The news is by your side.

Ocasio-Cortez se equivoca (otra vez) hablando sobre el salario mínimo

La congresista socialista democrática exigió que los Estados Unidos establezcan un salario mínimo de 15 US$ la hora tomando como referencia a Dinamarca, cuando el país nórdico ni siquiera tiene salario mínimo decretado.

0

La representante Alexandria Ocasio-Cortez recientemente se dirigió a Twitter para pedir una vez más un aumento del salario mínimo federal. Ella argumentó que 15 dólares la hora, a pesar de todo, es un «compromiso profundo» refiriéndose a la gesta de aumentar el salario mínimo. Para apoyarse, lo puso a la luz del hecho de que, ‘‘a los trabajadores de McDonald’s en Dinamarca ganan 22 dólares la hora + 6 semanas de vacaciones pagadas’’. Este argumento no se sostiene. Aquí está la consideración clave: un aumento en el salario mínimo casi siempre causará desempleo… Pero causará más desempleo cuanto más alto sea en relación con los salarios del mercado. Entonces, la comparación de Ocasio-Cortez entre Estados Unidos y Dinamarca es engañosa de múltiples maneras. Primeramente, Dinamarca no tiene un salario mínimo nacional.

Contrariamente, industrias específicas tienen diferentes reglas salariales establecidas a través de negociaciones colectivas con sindicatos. En promedio, los trabajadores de comida rápida daneses ganan más que sus contrapartes estadounidenses, aproximadamente 27 dólares frente a 11 dólares. Pero Dinamarca es un mal ejemplo para impulsar un aumento generalizado del salario mínimo nacional, porque Dinamarca no tiene uno. Para los países de la Unión Europea que realmente tienen un salario mínimo nacional, es inferior a 15 dólares la hora. Por ejemplo, los salarios mínimos de Francia y Alemania equivalen a 11,46 y 12,42 dólares la hora respectivamente. Además, Estados Unidos es mucho más grande y económicamente más diverso que cualquier otro país europeo. El salario mínimo federal de 15 dólares propuesto por Ocasio-Cortez es mucho más comparable a un salario mínimo en toda la UE, que no existe, y por una buena razón.

Falacias socialistas de Ocasio-Cortez

El salario mínimo mensual de Francia es de 1554 euros, mientras que el de Polonia es de 614 euros. Si el salario mínimo de Francia (o más) se impusiera a Polonia por mandato de la UE, causaría mucho más desempleo en Polonia (donde los salarios promedio son más bajos) que en Francia. Existen diferencias regionales similares en los Estados Unidos y no deben ignorarse. Pagar al trabajador promedio de comida rápida de Nueva York 15 dólares la hora cuando salario actual es de 12.68 dólares, causaría algo de desempleo. Pero causaría muchos más estragos en Mississippi, donde el trabajador de comida rápida promedio solo gana 8.81 dólares la hora.  Un salario mínimo casi el doble del promedio dejaría sin trabajo a muchas más personas. Similarmente, 15 dólares es un pago mediocre en las áreas ricas y bueno en las más pobres.

Eso se debe a las diferencias en el costo de vida. En un ejemplo extremo, 15 dólares en Washington son equivalente a un salario mínimo de 68 dólares en Puerto Rico. También es más fácil aumentar el precio de las hamburguesas para cubrir el aumento salarial en Nueva York. Ahí un residente promedio gana 80 mil dólares al año. Mientras tanto, en Mississippi, las ganancias anuales promedio son de 44 mil dólares y el salario promedio (no mínimo) es de 15 dólares la hora. De cualquier forma que se mire, las empresas de Nueva York pueden afrontar 15 dólares la hora mucho más fácilmente que las empresas de Mississippi. Por último, los grandes y rápidos aumentos de los salarios mínimos son especialmente perjudiciales para quienes tienen escasas competencias o cualificaciones. También lo son para los recién llegados al mercado laboral.

Lo que ignora flagrantemente

Los países de la UE con salarios mínimos altos reconocen esto, y muchos instituyeron una «solución»: un salario mínimo más bajo para los jóvenes. Por ejemplo, el salario mínimo para los jóvenes de 16 años en los Países Bajos es tres veces más bajo que el de los adultos. Por lo tanto, un adolescente holandés típico que trabaja en verano podría estar vendiendo hamburguesas por 4 dólares la hora, no 15 dólares. ¿Deberían los políticos aplicar políticas que permitan a las personas ganar más? Absolutamente. Sin embargo, el salario mínimo de $ 15 por hora no es ese tipo de política. En última instancia, aumentará el desempleo entre los grupos vulnerables y llevará a las empresas a la quiebra, especialmente en los estados más pobres y las áreas económicamente desfavorecidas.

Artículo escrito por Zilvinas Silenas y publicado por la Foundation For Economic Education

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.