The news is by your side.

«Nosotros ya estábamos recuperando el dinero», Andrés Bernal

"Vimos que había una ruptura total entre lo que la administración quería hacer y estaba haciendo y lo que debería hacer"

0

El martes 11 de agosto, luego de conocerse que Daniel Quintero, alcalde de Medellín, aprobó la demanda por 9,9 billones de pesos de EPM a constructores, diseñadores, interventores y aseguradores del proyecto de Hidroituango, los miembros de la Junta Directiva de EPM, en pleno, renunciaron.

Entre los ocho firmantes se encuentra Andrés Bernal Correa, CEO del Grupo Orbis. Bernal le dijo a Vivir en El Poblado que al interior de la junta ya se percibían aislamientos entre vicepresidencias y gerencias, “la comunicación ya no fluía”, aseguró.

¿Cuál fue el factor determinante que los llevó a tomar la decisión colectiva de la renuncia?

“Básicamente, que la Administración no consultara temas trascendentales con la junta directiva. No es que estemos o no de acuerdo con lo que hagan, es que el gobierno corporativo exige que los temas relevantes se lleven para aprobación de la junta directiva”.

¿Por qué renunciar? ¿A caso no existían otros mecanismos para alcanzar una concertación con la gerencia y la Alcaldía?

“Nosotros citamos una junta extraordinaria que tuvimos el martes (11 de agosto) a las 7:00 a.m., para que la administración expusiera las explicaciones, las cuales para nada nos satisficieron, y por lo tanto, vimos que había una ruptura total entre lo que la administración quería hacer y estaba haciendo y lo que debería hacer respecto a consultas a la junta directiva. No vimos viabilidad de continuar así“.

¿Cómo fue la decisión interna, es decir, votaron entre los ocho o fue unánime?

“La renuncia es individual pero la carta la enviamos todos unidos, por lo tanto fue una renuncia colectiva. Los ocho al mismo tiempo”.

Detalle las razones de la renuncia.

“Notamos que cada día se aísla más la administración de la junta y a su vez, dentro de la compañía se iban aislando vicepresidencias y gerencias, lo que nunca es bueno. Siempre la comunicación fluida y abierta es lo que genera mejor análisis y mejores decisiones”.

¿Por qué no estar de acuerdo con la determinación del alcalde? ¿Cuál fue el detonante?

“Nosotros ya estábamos recuperando el dinero, de hecho la aseguradora ya pagó cerca de 550 mil millones de pesos. Lo que el gerente hizo es una de las opciones y si lo hubiéramos estudiado en la junta, hubiéramos podido definir si era la más adecuada o no. Nosotros siempre hemos buscado recuperar ese dinero, ya lo estábamos recuperando, eso es muy importante que quede claro, no es que nosotros no lo estuviésemos haciendo, no es que lo que el gerente hizo sea la única opción, hay diferentes caminos y lo correcto hubiera sido analizar pros y contras para tomar la mejor decisión”.

 ¿Qué rol debe jugar la ciudadanía en la designación de la nueva junta?

“La ciudadanía debería tener derecho de opinar, buscar personas íntegras, independientes de la administración, que solo busquen el bien de la compañía y la ciudadanía”.

¿Qué precedente deja esto para los gobiernos corporativos?

“Es un muy mal precedente, lo que ocurrió en EPM y al día siguiente en Ruta N, demuestra una fractura absoluta entre la administración y su mayor ente de gobierno que es la junta directiva. Las compañías en todo el mundo requieren juntas directivas para analizar y decidir de la mejor forma posible, el mensaje es muy fuerte y debe llevar a repensar la forma de actuar”.

Lo que ha hecho EPM como emisor de bonos y de títulos para inversionistas. ¿Cuál es su teoría sobre lo que ocurrirá en este aspecto?

“Obviamente los inversionistas van a estar muy atentos con un alto grado de preocupación para ver quiénes son elegidos en la nueva junta, cómo es el gobierno de la misma, porque si no quedan satisfechos, venderán sus bonos y esto hará que el costo de la deuda de EPM se incremente y alejará a los inversionistas de EPM. Es la posibilidad de que la compañía pueda seguir consiguiendo recursos a buen costo para su operación o entrar en serias dificultades para conseguir recursos y seguir operando”.

¿Cuál es su reflexión e invitación a juntas directivas de otras entidades públicas, privadas y mixtas?

“La forma correcta de gobierno es la que siempre había tenido Medellín, participativa, diversa, amplia, con transparencia, buscando el beneficio de la comunidad. La invitación es a siempre mantener esa línea que ha probado ser muy eficiente y muy buena para todos”.

Publicado originalmente en Vivir en el Poblado. Por: Zandra Lopez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.