The news is by your side.

La teoría del multigobierno de Le Grand E Day – Parte 1

“No es una cuestión de emigración. Un hombre no lleva su tierra natal en las suelas de sus zapatos. Además, tal colosal expatriación es y siempre será impracticable. El gasto involucrado no podría ser cubierto por toda la riqueza del mundo. No tengo intención de reasentar a la población de acuerdo con sus convicciones, de relegar a los católicos a las Provincias flamencas, por ejemplo, o de marcar la frontera liberalista de Mons a Lieja. Espero que todos podamos seguir viviendo juntos dondequiera que estemos, o en cualquier otro lugar, si a uno le gusta, pero sin discordia, como hermanos, cada uno libremente sosteniendo sus opiniones y sometiéndose solo a un poder personalmente elegido y aceptado». Paul-Emile de Puydt

En 1860, el botánico y economista francés Paul-Emile de Puydt publicó un artículo titulado Panarquismo, en el cual sugirió un cambio revolucionario al status quo.

De Puydt propuso que la idea de la libre competencia no solo debería aplicarse al comercio, sino también a la gobernabilidad. En las propias palabras de de Puydt: «¿Es la gran ley de la economía política, la ley de la libre competencia, el laissez-faire, laissez-passer, aplicable solo para regular los asuntos industriales y comerciales o, más científicamente, solo para la producción y el intercambio de riqueza?» 
[AdParrafo1]
Lo que esencialmente sugirió De Puydt es que los individuos deberían ser libres de elegir a que gobierno pertenecen sin tener que abandonar su ubicación actual; La antítesis del status quo.

¿Qué es el panarquismo?

Básicamente, el panarquismo funcionaría así: donde sea que vivieras, solicitarías la membresía a una «Oficina de Membresía Política». Tal oficina es, simplemente, una oficina de registro civil.

Después de ser aceptado en cualquier forma de gobierno de la que desee formar parte, esencialmente viviría en su propia comunidad política individual, independientemente de las afiliaciones políticas de sus vecinos.

De Puydt está esencialmente a favor de cualquier forma de gobierno que tenga adherentes y se realice voluntariamente.

«Una de las muchas ventajas incomparables de mi sistema es hacer sin complicaciones, naturales y completamente legales, aquellas diferencias de opinión que en nuestro tiempo han hecho que algunos ciudadanos honrados se desprestigien y que han sido cruelmente condenados bajo el nombre de apostasías políticas. Esa impaciencia por el cambio, que ha sido considerada criminal en personas honestas, que ha hecho que tanto las naciones viejas como las nuevas sean acusadas de falta de sentido y de ingratitud, ¿qué es sino la voluntad de progresar?»

[AdsenseMitad]

MÁS ARTÍCULOS
Zonas libres de armas, el sitio predilecto para los tiroteos masivos

En un sistema de panarquismo, la jurisdicción de los gobiernos estaría determinada no por sus propias fronteras arbitrarias, sino por los límites de las propiedades privadas de aquellos que voluntariamente se adhieren a su autoridad.

Se introduciría la libre competencia en el negocio del gobierno. En el momento en que las formas de gobierno este sujetas a experimentación y libre competencia, estarían obligadas a progresar y perfeccionarse ya que, según De Puydt, esa es la ley de la naturaleza.

Las diferentes formas de gobierno tendrían que competir por los adherentes, al igual que las empresas tienen que competir por los consumidores en el mercado.

Para lograr la libertad, a los ojos de De Puydt, no debe exigirse la rendición de las tradiciones nacionales o los lazos familiares, ni el aprendizaje de nuevos idiomas y el cruce de fronteras. Para lograr la libertad, en las propias palabras de De Puydt,

De Puydt desprecia las actuales condiciones de gobierno, que según él solo existen por la exclusión de otros y el aplastamiento de los opositores por parte del partido político más popular.

Por supuesto, cualquier persona sensata vería de inmediato que la visión de De Puydt es una mera conjetura filosófica. No proporciona un marco sustantivo sobre cómo funcionaría un sistema de este tipo en el mundo real. Aquí es donde Le Grand E. Day y su teoría del multigobierno entran en juego.

La teoría del multigobierno

En su trabajo titulado La teoría del multigobierno, Le Grand E. Day extrapola la visión de De Puydt. Los defensores del multigobierno sostienen que el único propósito legítimo de un gobierno obligatorio es brindar protección adecuada (bomberos y policía) y juicios justos y exigibles.

Los defensores de los multigobiernos creen que cada individuo debería tener la oportunidad de tener tanta libertad como él o ella desee, sin menoscabar la libertad de los demás.

La teoría del multigobierno sugiere que la sociedad debería atender las diferencias de los individuos permitiendo la creación de múltiples gobiernos, y no someter a los individuos a un gobierno que espera satisfacer la vasta gama de necesidades de las personas.

Hay seis principios sobre los cuales descansa la teoría de Day:

  1. Las necesidades y deseos de cada hombre para el gobierno son diferentes.
  2. El individuo debe decidir por sí mismo el gobierno al que quiere servirle.
  3. El lugar donde vive el hombre (límites geográficos) no debe ser el factor determinante de a qué gobierno pertenece.
  4. Varios gobiernos pueden y deben convivir en el mismo lugar.
  5. Los gobiernos compiten para obtener miembros con: servicios, economías o ideologías.
  6. El hombre puede elegir no pertenecer a ningún gobierno.

Pero antes de adentrarnos en los principios de Day, primero debemos examinar el lado estructural de la teoría del gobierno múltiple.

Estructura de la teoría del multigobierno

 

MÁS ARTÍCULOS
Jordan Peterson tiene razón: desigualdad no siempre es discriminación

Democracia Geográfica

El primer escalón del multigobierno es la democracia geográfica. La democracia geográfica es el único gobierno obligatorio para cada área de tierra que debe dividirse por la densidad de población y la voluntad de la gente.

Según Day, las ciudades-estado deberían crearse en áreas metropolitanas, y reemplazarán a la ciudad, el condado, el estado y, eventualmente, al gobierno federal.

Los gobiernos territoriales también crecerán en áreas rurales y eventualmente también reemplazarán a los gobiernos superpuestos mencionados anteriormente

Republica judicial

El escalón obligatorio sobre la Democracia Geográfica es la República Judicial. De hecho, no es un gobierno, ya que no gobierna. Consiste en una pirámide de cortes, el nivel inferior de la pirámide consiste en cortes locales y regionales y jueces conectados con los gobiernos geográficos locales.

El siguiente nivel en la pirámide consiste en la corte de apelaciones, seguida del nivel que contiene la corte suprema y, finalmente, el nivel que contiene la corte suprema superior. Day propone que los jueces sean seleccionados de acuerdo con la política y la división del trabajo.

Gobierno elegido

El siguiente escalón en la teoría del multigobierno de Day son los gobiernos elegidos. Este concepto es la columna vertebral de la teoría de Day. Los dos escalones mencionados anteriormente son obligatorios y, por lo tanto, solo deben realizar funciones gubernamentales que sean absolutamente necesarias.

Los gobiernos elegidos, por otro lado, tienen el propósito de llenar el vacío de funciones no realizadas por los escalones obligatorios. Ninguna persona se vería obligada a unirse a un Gobierno de elección, y los que optan por no hacerlo serían llamados agentes libres.

Los gobiernos elegidos están sujetos a la competencia para que cada individuo sea libre de encontrar el gobierno de su elección. En las propias palabras de Day, «La verdadera libertad no puede existir a menos que el individuo pueda elegir la forma exacta y la cantidad de gobierno que quiere.»

Los gobiernos elegidos se clasifican en cuatro categorías:

  1. Instituciones privadas diseñadas bajo un sistema de libre empresa para satisfacer las necesidades de las personas.
  2. Distritos especiales que se configuran para un servicio especial por el que solo se grava a la persona.
  3. Gobiernos colectivos que están diseñados para brindar servicios completos, protección y seguridad a sus miembros.
  4. Gobiernos limitados que existen para satisfacer las necesidades particulares de los individuos.

Según Day, la verdadera libertad solo puede existir cuando solo las funciones protectoras son obligatorias, existe un juicio justo y equitativo, las funciones gubernamentales de bienestar humano son voluntarias, y las funciones gubernamentales necesarias que deben realizarse y no pueden manejarse con fines de lucro o voluntarias son manejadas con la mayor eficiencia.

Las funciones gubernamentales necesarias que no están cubiertas por la Democracia geográfica, la República Judicial o el Gobierno de elección se dividen en tres categorías: escuelas, distritos y distritos temporales especiales.

La teoría del multigobierno cree en un sistema escolar de vales y que los niños no deben ser ubicados en escuelas por asignación geográfica. Los distritos proporcionarían funciones continuas que no se pueden realizar de forma voluntaria.

MÁS ARTÍCULOS
Capitana Marvel: una maravilla sobre la ventaja del individualismo

Los distritos son creados por la república judicial o la democracia geográfica. Los distritos temporales especiales se establecen de manera temporal para manejar problemas temporales y, cuando el problema deja de existir, también lo hace el distrito.
[AdsenseFinal]
Este artículo apareció por primera vez en Being Libertarian por Jacques Jonker.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 10 =