The news is by your side.

¿Por qué solo los villanos aspiran a la presidencia de Estados Unidos?

El panorama de las elecciones de Estados Unidos es bastante sombrío, pues todos los candidatos con más posibilidades de ser presidente son villanos.

Steven Pressfield ha escrito libros de ficción histórica muy vendidos como Gates of Fire y Tides of War. Sin embargo, él escribe no solo ficción; y en mi desarrollo como escritor, pocos libros me han ayudado más que The War of Art de Pressfield.

La dicotomía héroe/villano

Cuando Pressfield habla de escribir, escucho. Recientemente escribió una serie de publicaciones de blog sobre la dicotomía héroe/villano.

En películas y literatura, el héroe es el que cambia. Los villanos no cambian; continúan siendo villanos de maneras bastante predecibles.

MÁS ARTÍCULOS
Lo que nos enseña la cena entre Ayn Rand y Ludwig von Mises

Por ejemplo, recientemente vi Shazam, una película de acción cómica de superhéroes. Shazam muestra la dicotomía héroe/villano de manera muy sencilla.

Billy Batson es un niño adoptivo de 14 años que, para darse cuenta de su destino y salvar al mundo del villano Dr. Thaddeus Sivana, primero debe devolver el amor que su familia adoptiva está derramando sobre él.

Mientras leía los ensayos de Pressfield sobre héroes, apliqué su análisis a los candidatos actuales para presidente; todo lo que vi fueron villanos, que decían cosas predecibles y no estaban dispuestos a aprender o cambiar.

Juego de suma cero

Pressfield escribe: «El villano cree en un mundo de escasez». Al describir una visión de la vida de suma cero, explica: «El punto de vista [del villano] se basa en la idea de que si quiere sobrevivir e incluso prosperar, él debe tomar algo de usted y de mí. No existe otra ecuación para él. No puede concebir ningún otro mundo».

Durante el reciente debate demócrata ¿escuchó a un solo candidato que no crea que la vida es de suma cero? No lo hice, todos los candidatos están proponiendo algún aumento significativo de impuestos para redistribuir a los grupos que favorecen.

Y no seamos partidistas. La equidad exige señalar la creencia de suma cero del presidente Trump de que el comercio es ganar-perder. Mientras escribo este ensayo, el presidente Trump una vez más intensificó la guerra comercial con China; una guerra comercial que ha golpeado a los granjeros estadounidenses y a las empresas estadounidenses.

Pressfield pregunta: “¿Es la vida realmente un juego de suma cero? ¿Es realmente así como funciona el mundo?”. Continúa: “El héroe no lo cree así ”. Tampoco, debo agregar, los economistas.

«La visión de la vida de suma cero es la de los recursos limitados», explica Pressfield. Según él:

No es suficiente para todos. Si usted y yo queremos nuestra parte (o simplemente lo suficiente para sobrevivir), debemos tomarla de otra persona. Sin embargo, gran parte del pastel que agarramos, significa que menos queda para todos los demás.

Pressfield agrega: «El protagonista en la mayoría (pero no en todas) de las novelas y películas es el personaje que es capaz de obtener una respuesta que no sea de suma cero».

«Si el villano cree en un universo de escasez», escribe Pressfield, «el héroe cree, si no en un mundo de abundancia, al menos en la posibilidad de tal mundo».

No puedo encontrar un candidato que defienda las políticas que aumentarán la abundancia en el mundo.

Dee Hock, el legendario CEO fundador de Visa, escribió en su libro One from Many: «Desde nada más que sueños, determinación y la libertad de intentarlo, la gente bastante común hace constantemente cosas extraordinarias».

¿Dónde está el candidato que entiende que el progreso impresionante de los últimos siglos ha ocurrido debido a la libertad, no a la mano dura del gobierno?

Como señala Pressfield, los villanos se ven a sí mismos como buenos:

El villano no es necesariamente «malo» o incluso «villano». A los ojos del villano, él es el buen chico. Simplemente está actuando y tomando decisiones dentro de un universo de monstruos. Por lo tanto, debe convertirse, en nombre del Bien (o al menos en la autoconservación o en la preservación de sus seres queridos) en un monstruo.

Villanos a la presidencia de EE. UU.

Solo vi villanos en el escenario del reciente debate demócrata, villanos que quieren controlar el progreso humano. Pero sus controles terminarán con dicho progreso.

Pressfield escribe: «El villano quiere lo mismo al final de la historia como lo hizo al principio». Desde ahora hasta el día de las elecciones, cada candidato demócrata querrá expandir el gobierno.

«Si el villano fuera capaz de cambiar, él sería el héroe», escribe Pressfield.

Espero un milagro: un candidato dispuesto a convertirse en un héroe al aprender que expandir el gobierno no es el camino hacia la prosperidad.

Estoy seguro de que no surgirá tal héroe. ¿Por qué? Porque cuando los candidatos pronuncian discursos de largo aliento que justifican sus planes malvados, son la alegría de sus secuaces.

MÁS ARTÍCULOS
Los progresistas modernos son regresivos frente a los libertarios

¿Cómo podría tener éxito un candidato que no sea de suma cero cuando tantos estadounidenses abogan celosamente por los esquemas de suma cero de su campeón político favorito? Si los políticos son villanos, es porque muchos estadounidenses se han convertido en villanos.

De hecho, el héroe es el que cambia. Y el cambio debe comenzar con nosotros.

Este artículo apareció por primera vez en Intellectual Takeout por Barry Brownstein.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

13 − dos =