The news is by your side.

Sin incentivos de mercado, los empleados del gobierno son ineficientes

0

Muchas veces los empleados del sector publico no son los culpables de los malos desempeños de las entidades gubernamentales. La respuesta puede estar en la falta de incentivos de mercado.

la mala atencion es producto de la falta de incentivos de mercado

Los empleados del gobierno colombiano saben que su empleador no tiene interés en cumplir objetivos, mejorar la experiencia de las personas afectadas o no atendidas por el gobierno, o incluso reconocer a los trabajadores por su dedicación y esfuerzo.

Personalmente yo hice mis practicas profesionales en una entidad gubernamental. El poco tiempo que pase en la Alcaldía del Municipio de Puerto Colombia en el Atlántico, se sentía esa desolación de parte de los empleados que no son recompensados cuando muestran creatividad y nunca reciben aumentos cuando realmente los merecen. Pero eso no es una sorpresa para cualquiera que sabe de la naturaleza del gobierno.

No se puede decir que todos los empleados reaccionan igual porque depende de factores como la personalidad de cada uno. Sin embargo, el descontento entre los trabajadores tiene un amplio espectro. A menudo las entidades del gobierno en Colombia son negligentes cuando se trata de trabajadores que no están funcionando como deberían. Si en la calle preguntas a alguien si se ha sentido satisfecho con alguna solicitud o servicio que haya requerido en una de estas entidades las respuesta sera negativa en la mayoría de los casos, no sería extraño que el mismo patrón se viera reflejado si la pregunta fuera a los empleados respecto a su grado de satisfacción y recompensa ​​con sus instituciones.

Si bien podría decirse lo mismo de muchos empleadores en el sector privado, el gobierno es la única entidad que no tiene ningún incentivo real para seguir siendo competitiva. Tampoco tiene ninguna razón para garantizar que los empleados del gobierno satisfagan las demandas del mercado. Como tal, los empleados individuales que muestran dedicación y que desarrollan el conjunto adecuado de habilidades para el trabajo rara vez se reconocen. Y eso es porque los gobiernos no ofrecen espacio para el crecimiento, ya que no cumplen con las reglas del mercado.

En una empresa privada, los empleados que trabajan duro y están dedicados a menudo son recompensados ​​con ascensos o aumentos. Si no lo son, otros empleadores pondrán sus ojos en ellos, ofreciendo a estos empleados competitivos una posición que desarrollara aún más sus talentos. Eso sucede porque las empresas privadas son responsables. Incluso la más grande y poderosa de ellas eventualmente se derrumbará si no les está dando a los consumidores lo que buscan. Tener empleados que sean buenos en lo que hacen es una ventaja, mientras que contar con empleados que tienen holgura o que no están forzados a competir es un desperdicio.

Otra razón por la cual los gobiernos a menudo no tienen suficientes razones para tratar a sus empleados correctamente es que el gobierno no gana su dinero siendo competente en lo que hace.

Con el tiempo, los empleados terminan por aburrirse. Sin tener que correr hacia un objetivo para mantener el negocio en marcha, no hay razón para demostrar que le importa su trabajo. Cuando el gobierno es el empleador, el pozo del dinero no tiene fondo. No tienes ningún incentivo financiero para estar al tanto de tu negocio.

Como puede ver, incluso los empleados del gobierno saben que su trabajo, en la mayoría de los casos, no los llevará a ninguna parte. Desafortunadamente, la mayoría continuará viviendo sus vidas sin actuar de acuerdo con ese conocimiento. Y eso es simplemente porque están cuidando sus propios intereses, ya que ellos también necesitan alimentarse, vestirse y deben tener un lugar donde vivir.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.