The news is by your side.

Aumentan condena de Lula da Silva a 17 años, tribunal confirma sentencia

El Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región, de mayor rango jurisdiccional, ratificó y elevó la condena de Lula Da Silva.

Aunque previamente había salido en libertad, actualmente la sentencia de Lula Da Silva ha sido ratificada y extendida. Tiempo pasado, salió de prisión debido a un fallo del Tribunal Supremo Federal. Este dictaba que un reo solamente puede ser condenado firmemente una vez agotadas todos los recursos de apelación.

No obstante, anteriormente había sido enviado a prisión por la decisión de un tribunal de primera instancia. Actualmente los miembros de un tribunal de segunda instancia determinaron que Lula Da Silva se benefició de las obras de construcción de Odebrecht, y fue cargado con blanqueo de capitales y lavado de dinero.

¿Qué significa esto para Lula?

Los casos penales pasan por distintas instancias de apelación. Normalmente, cualquier proceso termina en un tribunal de primera instancia (de carácter local – municipal), que es el primero al que se acude. Se pueden presentar recursos de apelación, y este caso se ‘eleva’ a un tribunal de segunda instancia (de carácter estadal – regional). Se puede presentar otro recurso de apelación, y el caso sería elevado a la Corte Suprema.

MÁS ARTÍCULOS
Bolsonaro no descarta privatización total de Petrobras

Esto -hasta el segundo punto- es lo que pasa con el caso de Lula. Cuando estuvo en prisión, fue debido a una condena de un tribunal de primera instancia. El fallo de la Corte Suprema que lo liberó no fue dirigido exclusivamente a Lula, pero obligaba a todos los tribunales subordinados a acatar el fallo, pues es un decreto superior. Por tal razón, un juez ordenó su excarcelación y logró salir libre.

El caso de Lula fue entonces elevado a un tribunal de segunda instancia. Y ahí es donde está ahora, pero en vista de esto no parece que le vaya a bien.

¿Por qué parece que no le irá bien a Lula?

La razón es simple: Al este tribunal ser la segunda instancia de apelación condenarlo, y tener mayor rango jurisdiccional infiriendo mayor poder en su decisión, lo hunde aún más. Los recursos para su defensa se acaban, y los recursos que han presentado son desconocidos y pueden ser aprobados o desaprobados. Hasta el momento, su defensa sólo ha dicho que la condena ‘está politizada’ y que ‘tienen una persecución jurídica contra Lula’, sin presentar una defensa y argumentación seria.

Hay que pensarlo; acaban de extender y ratificar su condena en un tribunal regional, los recursos para su defensa se acaban, la defensa no está plantando una cara seria ni congruente contra las condenadas… ¿Le podrá ir bien a Lula? Lo dudo mucho.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.