The news is by your side.

Según Playground «El Joker» es de derechas

¿Sin material para reírte? Descuida, Playground no da más de progre: una periodista escribió que el Joker es de derechas.

Ya el mundo no sabe qué inventar. Hay veces que vemos días buenos, con innovaciones y proyectos que pueden cambiar nuestro futuro. Hay días hilarantes, donde vemos personalidades enfrentadas entre sí. Hoy vemos algo que es una combinación de ambas y que muestra decadencia: Según una periodista de Playground, el Joker es de derechas. Y no es todo; sugieren que encima se parece a Trump. Sí, como que ya los periodistas en Occidente se están quedando sin material… Pero más para nosotros compartirlo con ustedes.

Oh, Playground: ¿Qué hiciste?

Todo empezó cuando se subió este artículo a su web. La periodista Astrid Otal aseguró que el Joker es de derechas y que, según ella, la película «resuena a la época que vivimos». En una cita ad verbatim, podremos ver que incluso sugiere que se puede asemejar al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Por eso angustia tanto la obra que ha dirigido Todd Phillips. Porque resuena a la época que vivimos. Habla de que nos agarramos a las peores figuras y ninguna de ellas -ni Trump, ni la ultraderecha- mejorarán nuestras vidas. Astrid Otal, Playground.

Obviamente, no me puedo tomar esto como un análisis político serio. De hecho, la película no infiere necesariamente por una crítica social como para realizar esta interpretación. Y no es que sea necesariamente, yo creo que ni de broma. Vamos, es una película repleta de memes que se compara con Endgame y representa lo que hay detrás del criminal. Está para hacer mucho dinero, no para concientizar a la gente.

MÁS ARTÍCULOS
Dinamarca y su exitosa transición a cuentas privadas de pensiones
¿Alguien de verdad cree que un fenómeno viral que saca memes como este tiene necesidad de que lo mezclen con la política? No sé que le pasa a Playground, de verdad.
¿Alguien de verdad cree que un fenómeno viral que saca memes como este tiene necesidad de que lo mezclen con la política? No sé que le pasa a Playground, de verdad. Como que tiene fiebre.

Por favor, nada más está en el contexto de la historia en donde se desarrolla el Joker: ¿Para qué demonios quieres realizar un análisis politica de una película que encanta a las masas y se dirige a ellas y en lo menos que se piensa es en que representa a Donald Trump? En realidad sería pueril, pero es válido. Por el contrario, nada de lo que contiene el artículo es válido.

Hacer la crítica es válido, el contenido no lo es

Bien, tenemos que saber algo. El hecho de que el público al cuál se dirige el Jóker no tenga interés por saber en qué parte del espectro político se ubica, no quiere decir que la crítica sea inválida. Tampoco que sea algo de lo cual existen decenas de memes circulando.

Tampoco que como el público al cual se dirige no concibe interés en su postura política, aquellos que ‘crearon’ el personaje no debieron tener incentivos para hacerlo un personaje político. O sea, de política, el Jóker no tiene casi nada, por lo cuál es muy forzado establecer similitudes. Por ejemplo, veamos esta frase en donde se ve el claro resentimiento hacia los ricos:

Hay una frase que repite varias veces la madre de Arthur Fleck (Joker) y que refleja la atadura a los poderosos. «Thomas Wayne, él nos ayudará. Él es un hombre bueno», le dice a su hijo. Pero Wayne, para el que ella trabajó y sostiene que tuvieron una historia juntos, es arrogante. Vive en su burbuja de billonario. De mansiones y óperas cuando la gente tiene los frigoríficos vacíos. Wayne no ayuda, Wayne es el problema. Astrid Otal, Playground.

¿Más o menos por qué si tú estás mal y yo estoy bien automáticamente soy un problema nada más por eso? Y ahí, señores, es donde se quiere introducir un ‘análisis’ forzado. Simplemente se establece que sí o sí Thomas Wayne debe ayudar a la gente… por que sí. Y ya. Si no me das dinero porque soy pobre y lo disfrutas como a ti te da la gana eres parte del problema. Que ocurrentes son los periodistas de Playground, ¿no?

¿Por qué equivocarse una vez si puede hacerlo dos?

Y es que eso no se queda ahí. Es que aún metiéndose con Trump, se equivoca. Si no le basta con hacer un análisis de algo cuyo chiste no es analizar y equivocarse una vez; lo hace dos. Recordemos que dice: «Por eso angustia tanto la obra que ha dirigido Todd Phillips. Porque resuena a la época que vivimos. Habla de que nos agarramos a las peores figuras y ninguna de ellas -ni Trump, ni la ultraderecha- mejorarán nuestras vidas». Bueno, es muy gracioso porque desde que Donald Trump está en la presidencia han pasado 3 cosas.

1. Estados Unidos pasó de ser el tercer país más competitivo del mundo en 2016 a ser el segundo más competitivo en 2018. Esto de acuerdo al Foro Económico Mundial. Como hemos visto en artículos previos, desglosando el índice nos damos cuenta de que toma factores que traen prosperidad generalizada para que los individuos se puedan desarrollar.

Competitividad Económica en Estados Unidos: Edición 2016 - 2017 (Septiembre, 2016) vs Edición Definitiva de 2018. Fuente: Klaus Schwab, Foro Económico Mundial.
Competitividad Económica en Estados Unidos: Edición 2016 – 2017 (Septiembre, 2016) vs Edición Definitiva de 2018. Fuente: Klaus Schwab, Foro Económico Mundial.

2. La tasa de desempleo ha caído a mínimos históricos que no se veían desde 1955. Concretamente, rozando el 3%.

Tasa de desempleo para Estados Unidos, de 1950 a 2019 (Septiembre). Fuente: Federal Reserve Economic Data.
Tasa de desempleo para Estados Unidos, de 1950 a 2019 (Septiembre). Fuente: Federal Reserve Economic Data.

3. Los salarios reales están tendiendo al alza, subiendo al 1% interanual desde que arrancó la administración Trump.

Salario mediano real por semana para los trabajadores de 16 años en adelante. Excluye a autoempleados y personas con negocios. Fuente: Federal Reserve Economic Data.
Salario mediano real por semana para los trabajadores de 16 años en adelante. Excluye a autoempleados y personas con negocios. Fuente: Federal Reserve Economic Data.

No nos olvidemos del cambio de tipos impositivos individuales, extendiendo tipos más bajos a aquellos individuos de rentas más bajas. No es que yo sea un Pro – Trump, pero evidentemente una equivocación es una equivocación cuando vemos los datos. Además, cuando la equivocación se basa en proyectar las propias opiniones basándose en un ‘análisis’ flojo sobre un personaje inexistente para justificar la realidad, se vuelve más grave todavía. Sobre todo cuando no hay evidencia ni respaldos lógicos para sostener que ese análisis sea factible.

Bajo esa lógica, Chávez es de derechas

Ya no son una, si no dos equivocaciones catastróficas que arruinan todo su discurso. Pero alto: ¿Y si te dijera que bajo la misma lógica que define al Joker como de derechas también pudiera llamar a Chávez de derechas? La autora dijo textualmente:

El Joker es de derechas. O hilando más fino: que la revolución que surge de las calles de Gotham por el descontento de una ciudadanía ahogada por la crisis económica, mientras las élites políticas les llaman ‘payasos’, es de derechas. […]
El Joker es el mal dirigente que el pueblo escoge en una lucha que era noble: acabar con las élites que solo han traído miseria. Astrid Otal, Playground.

Mmm… ¿Este no es Chávez? Fácilmente podría serlo. Ya en la página tenemos un hilo completo hablando sobre esto. Les pongo en contexto, durante la época de 1985 a 1998 en Venezuela, hubieron 3 picos inflacionarios. Con toda la inflación acumulada, el poder adquisitivo con base a 1985 se perdió hasta por 2 veces para 1997. La inflación acumulada para 1996 era 4 veces la de 1985.

Inflación histórica para Venezuela. Deflactor de precios en base a los cambios en el PIB. Fuente: Banco Mundial.
Inflación histórica para Venezuela. Deflactor de precios en base a los cambios en el PIB. Fuente: Banco Mundial.

No sólo eso. Si se tomaba en cuenta el crecimiento de la productividad por persona desde 1958 a 1998 en Venezuela, el PIB per cápita no habría crecido casi absolutamente nada. En el mejor de los casos, con la Maddison Project Database, el PIB per cápita habría crecido un 21% en 40 años, algo así como el 0.5% anual.

En el peor, de los casos, con datos del Banco Mundial, de 1960 a 1998 Venezuela solo habría crecido un 1%, el 0.025% anual durante 40 años.

Inflación histórica para Venezuela. Deflactor de precios en base a los cambios en el PIB. Fuente: Banco Mundial.
Inflación histórica para Venezuela. Deflactor de precios en base a los cambios en el PIB. Fuente: Banco Mundial.
MÁS ARTÍCULOS
Una dura lección sobre el impuesto a las gaseosas

Aunado a eso, según el FMI, la deuda como % del PIB de 1957 a 1960 se habría incrementado por 92 veces, y de 1957 a 1985 ya hasta por casi mil veces… Para no crecer nada. Nota: si no les abre el link, busquen los datos como ven en la fuente que aparece en la gráfica de abajo:

Deuda pública como % del PIB. Venezuela. Fuente: FMI
Deuda pública como % del PIB. Venezuela. Fuente: FMI

Y eso no era lo peor: Para 1998, la cantidad de personas con subnutrición serían 4 millones según la FAO. ¿Saben quién apareció y ganó las elecciones en 1998, 2006 y 2012? Sí, Hugo Rafael Chávez Frías, pero bajo la lógica de la autora podría ser el Joker también… Millennials descubren el populismo.

Infografía: Elecciones presidenciales de Venezuela desde 1998 hasta 2012.
Infografía: Elecciones presidenciales de Venezuela desde 1998 hasta 2012.

Al final, el Joker no puede ser de derechas

¿Entonces Hugo Chávez es de derechas también o no? Reitero que la imaginación de los periodistas de Playground es increíble. Es tan grande que no les deja ver lo que dicen.

Estuve pensando además en refutar también la imposibilidad de que el Joker fuera de derechas. Esto con base a un análisis psicológico que le realizó una psiquiatra de la Universidad de Carabobo al personaje (rápido, poco formal, pero es un personaje, más no puedo pedir). De acuerdo a este, por su falta de retención moral, falta de respeto por las instituciones, la autoridad y a su ausencia de ética al actuar, es imposible que pueda ir con estándares considerados ‘de derecha’ que son todo lo contrario.

De hecho, el Joker no podría ser ni siquiera anarcocapitalista (si hay alguien que cree que puede ser anarquista). Esto es porque básicamente, su sistema judicial se basa en el derecho consuetudinario, que a su vez tiene su base en la moral. El derecho consuetudinario (de acuerdo a Benson) anula la necesidad de las leyes estatales debido a que las personas saben y respetan lo que pueden y no pueden hacer en sociedad; cosa que el Joker sabe pero no se abstiene.

Incluso, esto es algo que muestra Murray Rothbard en el Manifiesto Libertario. Al explicar las situaciones que se pueden dar, él dice que un actor comete una acción dañina ante el otro, y ambos saben que esta acción está mal y por tanto irían a arbitraje. O sea, presupone un conocimiento previo de lo que está bien y mal por parte de los actores así como cierto respeto a estas normas (para mantener el orden) e incluso la aplicación de incentivos para no incumplirla (como no erosionar capital), y de ahí se introduce el derecho consuetudinario; la norma no escrita y todo lo que la envuelve.

Esa sería la posición de un anarquista de derechas, o un paleolibertario, que ni de broma el Joker alcanza. Se debería saber desde que este arremete constantemente contra el orden social establecido (por lo que no puede ser de derechas) e irrespeta los derechos individuales violentando a otras personas (no puede ser un «libertario»). Pero mejores que las ocurrencias (y sesgos) de los periodistas de Playground son las ocurrencia de la gente de sus comentarios, esta vez para bien.

Les dije que era para bien. Buenos días.
Les dije que era para bien. Buenos días.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 5 =