The news is by your side.

Scarlett Johansson no cree que los actores deban hablar sobre política

‘‘No elegiste ser político, eres actor’’ es la frase que resume la posición de la famosa actriz Scarlett Johansson sobre el rol público de los actores, que no ve como obligatorio ni como parte del trabajo.

2

La conocemos como Black Widow (Universo Marvel) Lucy Miller (la que podía usar el 100% de su cerebro) y como Mira Killian (Vigilante del Futuro). También la conocemos porque ante la farándula que rodea el «microverso» del espectáculo, es una de las mujeres más ‘sexies’ del mundo. Para los especialistas, fue objeto de críticas por hacer papeles que, según algunos, no le correspondían (como el de Mira Killian, originalmente un personaje japonés).

Más recientemente estuvo al borde de ser cancelada por representar el papel de un personaje transgénero en Rub & Tug (2019), Jean Marie Gill. Poco hablan los medios sobre lo que piensa de la política, aunque en una entrevista para la revista británica Gentlewomen dio a conocer que no tiene la obligación de hacerlo. Como actriz, no piensa que el papel de los artistas sea tener un rol público, porque no es su trabajo en lo absoluto.

‘‘No creo que los actores tengan la obligación de tener un papel público en la sociedad’’ abre Johansson. ‘‘Algunas personas quieren hacerlo, pero la idea de que estás obligado a hacerlo porque estás en el ojo público es injusta. No elegiste ser político, eres actor’’ declamó, opinando que los actores no tienen el trabajo ni el deber de tener un papel político.

En realidad, el trabajo de los artistas es otro completamente distinto: mostrar experiencias, crear emociones y conectar el arte con la audiencia. ‘Su trabajo [el de los actores] es reflejar nuestra experiencia a nosotros mismos. Tu trabajo es ser un espejo para una audiencia, poder tener una experiencia empática a través del arte’’ explica a Sophie Elmhirst, su entrevistadora. ‘Eso es lo que es tu trabajo’’ dice. La actriz fue un poco más allá también detalló lo que ella misma experimenta al momento de conectar con la sociedad.

Johansson: más arte, menos politiquería

En su faceta de artista, Scarlett Johansson dice que se siente más exitosa y feliz cuando la gente se conecta con sus actuaciones. Piensa que su trabajo es estimular a los espectadores con reacciones emocionales, afectarlos.

‘No importa cuáles son mis puntos de vista políticos, todas esas cosas… Me siento más exitosa cuando la gente puede sentarse en un teatro o en casa y disolverse con una historia o una actuación y ver partes de sí mismos’’ confiesa. Dice que es más gratificante que hagan eso, o que conecten con ellos mismos usando la experiencia audiovisual o bien a través de la historia.

‘‘Se ven afectados por eso, están pensando en ello, y sienten algo. ¿Sabes? Tienen una reacción emocional: buena, mala, incómoda, validadora, lo que sea. Ese es mi trabajo. Las otras cosas no son mi trabajo’’  manifiesta, guiñando un poco al tema de la política.

Durante la entrevista también dijo que no tiene presencia en redes sociales porque además de limitar su personalidad publica, evita malos caminos.

Johansson cuenta que si bien siente algo de «culpa» porque no conecta con sus seguidores, su círculo de amigos muestra una obsesión insana. En su opinión, las redes sociales les genera a los artistas ‘‘un tipo de sentido del ego poco realista’’, lo que la mantiene alejada.

No cree tampoco en que los individuos deban preocuparse mucho por decir cosas políticamente incorrectas porque igualmente serán juzgados. ‘‘Lo que digas, sea políticamente correcto o no, cualquier declaración que hagas o cómo vives tu vida, la gente obviamente va a estar en desacuerdo con eso. Nos juzgamos todo el tiempo. Nos juzgamos a nosotros mismos constantemente’’ dice, tratando de intuir cómo el conectarse así conduce a la perdición.

Perdidos en los sesgos

Johansson explicita que a través de los juicios y las introspecciones las personas terminan por confundir el juzgar con el ser conscientes. Creo que la gente equipara esa conectividad con ser consciente de sí mismos dice. ‘‘Para mí, es diferente ser consciente de uno mismo a reaccionando a todo lo que les llega a través de esta jodida cosa’’ exclamó mientras señalaba a su iPhone. Lo manipulaba como si fuera un arma (según Elmhirst, quien la entrevistó) dejando más claro su mensaje: la estimulación de las redes confunde. ‘‘Tu sentido de la realidad está completamente sesgado’’. Ella misma reflexiona sobre el que las celebridades son buenos en su trabajo… Pero la política no es su trabajo y tienen defectos. Compartiendo ideas con los demócratas, hizo algunas críticas al Partido Demócrata en 2019 diciendo que estaba «roto de muchas maneras».

Apoyó a Joe Biden en su carrera presidencial contra Donald Trump y aseguró sentirse tranquila cuando ganó la apretada contienda. ‘‘Se siente como cuando tu vida se desmorona y una persona mayor, el amigo de tus padres o tu tío dice que todo estará bien’’ confesó. Sopesándolo, al comienzo de su acercamiento a los asuntos políticos dijo que se mantiene en cambio paralelo con sus errores. Parece estar consciente de haber errado. ‘’Quiero decir, todo el mundo tiene dificultades para admitir cuando se equivocan en algunas cosas […] Yo también soy una persona’’ dice. Añade que está tratando de identificar «el momento cuándo no es tu turno de hablar», de controlarse con temas delicados y de cuidar lo que dice. Tal vez, al estar consciente del ego de sus colegas, sabe que al salir del set es una persona como cualquiera y, como tal, es vulnerable.

2 Comentarios
  1. Prosanatos dice

    «No creo que los actores tengan la obligación….», cierto, la obligación no la tienen, tienen el DERECHO.

    «No elegiste ser político, eres actor», falso de toda falsedad. Se puede ser ambos pero no al mismo tiempo, pues cada uno es demasiado demandante que no se pueden llevar simultáneamente.

    ¿Ejemplos?, Ronal Reagan y Arnol Washandwear, ambos actores de cine. Por cierto, después de ser gobernador, Arnol volvió al cine.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.