The news is by your side.

Militares en contra de Maduro «La Guardia no cuenta con gas lacrimógeno»

Militares en deserción anunciaron que no reprimirán las protestas que se llevarán a cabo el 23 de enero y que la Guardia no cuenta con gas lacrimógeno.

Los militares venezolanos se están alejando de Nicolás Maduro y muchos están de acuerdo en que técnicamente se ha convertido en un tirano desde su toma de posesión el 10 de enero, pero no están dispuestos a liderar una insurrección, según oficiales en el exilio que afirman estar en contacto con otros en servicio activo.

Sin embargo, tampoco están dispuestos a reprimir las masivas protestas de oposición al régimen como las que sacudieron al país en 2002, 2014 o 2017.
[AdParrafo1]
«Estamos en el mejor momento para algo como lo que sucedió en 2002», cuando el fallecido gobernante Hugo Chávez fue derrocado brevemente en un golpe militar, dijo el ex mayor general Herbert García Plaza, quien rompió con el gobierno de Maduro en 2015. Ahora vive en Washington.

«Las fuerzas armadas de hoy no tienen la capacidad ni el deseo de ir en contra de la población en una protesta masiva», agregó García Plaza.

Maduro asumió ilegítimamente la presidencia

Parte de las preocupaciones de los oficiales se debe a la pérdida de legitimidad de Maduro al asumir un nuevo mandato presidencial luego de elecciones ampliamente consideradas como fraudulentas.

La comunidad internacional ya ha declarado que las elecciones carecían de validez y, al igual que la Asamblea Nacional legislativa controlada por la oposición, se ha negado a reconocer a Maduro como el presidente legítimo.

Si se les ordena enfrentar nuevas protestas masivas, muchos de los oficiales se negarían a obedecer porque están convencidos de que el gobierno de Maduro es inconstitucional.

“Maduro completó su mandato presidencial. Hay una vacante, y lo que los manifestantes estarían haciendo es exigir que se siga la constitución. Esos son elementos que aún resuenan entre los oficiales militares», dijo García Plaza.
[AdsenseMitad]
De hecho, algunos oficiales hubieran querido una posición mucho más fuerte la semana pasada ante la Asamblea Nacional, que según la Constitución debería haber asumido la presidencia interina de Venezuela a partir del 10 de enero.

La Asamblea Nacional optó por un enfoque más gradual, solicitando una protesta masiva el 23 de enero y anunciando que está trabajando en una ley que delinearía los pasos para formar un gobierno de transición.

El enfoque decepcionó a un número importante de oficiales militares, dijo el ex general Antonio Rivero, un residente de Miami que dijo que se mantiene en contacto con los oficiales en servicio activo en Venezuela.

«Los militares generalmente no son expertos en ley, pero después del 10 de enero, cuando no hubo una ceremonia de juramento para [el presidente de la Asamblea Nacional] Juan Guaidó, la palabra más común que escuché de esos oficiales fue «decepción», dijo Rivero.

Sin embargo, muchos oficiales están dispuestos a darle a Guaidó y a la Asamblea Nacional el beneficio de la duda y quieren que asuma el título de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Nacionales, agregó Rivero.

Militares venezolanos en exilio graban video de apoyo a las manifestaciones

En el video que fue grabado en Perú, se ve a un grupo de oficiales militares venezolanos que abandonaron su país rechazando el nuevo mandato de Maduro y prometiendo apoyar cualquier esfuerzo de la Asamblea Nacional para restablecer el orden constitucional.

Los oficiales, que decían representar una parte importante de las fuerzas armadas, instaron a los venezolanos a protestar sin temor.

«Tenga la seguridad de que pueden ejercer plenamente sus derechos constitucionales y salir a las calles para protestar pacíficamente el 23 de enero. Las fuerzas armadas tienen el mandato constitucional de garantizar la seguridad de todos los venezolanos», dijo el grupo en un comunicado leído por el teniente disidente. Josue Hidalgo Azuaje.

«Hacemos un llamado a todos los componentes de las Fuerzas Armadas Bolivarianas Nacionales… para que dejen de ser utilizados y abusados ​​por estos delincuentes. Es nuestro deber como miembros de las fuerzas armadas contribuir a la plena aplicación de la constitución, sin ningún tipo de sesgo político», agrega la declaración.

El comunicado contrastó con las declaraciones provenientes de los altos mandos en Venezuela. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, declaró la semana pasada que está listo para dar su vida en defensa del régimen de Maduro.

nicolas maduro y vladimir padrino
Nicolás Maduro con el ministro de Defensa Vladimir Padrino López durante una marcha militar en Caracas. Foto: AFP / Getty Images

«Padrino solo está listo para dar su vida para defender lo que posee», dijo García Plaza, y agregó que el problema es que Padrino cree que debe ayudar a Maduro a mantenerse en el poder para proteger sus intereses personales.

Este razonamiento para apoyar a Maduro, generalizado en el pasado, ha comenzado a cambiar en medio de sospechas de que la situación se ha vuelto insostenible para Maduro, ya que una gran mayoría de los venezolanos enfrentan mayores dificultades para encontrar alimentos y medicamentos.
[AdsenseFinal]
«La hiperinflación está consumiendo este régimen», dijo García Plaza, y agregó que la crisis económica y social también está socavando la lealtad de las fuerzas armadas. “Hay mucho hambre en los cuarteles. Es por eso que vimos deserciones masivas de soldados el año pasado».

Las deserciones también han afectado la capacidad del gobierno para reprimir las protestas.

“Solo en 2018, 11,000 profesionales abandonaron las fuerzas armadas, incluidos cerca de 5,000 miembros de la Guardia Nacional, los que están en las calles”, dijo García Plaza. “Su equipo también está disminuyendo. La Guardia Nacional no tiene gas lacrimógeno«.

MÁS ARTÍCULOS
Juan Guaido establece contacto directo con el Pentágono

Este artículo apareció por primera vez en Miami Herald por Antonio Maria Delgado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce + ocho =