Press "Enter" to skip to content

El neoliberalismo está salvando el planeta

La globalización y la energía verde están trabajando juntas contra el cambio climático. Sin el mal llamado “neoliberalismo”, no hubiera sido posible.

Según el científico británico David Attenborough, tenemos que controlar el crecimiento de la población.

Sir David dice que el planeta solo puede cierta cantidad de personas. Pero, dado el hecho de que, a partir de esta semana, la mitad del mundo es de clase media, y las personas de clase media tienden a tener menos hijos, ¿Se justifica su preocupación?

El mundo es mejor gracias al llamado “neoliberalismo”

El crecimiento de la clase media mundial, y la correspondiente caída en las tasas de natalidad, se debe al éxito del gran proyecto de globalización “neoliberal”. Y las consecuencias para el cambio climático son más profundas de lo que la mayoría cree.

Casi el único intento importante que tenemos para modelar este siglo para el mundo es el Informe Especial sobre Escenarios de Emisiones, preparado para el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

Tres cosas impactan en las emisiones. Cuántas personas hay, cuán ricas son y qué tecnologías utilizan. La interacción entre estos tres se describe correctamente en estos modelos. Una población más rica se hará más pequeña.

Claro, a medida que nos enriquecemos, vivimos más, esto produce un bolo de población. Pero las personas más ricas tienen menos hijos: ningún país rico tiene, sin inmigración, una tasa de fertilidad que incluso reemplace al número actual de personas.

Entre más ricos somos más cae la tasa de fertilidad

A medida que los lugares se vuelven más ricos, la tasa de fertilidad cae hasta esa tasa de reemplazo y, luego, se reduce. No hemos observado en ningún lugar donde esto no ocurra.

No, esto no se trata del acceso a la anticoncepción, aunque es deseable que obviamente lo sea. Si la gente lo quiere debería tenerlo. Más bien, es el cambio en la fertilidad deseada, que es aproximadamente el 90 por ciento de la diferencia en el número de niños que llegan.

Los niños que no mueren de esas antiguas plagas de la infancia significan que se desean menos, el cambio a una existencia urbana significa que el antiguo valor rural de las manos jóvenes decae, y así sucesivamente.

Esos modelos SRES contienen todo esto. Las variantes más ricas del futuro tienen menos personas en ellas; Las alternativas más pobres son más pobladas.

El comercio hace que la gente sea más rica

Esos modelos también contienen más sabiduría económica básica. El comercio hace que la gente sea más rica. De hecho, por definición, el comercio es actividad económica, más actividad económica significa más riqueza. Entonces, un mundo más globalizado es uno más rico en esos modelos.

Hay una fuerte división en el informe: los modelos de un mundo más regionalizado, localizado, tienen más y más pobres, un ciclo de auto-refuerzo; un mundo más globalizado será más rico y contendrá menos personas, una vez que se refuerce a sí mismo.

En otras palabras, la globalización, la novedad del ecologismo de izquierda, es de hecho una parte importante de la lucha contra el cambio climático. Esto llevará exactamente a lo que Attenborough desea: menos personas estarán haciendo emisiones.

Por supuesto, las personas más ricas podrían estar produciendo más emisiones cada una como resultado de ser más ricas y ahí es donde los modelos difieren a través de la tecnología utilizada.

La tecnología y el capitalismo

Si nos mudamos hacia las energías renovables, como lo estamos haciendo, entonces esos mismos modelos que sustentan el proceso del IPCC nos dicen que el cambio climático no será un problema.

Tenga en cuenta que todos los modelos más recientes son simplemente derivados de estos en el SRES. La lógica subyacente y los vínculos no han cambiado en absoluto.

El mundo se enriquece, tenemos menos personas, cambiamos a las energías renovables y hemos resuelto todo el problema.

Nuevamente, tenga en cuenta que esto no es solo una animadora para la explotación capitalista que dice esto. Estos son los supuestos que subyacen en todo lo que se hace en París, en la COP esto y aquello. Todas las predicciones de emisiones en el futuro dependen exactamente de esta estructura.

Que la mitad del mundo ahora sea de clase media es evidencia de que estamos resolviendo ese problema histórico de pobreza extrema y miseria . Y lo estamos haciendo mediante ese proceso de globalización impulsado por los mal llamados “neoliberales”.


El proceso no es solo salvar seres humanos, sino salvar el planeta. Y son los documentos oficiales los que nos lo dicen. ¿Cuál no es una mala recomendación para un sistema socioeconómico, verdad?

De hecho, en realidad nos estamos enriqueciendo más rápidamente de lo que cualquiera de los modelos predice: la pobreza se está retirando más rápidamente, el impacto en la población está llegando antes, el cambio de las tecnologías emisoras es más rápido de lo que pensábamos. Eso realmente es una buena noticia.

Este artículo apareció por primera vez en CAPX por Tim Worstall.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *