The news is by your side.

Vendedor de 65 años sufrió salvaje ataque por no colgar bandera LGBT

Nader Hassaneen, un vendedor ambulante de origen egipcio de 65 años, fue atacado en el Washington Square Park durante una marcha del orgullo por colgar la bandera estadounidense en vez de la bandera LGBT.

1

Este pasado jueves, un señor que vendía perros calientes en Washington hizo un juramento: nunca más volvería al Square Park en su vida. Hablamos de Nader Hassaneen, un vendedor de 65 años que tenía un puesto de perros calientes en el famoso parque capitalino hasta el pasado domingo. Resulta que durante una marcha oficiada en el cierre del Mes del Orgullo (Junio), el hombre izó la bandera estadounidense en su puesto. Aquel acto de patriotismo por la nación que lo acogió —dado que es un inmigrante de origen egipcio— se convirtió en su peor error la noche del domingo. Solamente por hacer eso en vez de colgar la bandera LGBT (colores del arcoíris), el anciano recibió una severa golpiza, terminando con la nariz rota. ‘‘Cuando vi la sangre en mi gorra y estaba sangrando por la nariz, pensé que iba a morir desangrado’’ dijo Hassaneen.

Durante una entrevista con el New York Post el jueves, Hassaneen aseguró que nunca volverá al Washington Square Park. Antes de ser abordado por casi 10 agresores, uno de ellos le tiró salsa picante a los ojos. La policía dice que el problema estalló por los precios de los artículos y un testigo dijo que fue porque un operador lanzó un «insulto homófobo». Sin embargo, el anciano dice que no hizo tal cosa. ‘‘Nunca haría eso. No tengo ningún problema con ellos, sé que era su desfile, era su día’’ dijo al Post. Él afirma que los problemas empezaron cuando antes de las 11 de la noche una mujer quitó la bandera estadounidense del puesto. Exigió que izaran la bandera LGBT, él se rehusó y todo se descontroló. Un vídeo muestra como el vendedor es derribado y golpeado repetidas veces, terminando arrestadas al menos 8 personas por esto.

1 comentario
  1. Ene dice

    Pero… ¿no dizque son los inofensivos y pacíficos gays las víctimas de golpizas de los intolerantes fascistas heteropatriarcales? ¿No dizque son ellos contra los que se cometen delitos de odio?
    ¡Pues no! Su condición anormal ha sido desde tiempos inmemoriales la que los convierte en peligrosos energúmenos criminales, con los que no hay que tener trato de ninguna especie.
    La biblia nos trae el relato de sodomitas salvajes (valga el pleonasmo) que querían matar a Lot porque se oponía a sus asquerosas pretensiones con los tres varones que se hospedaban en su casa. (Génesis 19,5)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.