The news is by your side.

Fiscal general de Brasil se opone a anular la condena de Lula

Las filtraciones con las que la defensa de Lula buscaba que este evadiera la justicia carecen de autenticidad, el fiscal se negó a anular la condena.

0

La Procuraduría General de la República de Brasil se pronunció en contra de anular la condena por corrupción del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que sus abogados pedían bajo la excusa de las filtraciones de la Operación Lava Jato.

La fiscal general Raquel Dodge remitió de nuevo este viernes al Supremo Tribunal Federal su postura «negativa a la petición de anulación de la acción penal que condenó al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva», alegando que hay «fundada duda jurídica» sobre las informaciones divulgadas por el medio The Intercept.

Supuestas filtraciones de Lava Jato no son excusa para libertad de Lula

El portal digital sacó a la luz conversaciones entre Moro y el fiscal jefe de la Operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, que la defensa de Lula busca hacer pasar como indebida durante el caso que acabó condenando a Lula por sus múltiples hechos de corrupción .

La defensa del exmandatario quiere usar esos elementos para demostrar que el magistrado no debió seguir adelante con el proceso y que por tanto la condena debe ser anulada.

Los abogados añadieron las nuevas informaciones a una petición que ya estaba en curso, para reforzarla.

«Filtraciones» de Lava Jato carecen de autenticidad

Dodge no cree que haya que tomar en cuenta unos diálogos de Telegram entre Moro, Dallagnol y otros fiscales.

«El material publicado por la página The Intercept, al que se refiere la petición hecha por la defensa, aún no fue presentado a las autoridades públicas (…) su autenticidad aún no fue analizada y mucho menos confirmada», dice Dodge en uno de los fragmentos del documento.

La fiscal general también se refiere a la forma en que se habrían obtenido esos mensajes.

​Según ella fue accediendo de forma ilegal a los teléfonos celulares de los implicados, algo que considera un «grave atentado contra las autoridades brasileñas constituidas».

El Supremo Tribunal Federal juzgará el martes 25 la petición de los abogados de Lula, pero según fuentes cercanas al caso es muy probable que algunos magistrados pidan más tiempo para estudiar el recurso y que la decisión se vea aplazada.

Lula está preso desde abril del año pasado en Curitiba (sur), cumpliendo una condena de ocho años y 10 meses de prisión haber recibido un apartamento de lujo entregado por la constructora OAS como pago por la obtención de negocios fraudulentos con la empresa estatal Petrobras.

Con información de Sputnik.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.