The news is by your side.

Educadores juzgan a las matemáticas como tipo de supremacía blanca

Teaching Woke, una asociación de educadores estadounidenses con consciencia social, lanzaron una carta donde dicen que debe desmantelarse el racismo de las matemáticas, a las que ven como una manifestación de la supremacía blanca.

0

Los estándares de enseñanza obligatorios que se centran en la teoría crítica y las políticas de identidad ya se abren camino en las legislaturas estatales. Ahora, la educación matemática en sí misma es considerada «racista» en detrimento de los valores liberales (pero también del sentido común). Un grupo de educadores acaba de publicar un documento que pide una transformación de la educación matemática. Según se lee, su objetivo es ‘‘desmantelar la supremacía blanca en las aulas de matemáticas visibilizando las características tóxicas de la cultura de la supremacía blanca en las matemáticas’’. Entre las recomendaciones de los educadores se encuentran los llamados a ‘‘identificar y desafiar las formas en que se usan las matemáticas’’. Para estos educadores, esta ciencia se usa ‘‘para defender los puntos de vista capitalistas, imperialistas y racistas’’. Estos puntos de vista están siendo adoptados por funcionarios de algunos estados americanos.

Otras recomendaciones inauditas fueron ‘‘brindar oportunidades de aprendizaje que utiliza las matemáticas como resistencia’’, instrumentalizándola. Por último, invitaron a interrumpir lo que denominaron como una ‘‘expulsión desproporcionada de personas de color en los campos de ciencias duras’’. Más allá del activismo, estas recomendaciones también argumentan que los enfoques tradicionales de la educación matemática promueven el racismo y la supremacía blanca, como exigir a los estudiantes que muestren su trabajo o priorizar las respuestas correctas a los problemas matemáticos. El documento afirma que la enseñanza de las matemáticas es problemática porque se centra en ‘‘reforzar la objetividad y la idea de que solo hay una forma correcta’’. Incluso llegaron a acusarlas de «acentuar el paternalismo». Previsiblemente, esta semana profesores universitarios y académicos preminentes se pronunciaron en contra de estas nuevas recomendaciones de educación matemática para concientizarse.

Profesores destacados rechazan esta perspectiva

El profesor de matemáticas de Princeton, Sergiu Klainerman, escribió un artículo sobre el tema en el sitio web del periodista Bari Weiss. Él dice: ‘‘Los intentos de «deconstruir» las matemáticas, negar su objetividad, acusarlas de prejuicio racial e infundirlas con ideología política se han vuelto comunes. Tal vez, incluso, esté presente en la escuela primaria de su hijo’’. Klainerman, quien creció en la Rumanía comunista, advierte que este dogma actual en el aula es peligroso.

Él escribe: ‘‘Cuando se trata de educación, creo que la ideología consciente es incluso más dañina que el comunismo a la antigua’’. El profesor de inglés de la Universidad de Columbia, John McWhorter, también intervino en contra de este documento de educación matemática y sus recomendaciones. ‘‘Este hermoso folleto enseña que es racista esperar que los niños negros dominen la precisión de las matemáticas’’, escribe en una publicación de su blog.

‘‘Esto, amigos, es la «teoría crítica de la raza» a la que muchos nos estamos resistiendo, no un simple programa de justicia social’’, dice McWhorter. “Desconfiar de este documento no es ir contra la justicia social, sino contra el racismo” agrega. Aunque el creciente énfasis en la teoría crítica en las aulas tiene implicaciones sociales más amplias, incluida la devaluación de la objetividad y el individualismo, las verdaderas víctimas de este enfoque son los propios estudiantes.

En uno de sus artículos finales antes de su muerte en diciembre pasado, el economista Walter Williams condenó el bajo rendimiento académico de los estudiantes en los grandes distritos urbanos. ‘‘En dos escuelas secundarias, solo un estudiante obtuvo un nivel de competencia en matemáticas. Ninguno fue competente en inglés’’ escribió Williams sobre Detroit. ‘‘Sin embargo, las escuelas pasaron una semana entera aprendiendo sobre el «racismo sistémico» y el activismo de Black Lives Matter lamentó.

Éxodo de las escuelas públicas

A medida que esta cosmovisión «consciente» penetra las aulas con estándares curriculares obligatorios absurdos, las familias que no están de acuerdo con esta ideología (o que simplemente quieren que sus hijos aprendan lo académico básico) deberían tener la oportunidad de buscar alternativas a la escuela de su distrito asignada. Actualmente, 26 estados tienen una legislación activa de elección de escuelas que permitiría que los fondos sigan a los estudiantes. Allí están incluidas la adopción de cuentas de ahorro para la educación o los programas de becas de crédito fiscal. Mientras tanto, el apoyo general a las políticas de elección de escuelas viene creciendo desde la primavera pasada. Los cierres escolares de COVID-19 vuelven a poner a los padres a cargo del aprendizaje de sus hijos en formas que eran inimaginables antes de la pandemia. Muchos padres actualmente dejan las escuelas de su distrito en masa.

De hecho, Associated Press reportó una fuerte disminución matricular en las escuelas públicas este año académico en los 33 estados para los que había datos disponibles. Millones de familias buscaron opciones de educación privada, como la educación independiente y la educación en el hogar. Estas alternativas pueden ofrecer una instrucción presencial más consistente y de mayor calidad que las ofertas híbridas o de educación Zoom de un distrito. Como informó el New York Times el lunes, menos de la mitad de los estudiantes K-12 asisten actualmente a la educación presencial a tiempo completo y las familias buscan cada vez más otras opciones. “Ahora muchos padres están comenzando a rebelarse, frustrados con el ritmo de la reapertura y decididos a tomar el asunto en sus propias manos”, informa el Times.

¿Qué puede pasar con la educación ahora?

“Algunos padres hacen planes de contingencia para reubicarse, asistir a la escuela en casa o retirarse a la educación privada si las rutinas de sus hijos continúan interrumpiéndose […] Una posibilidad real ya que algunos funcionarios escolares locales y sindicatos de maestros abogan por que continúen las medidas agresivas de mitigación del virus. Puede que permanezcan incluso después de que los educadores estén vacunados’’ escriben.

Es probable que la amplificación de la ideología «consciente» en las aulas acelere el éxodo actual de las escuelas del distrito. Los padres experimentan un renovado sentido de responsabilidad sobre la educación de sus hijos. Ahora, en muchos casos, tienen un asiento de primera fila de lo que sus hijos realmente están aprendiendo a través de la escuela en Zoom. Con suerte, se sentirán envalentonados para rechazar los nuevos estándares curriculares de teoría crítica y elegir una educación que valore el individualismo sobre el colectivismo.

Artículo escrito por Kerry McDonald para la Foundation For Economic Education

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.