de clases en la que la minoría representada por clase dirigente se apropia de la mano de obra excedente de la mayoría la cual es la clase trabajadora como ganancia.

Aunque  el profesor admite que Marx no tiene una fórmula mágica para salir de las enormes contradicciones sociales y económicas que conlleva el capitalismo global, dice que «Lo que Marx logró, sin embargo, a través de su autoproclamado pensamiento materialista, fueron las armas fundamentales para socavar la insinuación ideológica del capitalismo de ser el único modelo económico en el mundo».

Concluye señalando: «Marx, como ya he dicho, no ofrece una fórmula única para implementar el cambio social. Pero sí ofrece una poderosa prueba de ácido intelectual para ese cambio. Sobre esa base, estamos destinados a seguir citándolo y probando sus ideas hasta que el tipo de sociedad que él luchó por lograr, y que cada vez más de nosotros ahora deseamos, finalmente se realice».

¿Cuál es la mayor ironía de todas? Barker es empleado de la Universidad Kyung Hee, que se encuentra en… Corea del Sur. Su discurso anticapitalista ignora por completo la amenaza nuclear planteaba Corea del Norte. El tributo de Barker a Marx es una punta del tope al cambio social y económico revolucionario. Sin embargo, vale la pena repetirlo: cualquier duda que tenga la gente sobre el capitalismo, la última vez que lo revisamos, no resultó en 150 millones de muertes. Y como también hemos visto en la realidad del mundo de hoy, los gobiernos socialdemócratas, no son más que el socialismo marxista reempaquetado, pues en muchos lugares como Venezuela han terminado por mostrar lo que en realidad son.

En diciembre del año pasado, un estudio de la Fundación Memorial de Víctimas del Comunismo encontró que el 58% de las personas nacidas en el año 2000 (Millennials) prefiere vivir en una nación socialista, comunista o fascista en lugar de capitalista. Con profesores como Barker, no es de extrañar. Puedes poner lápiz labial en un cerdo, pero sigue seguirá siendo la misma porquería dentro del barro. El comunismo es el hermano mayor del socialismo, y por lo tanto en esencia son lo mismo.

3 Comentarios
  1. […] con el razonamiento de los socialistas. Guiados por su enfoque marxista, consideran el estado como el instrumento del más fuerte para la coacción del poder. Bueno, si […]

  2. […] denominó “opulencia universal”. Sin embargo, desde que Karl Marx y Friedrich Engels lanzaron por primera vez su ataque frontal contra el capitalismo, muchos intelectuales, artistas e incluso políticos han […]

  3. […] de 2018 marcó el 200º aniversario del nacimiento de Karl Marx, el escritor de economía más destructivamente […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.