The news is by your side.

Polonia concede asilo a atleta olímpica perseguida por régimen bielorruso

Krystina Tsimanouskaya, atleta olímpica amenazada por el gobierno de Aleksandr Lukashenko, recibió asilo por parte de Polonia después de estar a punto de ser secuestrada en Tokio.

0

El fenómeno de la deserción de deportistas apadrinados por regímenes autoritarios es bastante común. Se ve con beisbolistas y jugadores de voleibol en Cuba, boxeadores en Venezuela, y halterófilos africanos, principalmente de Uganda y Camerún. Por años, muchos atletas huyen en busca de una vida mejor y, dependiendo del lugar al que llegan, piden asilo al país receptor. Lo que viene ocurriendo por décadas se repitió en estos Juegos Olímpicos de 2020 con la velocista bielorrusa Krystina Tsimanouskaya. Tsimanouskaya se especializa en las modalidades de 60, 100 y 200 metros planos, compite internacionalmente desde hace seis años y fue galardonada con el oro (200 metros) en la Universiada de 2019. Sin embargo, la atleta que representó a Bielorrusia en los Juegos Olímpicos de Tokio se enfrentó a pésimas condiciones de entrenamiento. A raíz de su crítica al régimen de Aleksandr Lukashenko por negligencia, Tsimanouskaya tuvo que asilarse en Polonia.

En una historia de Instagram, la deportista criticó que los entrenadores bielorrusos la eligieran para carreras de relevo 4X400. Ella ni está especializada ni recibió el entrenamiento adecuado para participar en la modalidad de sprint a la que fue convocada sin previo aviso. ‘‘Resulta que nuestro liderazgo ‘genial’ decidió todo por nosotros una vez más’’ contó Tsimanouskaya, y agregó ‘‘¿por qué tenemos que pagar por sus errores?’’. Luego de publicar este video el sábado, el Comité Olímpico de Bielorrusia la retiró de la competencia por ‘‘su estado emocional y psicológico’’. Nada se calmó: por el contrario, los ánimos se enervaron y la atleta tildó las declaraciones de las autoridades como «una completa mentira». Sin amedrentarse, la bielorrusa se puso en contacto con el medio especializado en deportes Tribuna para contar que fue amenazada para borrar su vídeo.

Intento de secuestro y asilo en Polonia

Tsimanouskaya explicó a Tribuna que un entrenador senior en Minsk (capital de Bielorrusia) y otro funcionaron la llamaron para advertirle. Si ella no borraba su vídeo de Instagram donde criticaba la negligencia de las autoridades deportivas, su carrera se acabaría. Acorde con las declaraciones de la atleta, llegó a un acuerdo con el entrenador del equipo nacional de velocistas Yuri Moisevich, pero se rompió poco después. Al día siguiente, el entrenador y un representante de la selección le instaron a empacar, la llevaron al psicólogo y luego se dirigieron al aeropuerto. El súbito cambio aterró a Tsimanouskaya, y se rehusó a irse del país pero estuvieron a punto de embarcarla en contra de su voluntad. Antes de que se la llevaran, buscó protección de la Policía de Tokio y evitó ser secuestrada. En un mensaje enviado a Reuters vía Telegram, ella dijo ‘‘no regresaré a Bielorrusia’’.

Efectivamente, luego del suceso la atleta olímpica llenó varias solicitudes de asilo después de pedir la intervención del Comité Olímpico Internacional. Durante el proceso recibió asistencia de la Fundación Bielorrusa de Solidaridad Deportiva dirigida por la ex-nadadora olímpica Aliaksandra Herasimenia. ‘‘Pedimos ayuda a varios países, pero el primero que reaccionó fue el consulado polaco’’ explicó Herasimenia a Reuters. Otros países que se aprestaron a ofrecerle asilo fueron República Checa y Eslovaquia, que condenaron la actuación de Bielorrusia. Marcin Przydacz, viceministro de Asuntos Exteriores de Polonia, confirmó que a la atleta se le entregó una visa humanitaria. ‘‘Polonia hará lo que sea necesario para que ella continúe con su carrera deportiva, siempre nos alzaremos por la solidaridad’’ escribió el funcionario en Twitter. Ahora, Tsimanouskaya espera reunirse con su esposo Arseniy Zdanevich, que se encuentra en Ucrania y afirma que solo son deportistas normales no involucrados en política.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.