The news is by your side.

Por qué Colombia debe adoptar el Fracking

0

El fracking ha desencadenado protestas en todo el mundo

Es tendencia en estos días hablar mucho de aguacates y del fracking, del señor Duque a Gustavo Petro, creyendo cualquier cosa que se lee en internet o se escucha en la calle.

El error principal de los colombianos es dejarnos llevar por esta marea retórica de populistas que satanizan y estigmatizan ciertos sectores, para buscar el enemigo interno o externo y enfocar una lucha absurda contra un enemigo que no existe.

En lo personal no soy muy cercano al pensamiento de Iván Duque, me parece que es un poco populista, aunque tengo que aceptar que coincidimos en algunas cosas y tenemos que ser claros en algo, es el menor de los males.

En Colombia pasa algo curioso, estamos tan corridos hacia la izquierda que vemos a él ungido de Álvaro Uribe como extrema derecha, lo que si es cierto que a la derecha de Duque podemos encontrar a Marta Lucía Ramírez y el ex-procurador Alejandro Ordóñez. A la izquierda de Gustavo Petro solo hay un abismo.



Es habitual en estos países populistas estigmatizar sectores y en eso estoy de acuerdo con Duque en que todos los campos deben ir de la mano y a la vez incentivar tecnología limpias y renovables.


Para que suceda el desarrollo de tecnologías limpias y renovables, el país debe hacerlo progresivamente y con incentivos tributarios, el punto no es eliminar sectores si no consolidar otros. La mentalidad en una dinámica de mercado debería ser que las personas escojan los que ofrezcan una mejor oferta en cuanto a calidad y precio.

Me parece que el discurso del “Mesías de los mamertos”, como algunos le llaman, ha sido buscar un enemigo externo, los que niegan el cambio climático, el enemigo de antes, Uribe y sus secuaces, y el enemigo interno, la dependencia de combustibles fósiles y el latifundio improductivo, igual que lo hizo su mentor, el comandante supremo quien catalogaba como enemigo externo a EEUU, el del pasado la 4ta República y al interno la oligarquía.


FRACKING, LA TECNOLOGÍA QUE CAMBIO EL MUNDO DEL PETRÓLEO


En esta ocasión he decidido hablar objetivamente del Fraking para que cada cual saque sus conclusiones si es positivo o negativo para el país. Tocare el tema desde un punto de vista político-económico, ecológico y técnico.



El fraking es una técnica de fracturamiento hidráulico, en la que se mezclan agua, arena y químicos para que mediante un proceso de fracturacion de los sedimentos se extraigan depósitos aislados de petróleo.

Con esta tecnología no solo se puede extraer petróleo si no gas natural. La excavación se hace a promedio unos 3 mil metros bajo la superficie y en algunos casos se continúa hasta 2 kilómetros horizontalmente. La fractura ocasionada por esta técnica de explotación de hidrocarburos genera fisuras de varios metros de largo, pero sólo de algunos milímetros de espesor. 

Se ha demostrado que contrario a lo que se cree, las fracturas se desplazan horizontalmente varios metros y solo pocos centímetros verticalmente. La estricta regulación en cuanto al uso de la estimulación hidráulica obliga a que las locaciones sean secas, todos los fluidos deben manejarse en objetos completamente impermeables y sellados. En los primeros 300 metros de la excavación pueden encontrarse acuíferos de agua dulce que a diferencia de los más profundos que están a varios miles de metros y salvo excepciones contienen agua salada.

En los primeros metros de profundidad donde por lo regular se encuentran depósitos de agua dulce se realiza un doble o triple encamisado de conducto, esto consiste en entubar el pozo con tuberías especiales y sementarlo a presión, lo que ocasiona que en los primeros metros el pozo quede totalmente aislado de los depósitos de agua que puedan haber por una triple barrera de cemento y acero. (Por lo general a lo largo de no menos de 350 metros)

El fluido se inyecta a través de micro fisuras que se realizan en el tubo para que pase la mezcla, está se compone 99% de agua y arena con la adición de una docena de aditivos químicos (en las técnicas más antiguas del fraking se usaban alrededor de 750 químicos) pero desde los años 40 hasta la actualidad se ha depurado y perfeccionado la técnica) en muy bajas concentraciones, estos aditivos químicos constituyen alrededor del 1% de la mezcla.

El 50% de los químicos corresponden al ácido clorhídrico, el 25% un gelificante llamado “goma guar” y el 25% restante está constituido por sulfasantes ruptores de gel bacter, bactericidas y anticorrosivos entre otros. La cantidad de la mezcla se declara antes y después de la aplicación ante la entidad competente, lo que quiere decir que la misma cantidad que se emplea al principio debe ser la misma que se extrae y se almacena al final para su tratamiento.

El agua que se utiliza para este proceso se trata, no para utilizarse como agua potable si no para reutilizarse en el mismo proceso. Al finalizar la extracción de los hidrocarburos el pozo se sella (la extracción dura años) mediante un proceso catalogado como abandono que para simplificarlo quiere decir rellenarlo de sementó y sellarlo después de haber extraído todos los componentes y sustancias utilizadas.

La mayoría para no decir todos los estudios de esta técnica se han realizado en los Estados Unidos por lo que se convierten en uno de los primeros argumentos para no usarse en Colombia. En EEUU los depósitos de agua dulce no se encuentran a más de 400 metros en nuestro país se extrae agua potable a 1.500 mt, adicional a esto la geología del subsuelo colombiana está en estudio todavía, para no decir que es poco estudiada.


gracias al fracking estados unidos es el principal productor de petróleo del mundo
Estados Unidos rompió su record en producción de hidrocarburos gracias a la facturación hidráulica 

En cuanto a la parte económica según RCN «En el año 2013 se recibieron por concepto de impuestos y dividendos de las petroleras $24 billones. Este año se disminuirá a $9.5 billones y en escenarios conservadores es previsible que en los próximos años se pueda llegar a $6 billones» lo que se busca través del fraking, es quiere explotar los yacimientos de petróleo no convencionales para incrementar la ya decreciente renta petrolera. 


En una breve comparación con el modelo que tanto se llenan la boca los populistas, “El modelo noruego” observamos que su producción de crudo es de 1.800.000 barriles diarios y si señores, usan fracking. Noruega es un país petrolero. Tenemos que tener en cuenta que los pozos convencionales son casi tan nocivos para el medio ambiente como lo son los no convencionales al igual que la ganadería o la siembra de aguacate (esta debido a la deforestación) y otros sectores como la pesca no artesanal.

A Colombia le quedan menos de 5 años de reservas petroleras, con la ayuda del fracking llegaríamos a ocho años y es absurdo que se estén centrando en atacar una tecnología que se ha usado con responsabilidad y ha generado mucho beneficio en otros países. Canadá, ampliamente reconocido por el cuidado del medio ambiente es un habido usuario de esta tecnología por lo que nosotros deberíamos centrarnos en potencializar nuestra industria petrolera durante los años que nos quedan de reserva, abrirle las puertas a las empresas privadas que promueven energías limpias y renovables con cero impuestos durante par de décadas para que el sector crezca porque en un escenario con el déficit tan grande que tenemos dejar de depender del petróleo es cuanto menos absurdo.


la petrolera estatal noruega tiene inversiones en todo el mundo
Statoil Noruega tiene inversiones numerosas inversiones en Fracking
Por ejemplo Noruega es un país que qué han reducido los impuestos de los carros eléctricos casi a cero lo que ha derivado en que su precio se asemeje a los impulsados por Diesel y gasolina, sumado a esto, es el país con la política de incentivos para el uso de estas tecnologías más fuerte, de una manera inteligente los noruegos ha logrado ser uno de los mayores productores de petróleo e ir de la mano progresivamente con un modelo de sustitución de los hidrocarburos al punto de que Alemania ha tomado nota.

EL BOOM DEL AGUACATE

Los ingresos por ventas de aguacates han subido desde el último año de 10 millones de dólares a 35, aunque aún lejos de alcanzar las rentas petroleras, para sembrar aguacates se necesita deforestar y sabemos el impacto que causa esta práctica, aparte el árbol necesita 7 años para dar su primera cosecha así que es algo absurdo como lo plantea Gustavo Petro.

Con lo anterior no se está diciendo que el sector del aguacate sea inferior o menos importante que el petrolero, tiene la misma importancia, pero se quiere demostrar con un ejemplo que ambas prácticas constituyen cierto riesgo al medio ambiente en diferentes medidas, cada una tiene sus limitantes y ventajas, un estado inteligente sabría aprovechar lo mejor de ambos sectores y apoyaría su crecimiento. La idea no es sustituir un sector por otro, la idea es invertir en todos los sectores productivos y vigilar que se cumpla la normativa de cuidado ambiental.

No debemos olvidarnos de que el principal responsable de los problemas del país es el Estado, no las empresas ni mucho menos sectores de la economía. Hasta cuando entenderemos entre menos estatismo e intervención haya más sana será nuestra economía y nuestros bolsillos. Dejar que el Estado regule el sector petrolero y agricultor solo es darle un cheque en blanco para que sea más corrupto. Colombia debería tener como principio la libertad individual y el derecho a escoger de cada parte que quiere, no en cambio creer que el estado debe decidir por nosotros como si fuéramos niños que se debe realizar y que no.

Petro tiene algo de razón en lo que dice sobre los hidrocarburos, debemos diversificar y generar una economía no solo extractivista, pero de lo que si estoy seguro es que si él llega al poder no abandonará los hidrocarburos debido a que sus planes de gobierno y políticas públicas incrementarían el gasto. Evidentemente solo hace demagogia con el discurso antieconómico-extractivista. Por último cabe resaltar que el gobierno cuando inicia una política social, por ejemplo contra la pobreza, genera más pobres, contra la desigualdad solo genera más desigualdad, contra la burocracia solo genera más burocracia, contra la delincuencia solo genera más violencia, por más paradójicos que parezcan estos ejemplos lamentablemente es así.

En conclusión en vez de preocuparnos por el petróleo, algo que en 8 años no tendremos, o el aguacate, algo que si se empieza desarrollar desde ahora solo veremos en 7 años, deberíamos entender que con este déficit y el gasto público de este gobierno grande y fofo, desprendernos de la renta de hidrocarburos es un lujo que no nos podemos dar, la discusión debería ser abrazar todos los sectores productores, dejar que se desarrollen de una manera ecológica y responsable para tener un futuro sostenible a largo plazo.

Por Humbert Kelsey

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.