The news is by your side.

Nike y Adidas paran compras de algodón a China por situación de uigures

Por los trabajos forzados y genocidio cultural a los que están sometidos los uigures en Xijiang, marcas como Nike y Adidas detuvieron sus compras de algodón. Pekín llamó a boicotearlas.

0

Dos días después de que 30 países aplicaran sanciones sobre China por violar los derechos humanos de los uigures, varias empresas comerciales tomaron medidas también.

H&M, Adidas, Burberry, Uniqlo y otras marcas del sector textil detuvieron sus compras de algodón a China. Resulta que el 85% del algodón producido en China proviene de Xijiang, provincia donde transcurre el genocidio cultural contra la etnia uigur. Y eso no es todo.

Un estudio del instituto Victims of Communism realizado por el antropólogo Adrian Zenz revela que al menos 570.000 uigures están bajo régimen de trabajos forzados… Y todos ellos se dedican a recoger algodón, confirmando un patrón de trabajos forzados patrocinado por el Estado propuesta por una investigación previa.

El informe hecho por el Australian Strategic Policty Institute encontró que estas empresas se beneficiaban indirectamente del trabajo forzado de los uigures.

cadena suministro nike taekwang
Relación de suministro entre Nike y Taekwang, empresa que compraba uigures para manufacturar zapatos. Fuente: ASPI

 

Sus estimaciones indican que aproximadamente 80.000 uigures fueron transferidos de Xijiang a otros lugares del país para trabajar como manufactureros. Uno de los casos que tomaron fue el de uigures (principalmente mujeres) que fueron llevadas hasta la provincia de Shandong con el fin de producir zapatos. Taekwang es la empresa para la que trabajaron en contra de su voluntad, y esta producía unos 7 millones de sneakers para Nike al año desde 2007.

Prácticamente, el gobierno chino vende a los uigures como mano de obra barata o bien para sus subsidiarias, o bien para empresas allegadas al régimen. ‘‘Gobiernos locales y corporaciones fueron alentados a proporcionar oportunidades de empleo para nuevos uigures re-educados, bajo una política llamada Ayuda Industrial para Xijiang’’ indica el documento.

Los uigures, que sufrieron la aniquilación cultural, terminaron esclavizados por empresas proveedoras de estas marcas.

Uigures, trabajos forzados y cadena de suministros

Ya las empresas venían cancelando sus relaciones comerciales con la provincia para la adquisición de algodón desde el año pasado. H&M anunció por primera vez un distanciamiento en septiembre del año pasado, mientras que Nike lo hizo un poco antes en marzo de 2020.

Un año después, al recrudecerse las adquisiciones y buscar alinear forzosamente a las empresas no-chinas, el Partido Comunista China las está presionando.

Su liga juvenil re-publicó un comunicado de H&M donde declaraba que dejaría de comprar algodón cultivado en Xijiang, lo que provocó cancelaciones contra la marca. Lo mismo ocurrió para Nike, quien además perdió promotores (artistas famosos como Wang Yibo o Tan Songyun) y para Burberry.

En ese último caso, la empresa terminó perdiendo un contrato con Tencent. Se cree que la estrategia funciona: las empresas propietarias de Calvin Klein, Tommy Hilfiger y Zara eliminaron comunicados denunciando el abuso contra los uigures.

uigures trabajos forzados fabricas china
Imagen de una fábrica de HYP, empresa a la que el gobierno chino le proporcionó más de 500 uigures. Fuente: ASPI

 

‘‘Los chinos no permiten que algunos extranjeros coman comida china mientras rompen sus platos’’ dijo Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Exteriores. Para las autoridades, las marcas que están dejando de comprar algodón deben «corregir sus errores», a pesar de la deplorable situación. Antes de pasar a la servidumbre, los uigures experimentados un profundo lavado de cerebro en centros a donde son llevados sin juicio.

Planos filtrados al Consorcio Internacional de Periodistas en 2019 muestran que estos funcionan como cárceles de alta seguridad que incluyen torturas. Una vez terminan de recibir  la educación en los centros de detención, son enviados directamente a fábricas donde realizan trabajos forzados indefinidamente. Hacen su vida en dormitorios aislados, existen cercas perimetrales para evitar que escapen y son vigilados por torretas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.