The news is by your side.

Filipinas exige a China respetar su territorio: “Lárguense de una puta vez”

China es percibida como una amenaza a lo largo del Sudeste Asiático y esta vez fue Filipinas la que pidió a China «largarse de una puta vez» de sus aguas retirando su armada irregular.

0

Teodoro Locsin, secretario de Relaciones Exteriores de Filipinas bajo el gobierno de Rodrigo Duterte, arremetió contra China por su injerencia territorial. Parece que los abusos de China no se limitan a violar la territorialidad de Taiwán, que lleva separada 73 años de la península, sino que se extienden por el Sudeste Asiático. En el último mes las autoridades filipinas denunciaron la presencia de milicias chinas disfrazadas como «barcos pesqueros» apodados «hombrecitos azules». Dichos barcos se hicieron conocidos en marzo cuando 240 de ellos se anclaron en Whitsun durante semanas pese a las reiteradas peticiones de retirarse. Según evalúan organismos de defensa e internacionalistas, hay cerca de 3.000 embarcaciones de este tipo que se utilizan como coadyuvantes para la Armada de China. Dado que su presencia sigue en la zona económica exclusiva de Filipinas, casi todas las instancias de poder en Filipinas estallaron seguidamente contra Beijing.

milicia china arrecife whitsun filipinas
Imagen satelital de las milicias navales chinas apodadas «pequeños hombres azules» ancladas en el arrecife de Whitsun (Filipinas) el 23 de marzo de 2021. Foto: Maxar Technologies/AP

Un mes después de haberse atracado inicialmente, al menos 32 barcos de la flota inicial continuaban anclados en el arrecife. Contrariamente a la justificación de Beijing (que los barcos estaban refugiándose del viento), esos barcos permanecían ahí a pesar de que el resto había partido. Cirilito Sobejana, jefe de Estado Mayor, afirmó que al 12 de abril otros 28 barcos chinos todavía permanecían en aguas filipinas excluyéndose el arrecife. Sobejana aseveró que la cifra incluía a fuerzas militares y paramilitares, totalizando 60 barcos que no partieron cuando se les ordenó ni con sus semejantes. Para contrarrestar los desacatos de China a las peticiones de las autoridades filipinas para resguardar el territorio, iniciaron ejercicios de guardacostas. China puso una queja contra estas medidas, pero Delfín Lorenzana (secretario de Defensa) le reprendió mordazmente diciendo que China «debería ocuparse de sus propios asuntos».

Filipinas: Como se los digo… Lárguense de una puta vez

Los «barcos pesqueros» de China eran percibidas como una presencia amenazante que constituían un “intento de ocupar territorios en el Mar de Filipinas Occidental”. El gigante asiático negaba las acusaciones y tildaba de irracionales a las autoridades filipinas, pero muchos otros no eran tan escépticos.

Carl Schuster, exdirector de operaciones en el Centro de Inteligencia Conjunto del Comando del Pacífico de EE.UU. fue consultado por CNN y reveló detalles interesantes. Por ejemplo, los «hombrecitos azules» tienen armas automáticas, los cascos de sus navíos están reforzados y poseen una velocidad superior al 90% de los barcos pesqueros normales.

A sabiendas de esto, ahora el cuerpo político y diplomático de Filipinas se unió hoy a la arremetida contra China. “China, amiga mía, ¿cómo puedo decirlo educadamente? Déjeme pensar… ¡LÁRGATE DE UNA MALDITA VEZ!” tuiteó Teodoro «Teddy Boy» Locsin, el máximo representante diplomático de Filipinas.

Tras iniciar la escaramuza, Locsin acusó a China de romper sus relaciones. “¿Qué le estás haciendo a nuestra amistad? Tú, no nosotros, tú”  dijo el jefe de la diplomacia filipina, quien continuó haciendo representaciones grotescas y caricaturizadas de China. “Eres como un patán feo que obliga a prestar atención a un chico guapo que quiere hacer amigos”  prosiguió el alto funcionario, quien no se detuvo ahí. Dijo que si China intentara dar a luz a una provincia, el resultado no sería más que una «bola de excremento» en el mejor de los casos.

Respondiendo a los cuestionamientos sobe su lenguaje, Locsin se justificó diciendo que las posiciones pasivas y los acercamientos suaves no logran nada. “Su objetivo real es encontrar un trabajo post-jubilación en un taller de conversación multilateral para el diplomático cuando se pone a pastar” dijo Locsin sobre la diplomacia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.