The news is by your side.

Lasso fulmina a los indigenistas: ‘‘Mercantilistas que se visten de pobres’’

Después de recibir un ultimátum del movimiento indigenista CONAIE para restablecer los subsidios al combustible, el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso les criticó y se negó a ceder a sus designios.

1

Las presiones del lobby indigenista ecuatoriano fueron rechazadas hoy por el presidente de orientación liberal Guillermo Lasso. Ayer el movimiento CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) le dio un ultimátum al presidente para restablecer subsidios al combustible. Leónidas Iza, presidente de la plataforma política, fijó el plazo muerto al 10 de agosto para que el presidente Lasso diera una respuesta al pedido. ‘‘Vamos a esperar hasta el martes 10 de agosto la respuesta a este pedido. Ese día evaluaremos convocar a la gran unidad de los sectores populares’’ afirmó Iza en una conferencia de prensa, mostrando intenciones de realizar movilizaciones. Para cumplir con la petición, Lasso debe derogar los decretos 1054, 1158 y 1183 vigorizados por el expresidente Lenin Moreno, que liberan la importación de combustibles y permiten la fijación de su precio en un sistema de bandas.

Además de esta exigencia, la organización pidió que se derogue la política minera asegurando que la actividad se expande a zonas de recarga hídrica. En la consulta popular programada para el próximo mes, Lasso plantea que los ecuatorianos decidan si quieren vetar la actividad en estas áreas. Aun así, la CONAIE exige unilateralmente la terminación de la actividad minera sin constatar la voluntad de sus connacionales, a saber en septiembre próximo. Las aspiraciones de la organización encontrarán dificultades: el gobierno adelantó que no piensa cumplir con sus demandas. Guillermo Lasso, durante su intervención en el evento Estrategia Ecuador Emprendedor Innovador y Sostenible 2030, aprovechó para responder a los líderes indigenistas. ‘‘Nosotros representamos a los pobres, no aquellos que se visten como pobres, pero son mercantilistas, capitalistas. Solo buscan la desestabilización de la democracia con fines simplemente protervos’’ replicó el presidente refiriéndose a las autoridades de la CONAIE.

Sombras del pasado a enfrentar por Lasso

Posteriormente, el mandatario confirmó que no piensa ceder a las demandas de los indigenistas y que únicamente trabajará en beneficio de Ecuador. ‘‘Aquí les decimos claro: no estamos pintados en la pared y no vamos a hacer lo que ellos quieran, sino lo que le conviene al pueblo’’ afirmó. El señalamiento de Lasso deriva de la inconsistencia del lobby indigenista con sus propias peticiones, caracterizadas por pedir subsidios a sus iniciativas. En diversas ocasiones, las autoridades de la CONAIE pidieron que las políticas públicas se orienten a «preservar el medio ambiente». Mientras tanto (y paradójicamente) también piden subsidiar el consumo industrial de combustible, que es evidentemente contaminante. Pero independientemente de donde esté la razón, la CONAIE no se caracteriza precisamente por el diálogo ni por los argumentos, sino por todo lo contrario. Tal escenario plantea retos de seguridad para el nuevo presidente ecuatoriano.

Esta organización fue la responsable del sitio a Quito de 2019, que duró más de 10 días (entre el 4 y el 14 de octubre de ese año). Causaron pérdidas diarias de 34 millones de dólares diarios en el sector turismo; solo en el Día de la Hispanidad se perdieron US$ 1.200 millones. En otros sectores, como la industria y el comercio, se reportaron pérdidas de 230 millones de dólares diarios y 181 millones de dólares diarios respectivamente. De hecho, Caterina Acosta, quien presidía la Federación de Cámaras de Industrias del Ecuador, afirmó que el 57.5% de las exportaciones quiteñas se paralizaron. El fantasma de la violencia volvió en febrero de 2021, cuando amenazaron con protestas masivas si Yaku Pérez, excandidato presidenciales, perdía la oportunidad de balotaje. Si el riesgo latente sigue, es posible que la negativa de Lasso no sea suficiente para evitar otro desastre.

1 comentario
  1. Ene dice

    Si Lasso cede a la arbitrariedad de conaie, Ecuador no perderá tanto como se perdió en el sitio a Quito. Pero Lasso y el país quedarán enfrentados a que conaie siga chantajeando una y otra y otra vez, a su capricho. Una de las estrategias, se me ocurre, es mostrar los historiales verdaderos e innegables de los cabecillas de conaie, es decir, someterlos al escarnio público, que todos conozcan la baja estofa a la que pertenecen.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.